¡A por más y mejor sexo!

La revista Men’s Health ha realizado unas cuantas encuestas en lo referente a lo sexual a mujeres estadounidenses. Los resultados dejan una clara realidad: a un 87% de ellas les gusta guiar a sus compañeros de juegos en la cama. Veamos cómo.

Explora lo inexplorado

“Aún tengo muchas zonas erógenas que él no ha descubierto; detrás de la rodilla, el codo, el tobillo, y muchas más…” Verónica, 41

Es decir colega, que te dejes llevar por el mapa de sensaciones que su cuerpo ofrece. No hay más vuelta de hoja, no seas el colmo de la evidencia (tetas-culo-ingles).

Sube el volúmen

“Me encanta oírle cuando está disfrutando. Así se que lo estoy haciendo bien. Si te dejas llevar, yo también lo haré”. Crystal, 29

Vamos, que no tengas miedo de gemir, o incluso rugir… Si es lo que te nace hacer. Un consejito, nada de voz estrangulada. Nada de subir el volumen estridentemente como si te retorcieran las pelotas. (Sex God Method, lectura obligada. ;))

Instintos animales

“Aún espero el día que al regresar del trabajo, me tire directamente sobre la cama y me lo haga como un salvaje”. Michelle, 34

Es decir colega… Sé impulsivo, improvisa, no esperes a que la cosa surja. Crea tus propias ocasiones de la nada. Es una fantasía… Pero no abuses de ello, no sea que le hagas perder el toque. En la mesura (y la variedad) está el gusto.

Amigo de la tecnología

“El hecho de que me guste usar juguetes sexuales mientras estoy con él no significa que él está haciendo algo mal. Erika, 28

Continuidad, no cortes el rollo

“A veces, cuando estoy al borde del orgasmo y gimo con más fuerza, él se sobreexcita y se lo toma como una señal para cambiar de postura. Entonces se esfuma el orgasmo y tengo que empezar de nuevo”. Kim, 26

Hazle caso al lenguaje no verbal de ella. Te muestra lo que quiere, con su pelvis, con sus labios, con sus manos… Si te aprieta, te abraza con más fuerza, te envuelve… 😉

Comparte tu videoteca

“Hay cierta clase de porno que me pone a mil, incluso el lésbico. Me encanta verlo juntos.” Amanda, 29

Sobran las palabras. Investiga los gustos de tu chica… O de tu chico. Y si os gusta la idea, avanti con ello. ¡Lo mismo sacáis muy buenas ideas de la película!

Casi sin querer

“A veces me gusta provocar a mi chico tocándole como si fuera sin querer.” Jasmine, 24

Es decir… Si coloca sus manos o las tuyas en alguna parte, déjalas ahí. Siempre puedes devolver la bola a su campo, y hacer tú lo mismo.

Juego de variedades

“Me apasiona el sexo, pero no cuando se convierte en una rutina” Ana, 20

Variedad. Punto redundante. Hazlo por la mañana en vez de antes de dormir… O mejor aún, a lo largo del día. Nada como un descansito “para comer” más largo de la cuenta.

Detalles por sorpresa

“Un beso inesperado en la nuca me pone más que una hora de preliminares”. Stacey, 43

Bueno, pues ya sabes… A investigar disparadores de estado de tu pareja. Chicas, a nosotros si nos sabéis coger el cuello y hacer que nos tiemblen las piernas… Suena la campana. Chicos, esto también funciona a la inversa. Pero investigad, que es lo bueno.

Toma la iniciativa con el tema

“Me gustaría hacer cosas más atrevidas, pero no sé cómo decírselo”. Ashley, 27

Sugerencias a media voz, ponerse de acuerdo preguntandole fantasías que tenga, señores y señoritas, es el punto importante aquí. Comunicación. De hecho el hablar de fantasías, aunque luego no te atrevas a hacerlas, estimula la inmersión del momento y te dejas llevar más de lo que habrías pensado.

Emociona a tu pareja

“Basta con que me mire fijamente a los ojos para llevarme al orgasmo. Las emociones me ponen a mil.” Amy, 33

Jugar con las emociones puede ser una baza importante para ambos sexos. Aprended vuestras necesidades, y no tengáis miedo de poner las cartas sobre la mesa. Seguro que la mejora de vuestros ratos de cama valdrá la pena.

—————–

Y hasta aquí los datos a compartir hoy, recordad que no hay excusa que valga si se trata de buscar el mutuo bienestar sexual. Que quieras que no, a todo hijo de vecino le gusta hacerlo. Sobretodo, hacerlo bien y disfrutar con ello. Ya sabes que hacer la próxima vez que te de por pensar “joder, nos come la rutina en la cama”. 😉

Fuente de los datos aportados: Men’sHealth.es

Presentación, retoques y comentarios: Kheldar

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s