¿Nos tiramos de un avión?

Y con esa pregunta suelen convencerte de la locura irracional que supone saltar al vacío en una altura aproximadamente situada entre 4000 y 10000 kilómetros de altura.

Lo que comenzó como un entrenamiento militar hoy se ha convertido en toda una modalidad deportiva y un hobby a escala mundial, de múltiples maneras y en variados escenarios. Hagamos un repasito a título orientativo.

Caída libre: Para los que no creen en la gravedad.

Se han originado variantes deportivas en torno a la caída libre (la cual deriva de la necesidad de tener el paracaídas cerrado hasta el límite necesario para estar lo menos expuesto posible al fuego enemigo), y al paracaidismo como tal.

De la caída libre obtenemos estas variantes:

  • Salto BASE: La versión especialista por tratarse de unas dinámicas diferentes. Menor altura de salto, subido a hitos del terreno (edificios, torres, antenas, acantilados u otros de origen natural). Requiere de gran práctica y manejo antes de afrontarlo, por la maniobrabilidad de la que precisa.
  • Vuelo libre/Estilo libre: Variantes en las cuales el saltador realiza piruetas, posiciones, formas y direcciones combinadas entre sí. Podría compararse con deportes tipo gimnasia olímpica o bien incluso con coreografías.
  • Skysurf/Wingsuit: Variantes dotadas de una parafernalia diseñada para realizar determinadas maniobras en el aire. En el skysurf se te dota de una tabla parecida a la del snowboard, mientras que en el wingsuit acabas embutido en un traje que une los miembros con membranas similares a las de una ardilla voladora, gracias al cual el desplazamiento puede ser casi totalmente horizontal y a mayor distancia, por la reducción notable del desplazamiento vertical.
  • Salto tándem: La variedad recreacional, y frecuentemente la más usual. Otra persona realiza el salto por nosotros y solamente debemos disfrutar de la experiencia despreocupadamente, procurando no interferir con las acciones del instructor que maneja el paracaídas.

Mientras tanto, el vuelo con paracaídas aporta las variantes del salto de precisión, y otras variantes que incluyen piruetas y maniobras a ras de suelo a altas velocidades. Swooping y Ground launching son los nombres por los que se conoce a las variantes que incluyen esa práctica.

Mencionar también que existen cursos de técnico deportivo en deportes aéreos. Regulados por el ministerio de Educación y Ciencia en España, aportan una titulación y una formación en el deporte en cuestión y te autorizan a practicar, enseñar a otros y guiar excursiones de este tipo en dicha disciplina, por lo cual son perfectos para quien quiera trabajar como instructor de deportes aéreos. Hasta ahora, he visto el de parapente.

Y para despedir el artículo, un vídeo de una puta locura:

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s