Estados del Juego Fluído 4: Equilibrio Interior

– Estados del Juego Fluído: Equilibrio Interior.

Suena bien, ¿verdad? Equilibrio Interior. Saboréalo. Deléitate imaginando lo que significa. Busca el propio significado que tenga para ti. Dale las vueltas que quieras.

Para mi, el estado de Equilibrio Interior, y tal como me ha enseñado la práctica y muy concretamente mi maestro, es ese estado en el que se encuentran en balance y dentro de control emociones, pensamientos, respiración, energía, concentración y actuación.

¿A que no te sonaba tan complicado antes? Tampoco debería sonarte así ahora.

Repito, al igual que dije en la serie Los Principios del Juego Fluido (la cual todavía está por concluir, pero en ello estamos), que a veces los árboles no te dejan ver el bosque. Centrarte en un aspecto concreto te impide ver el resto de ellos.
Te quita la globalidad, la globalidad que te acerca a tu centro, que desde tu centro se origina también (véase aquí la correlación), y que tan necesaria es para poder actuar de la manera propuesta en este Juego Fluido… Y según las vías de algunas corrientes filosóficas orientales.

Haciendo mención a la MTC (Medicina Tradicional China), se considera que cualquier clase de problema atrae, de alguna manera, la atención del ser, y por tanto molesta en su vida normal. De alguna forma o de otra, te afecta a tu cuerpo, a tu mente o tu energía.

Esa molestia, ese síntoma, te obliga a prestarle atención, quieras o no. Desde ese motivo, el objetivo principal es eliminar esa molestia. Pero, y aquí empieza lo diferente… La MTC propone la sintomatología de esta manera, y mediante dos simples preguntas:

– ¿Qué me impide hacer en mi vida?
– ¿Qué me obliga a hacer?

Estas dos preguntas y sus respuestas, consiguen acercarte a la causa de la enfermedad, por la asociación de dichas respuestas con nuestras conductas y tratando de sacar una conclusión, se da un gran paso adelante en el acercamiento al autoconocimiento.

Y de todos es sabido (y yo gracias a la ocasión que me brindaron mis maestros en su día, y especialmente mi maestro actual bien lo sé), que conocernos a nosotros mismos es lo que nos acerca a ese Equilibrio Interno. Nuestro Centro.

Desde este centro todo es más claro, se ve más global. Cada vez, podremos encontrar una solución más rápida, segura y eficaz a cualquiera que sea el problema.

Pero, según este planteamiento, no se debe eliminar el síntoma, sino la causa del mismo. Para ello… Deberemos apartar la vista del síntoma y mirar más allá. Alejar la vista de este árbol para poder ver el bosque en el que se encuentra. Mención aparte de sintomas que pueden costar la vida del individuo, claro está.

Esto se puede conseguir mediante muchas herramientas, y muchos consideran la meditación trascendental como la mejor para ello.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s