Octavo error: Delegar en otros y no tomar la iniciativa

A todos nos gustan las personas que saben tomar decisiones y no quedarse a verlas venir y quedarse en la parra. Hay veces que hace falta un empujoncito.
No se puede esperar que la otra persona haga todo el trabajo. No se debe esperar que esto sea así, tampoco. No es grato dar sin recibir, esforzarse sin gratificaciones.

Quizás la otra persona, el chico o la chica, sea tímida, poco dada a tomar decisiones por su cuenta y necesite el pequeño empujoncito al que hemos aludido antes.

Ahora bien… No todo el mundo es sutil para captar las indirectas, y aún a quien sí lo fuera, se le pueden escapar… Sean demasiado obvias o demasiado refinadas.

A veces también resulta mejor ser directos y sinceros y no tirar por la via sutil.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s