Estados del Juego Fluido 2: La No-Mente

Quien de vosotros haya estudiado y aprendido artes marciales, medicina tradicional china, shiatsu, Tai Chi Chuan, Yoga, meditación Zen, Qigong, o filosofía oriental conocerá la No-Mente (estado llamado Mushin por los japoneses), como el estado donde tu conciencia se halla sumida en tu Centro (Hara en japonés, Dan Tien en chino), y de esta forma tu cuerpo y tu mente trabajan unidos dejándose guiar por la conciencia interior de tu ser. También habréis experimentado que trabajando desde tu Hara, las cosas resultan más fáciles de realizar, puesto que estamos usando el centro de nuestras fuerzas y energías en toda su potencia.

Varias de las máximas del credo de un Bushi (Guerrero), dicen asi:

– No tengo hogar, Yo hago que el Tan T’ien lo sea.
– No tengo poder mágico, Yo hago de mi personalidad mi poder mágico.
– No tengo principios, Yo hago de la adaptabilidad a todas las circunstancias mis principios.
– No tengo tácticas, Yo hago del vacío y la plenitud mis tácticas.
– No tengo espada, Yo hago de mi No Mente mi espada.

Traduciremos esto, en que constantemente estamos pensando en cosas que tenemos, en posesiones, sean habilidades o bienes materiales, incluso dones místicos o conceptos morales. Esto, habla de que un Bushi jamás se centraba en lo superficial.

Era profundo, estudioso, meditaba, no eran brutos que sabían pelear bien, eran filósofos y exponentes de las artes y ciencias. Estas frases que he escogido, me sirven para ilustrar que muchos se empeñan en conseguir unas tácticas, unos principios, unas llaves mágicas para conseguir las cosas.

Estas frases, explican en sus líneas conceptos como la fluidez (en forma de adaptabilidad), la creencia en uno mismo (hablando de tu personalidad como tu propio poder), el trabajo desde tu Centro (el Dan Tien o Hara), y tres estados. Vacío y Plenitud a modo de táctica, y No Mente como arma “secreta”.

Definiremos la No Mente como ese estado donde hemos conseguido una estabilidad de la mente y la respiración y nos hallamos en nuestro Hara, firmemente situados, y podremos aplicar el Vacío a nuestras acciones.

Llevamos esto de una forma subconsciente y sensorial, mas que a nivel consciente y cognitivo. Si estás concentrado en lo que debería pasar, en lo que deberías sentir, probablemente no sientas o no ocurra para nada lo que esperas. Te quedarás bloqueado.

Así mismo si piensas constantemente en lo que deberías hacer, al final acabarás por no hacer nada, y la situación se estancará, llevando a un forzoso final o a un suceso incierto.

Sólo apartando la limitación de nuestro intelecto y trabajando con el ilimitado poder de la intuición podremos llegar a este concepto. El pensamiento es un proceso válido y necesario en la mayoria de las circunstancias, pero en este caso estamos hablando de actos naturales, que no precisan de tanta reflexión, por lo tanto es oportuno vaciar la mente como paso previo.

Cuando le hayas pillado el truco al asunto, comienza a combinarlo con el Corazón de Agua, y a experimentar resultados y situaciones utilizando ambos estados a la vez y por separado. Posteriormente acabarás encontrando tu equilibrio ideal en este tema, que no es para todos igual ni de lejos. Cada persona emplea un grado de actos conscientes e instintivos diferente.

Como con todo lo que explico, la práctica regular y habitual ayuda a la mejor comprensión y funcionamiento de lo aprendido, así como a la facilidad de ejecución.

2 comentarios en “Estados del Juego Fluido 2: La No-Mente

  1. Toda la razón, os daré un ejemplo, yo he estado corriendo durante 10 meses y los días en los que me he sentido mal o simplemente me da por comerme la cabeza, noto como si mi esfuerzo físico fuera muy superior al habitual, en cambio cuando dejo de pensar y me dejo “llevar” entonces consigo mayor ritmo y llegar tan lejos como yo quiera.

    No se si he entendido tampoco todo esto, la filosofía del tema es… ¿poner la mente en blanco y guiarse por tu conciencia e impulsos?

    • Prácticamente ese es el meollo del asunto. Aprender a dejar la mente en blanco y desviar la conciencia de ella (así no estaremos atentos a mantenerla en blanco), y desde ahí ya podemos dejarnos llevar.

      Me parece particular tu ejemplo porque yo cuando salgo a correr, tengo una pequeña manía, que es la de hacer trayectos con obstáculos y ver que tal los puedo resolver. Algún día quizás me anime a contactar con algun traceur y aprender parkour, porque hacer cosas para responder instintivamente es una de las mejores formas de desarrollar esos actos reflejos. Digamos, por hacerlos aflorar.

      Por otra parte, por contraposición que también se dice… Aprender a no pensar y simplemente actuar, es otra parte del asunto.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s