Actitudes y zancadillas, por Cuantum

Hoy contamos con otra colaboración del compañero Cuantum, una reflexión bastante placentera y acertada que os ofrezco encantado. Veamos que nos cuenta.

Fotografía cedida por Lia.

Cuando empiezas a aumentar tu valor, dentro de tu círculo de amistades te vas a encontrar con todo tipo de reacciones o respuestas por parte de tus amig@s.

El ser más activo en el trato social (algunos dirían “más alfa“),  puede despertar envidias, celos y otra serie de sentimientos que no son nada beneficiosos para la amistad entre dos personas. Sin ir más lejos, cuando seas un conquistador y le hables a una chica que le gusta a algún amigo tuyo, este se puede llegar a sentir ofendido, pensará que es una falta de respeto y se sentirá vulnerable, quizás pueda incluso enfadarse contigo e intentar darte algún tipo de reprimenda o incluso puede tener una pataleta delante de todo el grupo para intentar mostrar que manda o no tiene la culpa de la situación, pero tú si.

Esta actitud lo que nos muestra es que la persona en cuestión, aparte de no tener las cosas claras, (algunos dirían “de ser un/una beta cerrad@”), se trata de una persona insegura y refleja su inseguridad proyectándola hacia ti. De hecho es muy posible que se coja alguna paranoia y vea cosas donde no las hay. Esto es debido a que si  estas pasando de ser una persona pasiva a ser activo socialmente, el resto posiblemente se van a extrañar y van a intentar competir contigo para mantener la hegemonía.

Tu no pierdas la calma, si no te has insinuado a la que supuestamente es “su chic@/rollo” no tienes de que preocuparte, pero aunque lo hubieras hecho, si el está de rollo que acarrée con las consecuencias, y si no le gustan que cambie su tipo de relación. Pero que no tenga la caradura de reclamar libertades que luego no respeta ni para sí ni para el otro.

Es más, de actitudes como esta podemos deducir que estamos haciendo bien nuestro trabajo, ya que por mucho que nos digan que les estamos haciendo la zancadilla, la realidad es que se la están haciendo ellos mismos quedándose parados como unos pagafantas y viendo como “su chic@” se enamora de otro, sin ánimo de ofender a nadie, en cuanto una persona que se supone que sois amigos decide romper la amistad porque ve en ti una potencial amenaza en cuanto a relacionarse con otras personas, es porque esta persona no merece la pena como amigo, asi que si decide alejarse de ti, cuanto más lejos mejor.

Esta solo es una de las actitudes que podemos encontrar por parte de nuestros amigos que probablemente seguirán siendo asi, después podremos encontrar reacciones un tanto adversas por parte del que siempre ha sido el gallito del corral del grupo, incluso por parte de las chicas dominantes, chicas que están en el grupo y tienen más influencia que muchos de los chicos.

Así pues, próximamente y tras tener alguna que otra conversación con mi amigo Kheldar intentaré tratar estos aspectos.

Por el momento dejaremos que siga fluyendo la magia.

3 comentarios en “Actitudes y zancadillas, por Cuantum

  1. No acabo de estar muy de acuerdo con este artículo. Me ha sonado un poco a “todo vale en el amor y en la guerra”. Yo creo que entre amigos la competencia está de más y también es bastante responsabilidad por parte del que es socialmente más capaz el saber mantener el buen rollo, el no querer imponerse al resto de sus amigos que no han sido capaces de desarrollar tan bien sus cualidades sociales. Vale que uno no va a tener que estarse reprimiendo si es bueno socialmente solo por no ofender pero yo creo que no está de más medir y saber cuando puedes hacer daño a un amigo. Yo sé lo que es que un amigo se lleve delante de tus narices a la chica que te gusta y aunque mi inacción tuvo parte de culpa sinceramente creo que estas cosas entre amigos no deberían hacerse.

    • Particularmente veo que habla de un caso en el que una persona simplemente culpa a otra de las cosas que hace mal.

      No creo que se refiera a un “todo vale”, mas que nada porque habla del hecho de que una persona considera que estás haciendo algo que realmente no haces. En tal caso, y de estar sobre aviso, si que sería por ejemplo culpa de la persona más sociable. Pero, y tal como me ha pasado a mi mismo, siempre puede pasar, que aunque tú no sabes algo, te culpan de ello igualmente. O incluso que dos personas empiezan a salir, y a una le prohíben expresamente liarse contigo…

      Cosa que es lo primero que va y hace según te ve. Y a raíz de eso perder a esas dos personas, una por su enfado y otra vete a saber por qué. Culpabilidad supongo.

      Lo dicho tio, si el amigo no quiere hacerse daño, como mejor lo hará es declarando sus VERDADERAS intenciones, y pidiendote que no te pases de cierto punto con esa persona. De toda la vida, y según el “código de los colegas” si SABES que esa persona le gusta (mucho o poco, eso da igual), te apartas. Sobretodo si tiene posibilidades con ella.

      Agradezco tu comentario, compañero.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s