Estados del Juego Fluído 1: Corazón de Agua

– Estados del Juego Fluído: El Corazón de Agua.

Si conoces la serie de artículos “Los Principios del Juego Fluído“, quizá recuerdas este término como el primero de los mismos. Debo remarcar pues, que no sólo se trata de un principio sino que al mismo tiempo es un estado de conciencia que es conveniente practicar, para alcanzarlo y poder mantenerlo.

Su utilidad radica en la estabilidad que proporciona. Te sitúa en el centro de una calma balanceada, no te impulsa, no te refrena, te incita a actuar en el momento preciso de la forma adecuada. Esto, junto al estado de la No-Mente, crea un estado de equilibrio interior que te permite dos cosas:

1. Actuar sin reacciones anormales a estímulos de cualquier clase, debido a que somos capaces de percibirlos de una manera más eficaz, y a su vez podremos transmitir nuestros propios estímulos de mejor forma.

2. Evitar, en mayor medida, los bloqueos mentales a la hora de actuar puesto que esto nos pone en contacto con una conciencia instintiva, y nos dejamos llevar por las sensaciones que transmitimos y nos son transmitidas.

De este modo se crea un ambiente de calma y comodidad en cualquier circunstancia que logra un gran efecto en nuestro dominio propio, y en la calidad de una interacción con cualquier persona, en cualquiera de sus aspectos. Una persona que transmite calma siempre  te hará sentir mayor comodidad que aquella que te dispara los nervios y te quita la paciencia.

Hablando sobre el Corazón de Agua, la manera de llegar a este estado pasa por apartar la conciencia de la mente y llevarla hacia la respiración. Este paso, aprender a respirar, será el que usemos en todas las variantes de estados que nos encontremos dentro del desarrollo de aspectos del Juego Fluído.

La primera forma de respiración que conoceremos será la respiración completa en cuatro tiempos, que es la que arranca la conciencia de la mente superficial y va abriendo el paso a la mente profunda y al estado idóneo.

Muy bien, ahora mientras lees estas líneas, comienza a respirar pausada y profundamente, y a medida que entra y sale el aire, siente como cada vez que inspiras, inspiras relajación, y a medida que expulsas el aire haces salir las tensiones, cada vez mas y mas, con cada respiración al expulsar el aire.

De la misma forma y al mismo tiempo te darás cuenta de que llegado cierto momento no necesitarás pensar en ello de manera consciente, pero tú no hagas nada especial por conseguirlo. Una parte profunda de tu mente te llevará a ese estado idóneo.

La manera de iniciar esta respiración, en la mejor de las ocasiones, es sentado con la espalda recta, da lo mismo en una silla que sobre los talones en el suelo (postura Seiza), procurando llenar todo el pecho con la respiración y llevándola al bajo vientre (posteriormente para el desarrollo de la conciencia del centro corporal, se explicará la respiración abdominal y los ejercicios de percepción del Hara). Cuida además que cada inspiración tome cuatro tiempos, y cada espiración otros cuatro tiempos, y al mismo tiempo pases en apnea cuatro tiempos, tanto despues de la inspiración como de la expulsión de ese aire que tomas.

Una vez que hayas conseguido hacerte con esta forma de respiración y has experimentado los efectos de ese estado, es recomendable que empecemos a practicar cualquier cosa que queramos aplicar después para empezar a obtener resultados diferentes a nuestra anterior manera de abordar las situaciones.

Las primeras veces probablemente te encuentres tan distraido, en una abstracción tal, que te cueste tomar cualquier clase de curso de acción. En tal caso, deja que sea tu mente profunda y tus sensaciones, tu instinto, los que te guíen. Acabas de abrir las puertas a la naturalidad.

La práctica regular (diaria idealmente) asentará esta novedad en tu rutina como algo habitual. Funcionará mejor y más facilmente con la constancia y la repetición de estos ejercicios.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s