Lenguaje Corporal: Miradas y contacto visual

Retomo la serie del Lenguaje Corporal hoy martes con una sugerencia de mi amigo y compañero Emirucho. Quien creyera que esto está muerto se equivoca, tengo mucho que tratar sobre Comunicaciones No Verbales. 😉

Bien, para ponernos sobre raíles diré por lo pronto que esta serie continuará, tanto con apoyo de los vídeos de Steve Mayeda (y tengo alguna sorpresita referente a ellos ;)), como exponiendo los conceptos de la Comunicación Háptica (el verdadero sentido del contacto físico), expresiones faciales, posturas, gestos y probablemente algo más.

Vayamos al tema entonces. Hoy, las miradas y el contacto visual.

Entre nosotros el contacto visual es una forma de comunicarse sin palabras que se piensa tiene grandes influencias en el comportamiento social.

Junto a la expresión facial, el contacto visual es una fuente de información acerca del estado de la persona. Recordemos el refrán: “los ojos son las puertas del alma“. Es por esto que adquirimos la costumbre inconsciente de buscar la mirada para evaluar el humor y cosas así. En algunos contextos incluso, este hecho genera estimulación.

Es importante señalar que, en muchas ocasiones, la cultura otorga diferentes significados al contacto visual, por lo que es algo que debe vigilarse. No queremos hacer pensar que vamos perdonando la vida a todo quisque, ¿no es así? 😉

Aparte, durante el flirteo, este contacto es uno de los recursos que construyen y disparan la excitación, el interés, la estimulación y la atracción (recordemos el magnetismo de la mirada), en algunas situaciones. Importante señalar que la dilatación de las pupilas manda un mensaje acerca del nivel de éstos, siendo tal que cuanto más dilatadas, más de ello. En cambio las pupilas más cerradas mandan un mensaje más frío en cuanto a esto se refiere.

Eso si, no nos flipemos con esto, porque los niveles de luz y el consumo de según que sustancias, entre otras cosas, pueden afectar a la dilatación pupilar directamente.

Algunas personas sin embargo pueden encontrar dificultades (por personalidad, por trastornos o enfermedades, o por cualquier clase de fobia psicológica) a la hora de mantener el contacto visual.

Recordemos además que un cruce de miradas puede ser el gatillo que dispare el acercamiento físico a otra persona, puesto que puede crear lazos profundos. Además de intensos e íntimos, todo sea dicho.

Hagamos un recuerdo a otro artículo anterior titulado Lenguaje Corporal: Detalles de cabeza y cara, el cual habla brevemente sobre miradas. Sin embargo, debemos acudir a Principios: Sensualidad (II) para ver algo más profundo sobre ellas.

Esto, para compañeros como Emirucho (que guarden curiosidad sobre ellas) lo anuncio, habla de las miradas seductoras. Y bastante bien, me atrevo a añadir.

Hasta aquí el artículo de hoy. El martes que viene, Expresiones faciales y la Sonrisa.

Bienvenidos al Camino

Kheldar

Un comentario en “Lenguaje Corporal: Miradas y contacto visual

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s