Llevando la sensualidad a la realidad.

El artículo de hoy aborda lo que algunos me preguntaron en su día y de lo que me acabo de hacer consciente, teniendo una conversación con la persona que representa mi mayor fuente de inspiración en cuanto a romance y sentimiento se trata. Vivamos la magia juntos.

Mi inspiración. Una peliculera llamada Mery.

Para aquellos que no conozcan o no recuerden la pregunta… Os pongo sobre raíles. Me preguntaron cómo se puede llevar a una conversación la sensualidad. Más concretamente, se dijo que habría que tener algún ejemplo, o que quizás convendría alguna explicación a posteriori que sea meritoria de estudio y agradecimiento, y digna de admirar.

Qué puedo decir… Yo no tengo la capacidad de análisis que tiene el agente oo7, pero estoy seguro de que puedo daros ese ejemplo y unas pequeñas pautas para que experimentéis. Veamos primero el ejemplo… Después sacamos las pautas.

A partir de aquí mejor aderezar el escrito con música. ¡Dadle al play!

Os pongo en contexto. Mi querida peliculera y yo estábamos conversando, y hubo un comentario que me despertó enseguida. Sí, yo acababa de salir de la siesta… xD

¿Qué comentario? Que le dolían las piernas, y precisaba de mis dotes como masajista… Acabamos de liarla, pequeña. La maquinaria echó a rodar. A partir de aquí, la conversación se tornó bastante mas… Sensual, exacto. Sería injusto negar partes de la conversación, pero no puedo ponerlo todo por aquí, asi pues…

Pondré la parte de mayor carga en emoción y sensación, para mi.

Kheldar: Y dime, te importa si ya que estoy con las piernas me paso por la cadera, el vientre, la espalda, tu pecho, tus hombros, cuello, brazos… En definitiva, ¿y si te recorro entera?

Mery: ¿Me vas a quitar el dolor?

Kheldar: Probablemente empieces a sentir más placer que dolor.

Mery: Pues entonces me parece genial.

Kheldar: Quizás no tan genial como a mi descubrir tu cuerpo y reseguir toda tu figura… Comprobando paso a paso como reacciona tu piel, tus músculos, tu circulación y tu respiracion a mi contacto.

Sintiendo tu piel tersa, llevando el calor y la sangre a todas partes por tu cuerpo, destensando y relajando todo y al mismo tiempo infundiendo vigor, quitando la rigidez…

Y como pequeño guiño travieso, besos y mordiscos por sorpresa, donde mas se me antoje. Donde menos te lo esperes.

Quiero privarte de la vista y que solo puedas esperar a sentirme al tacto… Que no te de miedo pedir, esta experiencia es de los dos.


Ninguno de los dos nos queremos perder eso. Releyéndome, me dí cuenta de que esto es justo la clase de cosa que esperaba para poder transmitir esas sensaciones que a veces me embargan. Qué curioso, ¿verdad? Es culpa tuya, Mery. Pero me gusta.

Me vais a perdonar, este artículo lo escribo para todos pero en especial, para mí y para ella. Así pues, voy a cumplir mi promesa. Veamos qué pauta se puede sacar:

  1. Despierta y comienza a sentir: Probablemente aparezca algo que te haga llegar a este primer punto. No te preocupes, este aparece si o SI. Si no, dudo que realmente haya atracción entre tu y esa persona. Una vez pase, que pasará…
  2. Aprovecha el hilo y haz que sienta: No sientas miedo de concederle lo que pide. No estas perdiendo valor, no estás regalando nada. Te entregas a un momento juntos, al mutuo placer y disfrute. Esto es por los dos, recuerda.
  3. Transmite tus sensaciones, sin miedo: Este punto es para mí el más importante. No hay que tener tapujos de decir nada… En mi caso yo quiero recorrer el cuerpo y la piel de Mery con mis manos, con mis labios, con mi aliento, con todo mi ser. Recuerda, esto es como haría Don Juan. Siente y realiza. 😉
  4. Dale emoción, misterio y curiosidad: Promueve que haya algo que no entre dentro de su control. Sugiere que se entregue y se abandone a la experiencia, que confíe en ti. A estas alturas, tu cuerpo y el suyo estarán hablando entre sí. Escucha, déjate llevar, y pasemos al siguiente punto.
  5. Anima a que participe contigo: La experiencia, como le digo a Mery, es de los dos. Sin la menor duda, queridos y queridas, nada como escuchar lo que desea la otra persona y concedérselo a tu manera, suave pero firme, jugando… Pero sin dejar de sentir y hacer sentir.

Ya solo falta salir ahí fuera y probarlo cada cual, ¿no os parece? 😉

Como me gusta decir últimamente, se puede experimentar tanta alegría proporcionando placer a los demás que se sienten ganas de darles las gracias. Quien no aprecia los placeres de la vida, no los merece.

Abrazos a todos,

Kheldar

PD: Que sea esta mi película de las 14 vidas, Mery. O el trailer…

Que en realidad el día es mañana. 😉

4 comentarios en “Llevando la sensualidad a la realidad.

  1. Francis comparte tus reflexiones estimado Kheldar

    1. Despierta y comienza a sentir
    2. Aprovecha el hilo y haz que sienta
    3. Transmite tus sensaciones, sin miedo
    4. Dale emoción, misterio y curiosidad
    5. Anima a que participe contigo

    Escucha lo que desea y……………….. dáselo a tu manera………

    Un perfecto concentrado de conceptos. Muy bueno Kheldar.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s