“Podemos ser amigos…”

O puede que no. ¿Qué te hace pensar que si tú pones trabas desde un primer momento al conocernos, yo quiera hacerte caso? Ah, nada… Eso pensé yo también.

Y en otras circunstancias, si ya tenemos una historia larga e intensa y últimamente no has hecho más que dañarme con tu actitud y tus desplantes, ¿qué crees que voy a querer saber yo de ti? Ah, nada… Eso creía yo también.

Creo que esto te lo dice claro.

Espera, ponte esto mientras lees. Me apetece amenizarlo con música:

¿Que si me enfado contigo? No, para nada. Me decepciono y pierdo ciertos reparos. Me puedo volver más crudo, pero eso no es un enfado. No me parece un motivo para enfadarme que “me seas sincera” y me digas cosas como que mi edad, mi aspecto, mi forma de ser, o lo que sea no pegan contigo; y que como mal premio de consolación quieras hacerme tragar con la pantomima de ser amiga mía.

¿Que por qué soy tan borde? Bueno, pues ahora te lo cuento.

Soy tan borde porque me da la gana serlo.

En realidad, no estoy siendo borde. Yo también te estoy siendo sincero a ti, aunque en plan sincericida. Quemando los barcos y los puentes.

Soy exigente con mis amantes y parejas, pero más todavía con aquellas personas a las que llamo “mis amistades”. Por muy comprometido con el poliamor y los estilos de vida alternativos que esté uno, eso no significa que prescinda de valores ni de un auto-respeto mayúsculo.

¿O qué te pensabas? ¿Que las amistades que mantengo salen de una negativa a algo más íntimo porque “es mejor que nada al menos”? ¿Que soy de decirle a la gente que “me da igual cómo, pero yo quiero tenerte en mi vida” y me pongo una máscara que esconda mi dolor mientras estoy en un lugar sumamente lacerante? 

Perdona que me ría en tu cara.

Acabas de señalarme que no pego contigo por alguna razón. Que necesitas cortar lazos y poner distancias. Que te he defraudado de alguna manera, quizás… Y, curiosa contradicción, me dices que quieres ser amiga mía.

Resulta que para eso sí que pegamos. Para eso, no soy tan “lo que sea que era”. Suponiendo que no estés proyectando sobre mí lo que estás haciendo tú, lo cual es muy sencillo de comprobar.

¿Sabes, querida? A esto que haces no se le llama sinceridad, sino hipocresía. Tampoco se llama amor, ni respeto. Ni me demuestra que me valores (en especial cuando has dejado de compartir conmigo cualquier cosa que no sean tus dramas, y ya sólo me pides a mí los favores que no consigues de ninguna otra persona).

Según sea el caso, no te preocupo yo en lo más mínimo. Únicamente tu fachada, y quién sabe si también lo que podrás estirar de la cuerda hasta que se rompa. Es una salida cobarde para no afrontar una situación que sí, puede que sea incómoda, pero que se puede resolver con un mínimo de consideración.

Y para mí es realmente gracioso que lo maquilles de sinceridad por mantener tu máscara de “chica políticamente correcta, deseable, con principios y opciones de sobra”. Más aún si te has cagado en tus propios valores y es por ello que estamos en esta situación.

Espera, ¿cómo dices?

¿Que si no tengo amigas que no me haya tirado? ¿Que si no tengo amigas que sean ex parejas también?

Por supuesto que las tengo, pero son amigas porque se lo merecieron sin margen a duda. ¡Y de algunos casos hace más de diez largos años! Mira, no buscaron que sigamos siendo amigos como excusa para nada, sino que surgió así por lo que fuera y se lo ganan cada día. O con la suficiente frecuencia, cuando menos.

También llamo amigas a aquellas mujeres que son más que eso y a su vez también merecen que las considere amigas. Esa clase de implicación en mi vida y de actitud para conmigo es lo que diferencia a mis amigas de ti.

Que ellas no me prejuzgaron en dos charlas o tras una situación complicada. Más aún, que ellas se dignaron a conocerme bien y apostar por mí, a saber de mi vida y mis circunstancias, a mirar más allá de mi apariencia y mi edad, a rascar bajo la superficie para enterarse de mis creencias, motivaciones y duelos… Y sucede que lo que encontraron les gustó, de una forma o de otra, y simplemente fueron lo que desearon ser para mí. Lo que les nació. Lo que ambos deseábamos que esto fuera. ¿Captas esta diferencia, querida?

No dijimos “vamos a ser solamente amigos, ¿está bien?“, ni tampoco “esto es solo sexo/un rollo/algo esporádico y después tan amigos“.

Tengo la suerte -o quizás desgracia- de que me gusta tener cierta implicación con las mujeres con las que me relaciono.

Ahora, probablemente me estés llamando de todo y nada bueno. Por supuesto, por dentro de tu cabecita pero sonriendo y poniendo buena cara, pues recordemos que no se te puede notar nada: tú eres sublime, inalcanzable e imperturbablemente serena y graciosa.

¿Pero sabes qué? No me importa, preocuparme no vale de nada contigo. Siempre he odiado a las personas prejuiciosas y superficiales.

¿Que no te lo mereces, porque has sido maja, simpática, cortés y agradable? O en su caso, porque has intentado terminar la relación en términos cordiales…

Bueno, precisamente ahí veo yo el problema. Has tenido la necesidad de ser cortés para mantener tus dos máscaras (la que ves tú misma y la que ven los demás) totalmente intactas.

Para no salir afectada, dañada, perjudicada socialmente (ya que en lo personal si te afectase harías las cosas de otra manera) o lo que quiera que sea lo que intentas conseguir con esto.

Porque no tienes las pelotas que hay que tener para afrontar las situaciones tal como vengan, independientemente de los prejuicios que seguramente te han inculcado y de los que coleccionaste por tu propia mano. Porque no demuestras confiar en mí ni quererme realmente en tu vida. Y por eso, no quiero ser tu amigo.

Dime una sola cosa verdadera que hayas hecho para merecerlo, si eres capaz.

Yo también sabía que no podrías.

—-

Si, esto que véis es uno más de mis venazos. Originario de 2010. No tiene un por qué claro, escribí esto simplemente porque estoy harto de sufrir que personas a priori interesantes, de esas que aportan a tu vida y te enriquecen, terminen por convertirse en odas a la vacuidad y tener la poca vergüenza de decirte que “seamos solo amigos“. En algunos casos, aún sin haber llegado a tocar el tema sexual con esas personas. Perdona que te lo diga, pero no me gusta ser amigo de gente con prejuicios y tan rápida con las etiquetas utilitarias.

Soy uno más de tantos hombres que están hasta las pelotas de ver tonterías como estas todos los días. Y que de hecho se apostaría las mencionadas a que estas acciones son las responsables de que muchas mujeres no tengan al hombre que quieren, puesto que al chico que esté en estas circunstancias (y en esto me juego mi palabra prácticamente, siempre que el tio tenga un poco de respeto y amor propios) muy probablemente no le interesará invertir un tiempo irrecuperable con una más con la que no va a llegar a nada íntimo ni significativo.

Y todo por culpa de fachadas.

De disfraces, barreras, armaduras, máscaras, prejuicios, muros y bloqueos.

Ahórrate la pregunta del millón, porque la famosa “pero, ¿tu no tienes amigas de verdad?“. Las tengo, son excelentes como amigas y fenomenales personas en sí. Recalco que todas ellas han hecho algo por llegar a serlo, y por ejemplo,  diré que encontraron el modo de llevar años en mi vida. De durar y que no perdamos la chispa.

Se me ocurren mas cosas, pero no las contaré aquí. No de este modo.

Espero que mi reflexión sirva de algo a las personas que se dejan, y muy sumisamente, capar por personas que les prometieron amistad o algo más pero no se interesan realmente por ellos.

Mi culo no se vende, pequeña. O haciendo un homenaje a Tony Montana, ni mi palabra ni mis pelotas se rompen por nadie.

Ni, dicho sea de paso, voy a traicionar mi autoestima, ni mi amor propio, ni mi auto-respeto. No me estás respetando como persona al emitir juicios premeditados sobre mí (y más si lo haces sin conocerme o proyectando lo que tú haces y yo tolero con la esperanza de que vuelvas en sí); ergo mi conclusión es rápida, simple y bastante lógica: no mereces un interés ni unos sentimientos que tú misma no observas. Y FIN.

Kheldar

Actualización Junio 2011: Casi un año después de haber escrito esto, las cosas se mantienen tal como las he contado. No hace falta que comente que tengo una visión particular de la amistad y me niego a utilizarla de pantalla.

Ninguna persona debería verse obligada a sufrir en silencio porque desea estar más íntimamente ligado a alguien que quiere ser su amiga, aunque sea como último recurso para evitar algo que tal vez le hiciera más daño como es el rechazo directo.

No puedo obligar a nadie a aceptar mi visión particular del asunto pero basta con empatizar un poco. Todos hemos sufrido rechazos, por parte de personas que nos gustaban y por parte de personas que no pero creímos que serían algo seguro.

Un año más tarde de haber escrito esto, tengo una clara idea: quien quiere estar contigo lo hace sin importar qué, cómo, cuándo, dónde, etc. Si estáis distanciados, hace por retomar el contacto. Si te echa de menos, hace por verte y por estar presente.

A eso considero yo muestras de verdadera amistad, cuando no de algo más.

[Actualizado nuevamente en 2016 para corregir gramática, ortografía, sintaxis, ordenación de párrafos y expresiones liosas.]

Como bonus por el sexto aniversario, se ha añadido un segundo caso al hilo principal: ahora, además de hablar de la oferta de amistad como tapadera usual de un rechazo amable y políticamente correcto, también se habla de una ruptura que la otra persona trata de hacer también cordial, lo que cree que será sencilla y no resulta serlo; y cómo no, políticamente correcta.

Quisiera hacer notar que, en ocasiones, no sólo no es una salida fácil sino que es una progresión natural de la relación, que toma un ciclo nuevo donde se fortalece la filiación y puede volver a ser tan cercana e íntima como fue tiempo después de centrarse en crear ese vínculo filial. Es importante aprender a distinguir, pues en medio del dolor podemos dar fácil cabida a confundir una cosa con la otra.

23 comentarios en ““Podemos ser amigos…”

  1. (…)”Dime una sola cosa verdadera que hayas hecho para merecerlo (considerarte mi amiga), si eres capaz…..Yo también sabía que no podrías”…..
    Francis tiene amistades (pero las de verdad) en cada rincon del planeta, hasta en los rincones mas inhospitos y desconocidos (por cosas que no vienen al caso), pero, y a decir verdad, me faltaba este escrito para confirmar que se trata de un FENOMENO MUNDIAL. Podriamos traducir este escrito al Japones, Aleman, Ingles, etcs, todos lo entenderian perfectamente y dirian OK. Hay muchas mujeres que llaman “amistad” a no se que cosa (una especie de insulto permanente a esta palabra). De todas maneras, intentaremos explicar la mecanica de este acontecimiento……..si se puede….seguramente que si. Estimado Kheldar, gracias por el articulo, hoy llego a una conclusion ESTADISTICAMENTE correcta. Hay que empezar a decir la verdad, que opinas?………………sabia que estarias de acuerdo……….

  2. Aqui hubo unas enormes ganas, entusiasmo y pasión por escribir esto.
    Es muy bueno, aunque he escuchado que en casos como estos, esa mujer que esperabas que sea algo mas, se convierta en una amiga despues de esa tediosa oración que ha dicho, es bueno tenerla para que te presente otras amigas de ella.
    Pero vuelvo a algo… a la HONESTIDAD, por sobre todas las cosas, AMEN.

  3. ¡Parece que lo haya escrito yo! xD

    Es un alivio saber que no es un sentimiento aislado, que nos ha pasado ya a muchos, y los que realmente queremos terminar bien las cosas somos nosotros, pero algunas veces se convierte en un imposible del que no se merece luchar.

  4. ¿Que si me enfado contigo? No, para nada. No me parece un motivo para enfadarme que “me seas sincera” y me digas cosas como que mi edad, mi aspecto, mi forma de ser, o lo que sea no pegan contigo y como mal premio de consolación me quieras hacer la pantomima de ser amiga mia. ¿Que por qué soy tan borde? Bueno, pues ahora te lo cuento. —>Debí haberme atrevido a decir algo así el sabado que pasó…

  5. Creo que soy el unico que en realidad ve un acto de reactividad total y repulsion hacia la mujer.

    Me gusta el blog de mi amigo kheldar pero no por eso voy a estar de acuerdo con el. Es la primera vez que posteo un comentario en su pequeño gran mundo y lo hago porque hoy tengo algo que decir.

    No me parece normal que se llegue a ser mas exigente con tus amigos, que con tu pareja. Sea como fuere. Si le das la importancia que le esta dando, es que es alguien que realmente es importante para el. Y dudo mucho que eso sea solo para echar un polvo o pasar el rato.

    Creo que hay que valorar la amistad, pero aqui la estas sobrevalorando poniendola encima hasta del amor. Faltando el respeto a ese sentimiento y siendo totalmente reactivo hacia las mujeres, teniendo en cuenta que lo que ellas buscan es inconscientemente darte la respuesta menos dolorosa.

    Pero cada gallo a su corral.

    Un saludo Kheldar y compañia.

  6. Gracias por tu comentario y tus saludos, Sweet. Paso a responderte.

    No hay repulsión alguna por la mujer, sino por la actitud que predomina en muchas de ellas. Es posible que llegue a menospreciar lo que intentan y me encuentre en un reactivo al respecto, pero como se puede apreciar ahí, lo que me encrispa es que quieran hacerle semejante insulto a la amistad intentando convertirla en un premio de consolación por no alcanzar o no desear algo más. Y lo siento, por ahí no paso.

    Sería igual de feo que la falta de respeto que me ves hacerle al amor, que de hecho también se puede encontrar entre personas que solo comparten amistad, pero enfocado en otra manera. Quizá más platónico o hasta filial, pero amor igualmente.

    Sería no valorar la amistad hacer caso omiso de esto y continuar dejando que lo hagan (que me lo hagan, si quieres verlo así también), pues aunque intenten ahorrar(nos, me) o evitar(nos, me) una cuota de dolor, veremos que de por sí -si la persona te gusta de verdad- no hará sino crecer por un sentimiento de frustración que todos, aún en condiciones como las de los que pasan por miles de rechazos, sentiremos por igual.

    Y toca sentir eso, prácticamente cada vez que veas a esa persona. Siempre que fueras honesto con lo que piensas y sientes acerca de ella, si es que tuviste tiempo de manifestarlo por cierto… Porque como verás también hago alusiones a aquellas personas que, sin ninguna clase de preámbulos, directamente te “rechazan”.

    Se dice mucho que no es a uno a quien rechazan, sino a su juego. Pero no me lo trago. Aquí -siguiendo el ejemplo anterior, que también está en el escrito y quizás es lo que más reactivo suena- no ha habido tiempo material a jugar, ni siquiera probablemente llevásemos tiempo hablando -figurando la situación, claro está- y ya te ha plantado un “no me gustas para esto, pero como amigo lo que quieras”.

    No espero que lo que hago le guste a todo el mundo, que todos me den la razón o nada por el estilo, si es cierto que eres la única persona que públicamente ha manifestado esta opinión y la expone a la vista de todos. Y te lo agradezco.

  7. Bueno mi intencion no es entrar en polemicas con nadie. Creo que eso lo sabes. De ahi que en parte no me guste escribir en los blogs y menos en los de gente que aprecio.

    Sin embargo, llevo un tiempo estudiando las relaciones e interacciones, de una forma mas intensa de lo que el mundo de la seduccion ofrece.

    El resultado para mi es claro y contundente. Para llegar a la fase de, podemos ser amigos, tiene que haber cierto nivel de aprecio entre ambas personas.

    Una mujer que directamente no te considera su amigo o proyecto de amigo, directamente no se preocupa por que lo sigas siendo y menos cuando no te conoce. He vivido y experimentado muchos rechazos y he estudiado muchisimos. Nunca he visto un rechazo similar en una interaccion corta o un intento de cierre rapido.

    Mi opinion creo que queda clara, estoy de acuerdo en que no se debe menospreciar la amistad como bien dices, pero para hacerlo primero tiene que existir, si no existe tu no estas lo suficientemente enganchado como para valorar a esa persona como pareja, la puedes ver como un polvo o algo esporadico, algo que no causaria tal reaccion en la correspondiente mujer.

    Sin embargo, es cierto que a veces conocemos a la mujer con la que queremos compartir ese momento, es tu amiga anteriormente a jugarla. Si te suelta eso, tiene derecho a hacerlo puesto que ya era tu amiga antes de que tu te fijaras en ella de otro modo.

    Todo esto ira explicado mas detalladamente en el proyecto que tengo en comun con Aquiles y Javifornication. Al que te invitare a conocer pronto, como te prometi.

    Un saludo campeon y sigue asi.

    • Sweetdream, creo que estás siendo algo ingenuo. La crítica va hacia esas mujeres que te “dicen” ofrecer amistad con el solo fin de sacarte del camino de una manera que no afecte su imagen de mujer políticamente, pero que en el fondo no tienen ni la más mínima intensión de serlo. De hecho, es muy común que al día siguiente de decirte eso, cambien completamente su actitud amigable hacia ti por otra más menospreciativa o indiferente.
      Cuando una mujer realmente quiere ser tu amiga, no te lo dice, lo demuestra. No se esmera tanto en ofrecer su amistad sino en merecerse la tuya.

      Saludos desde Chile

      • Benjamin, las mujeres siempre rechazan intentando hacer el menor daño posible. Estan hartas de ver hombres que de un modo u otro, estan pilladisimos por ellas sin apenas conocerlas.

        Considerando esto, es normal que al dia siguiente empiecen a tratar a ese hombre de otro modo, puesto que ese hombre en concreto seguira igual si ella no le corta.

        Es mas, estoy en condiciones de decir, que si una mujer sigue tratando igual a un hombre despues de rechazarlo, es porque en el fondo la gusta que la adulen, es a esas mujeres, a las que habria que criticar, puesto que por esa actitud, muchos hombres siguen babeando y enganchados a ellas. Esto, aunque no igual, si de un modo muy similar, es lo mismo que pueden hacer ciertos hombres, tambien criticable por lo menos desde mi punto de vista.

        Y ahora, si lees de nuevo la entrada, veras que a lo que se refiere Kheldar es a una cosa totalmente diferente de lo que te estas pensando.

        Saludos.

  8. Nada que añadir, como siempre poniendo el listón en la estratosfera. La foto del inicio lo dice todo, con tu permiso me la adjunto para mis mails de despedida y cierre.

    Un abrazo y nos leemos en el foro

    • He ahí la idea. No tiene por que sonar seductor, la cosa es la que es y no hay por qué endulzarla.

      Inseguridad desde luego, no es. Hastío, aburrimiento, decepción al ver demasiadas personas así. Por desgracia hay mucha persona que a las primeras de cambio ya te saca alguna perla de este tipo, sin venir a cuento, sin ninguna cuestión. Como dice Sweet mas arriba en comentarios, esto sería normal en caso de que en efecto hubiera una amistad previa.

      Pero que una persona que acabas de conocer a la segunda frase te mencione algo estilo “tengo novio/seamos solo amigos”, a mi si que me suena a inseguridad. Y sumamente contradictorio, poniendo por medio lo que ya dice el escrito, que no le guste o atraiga de una manera, pero quiera darme otro trato a pesar de ello. Ese intento por endulzarlo solamente hace que te metas cabezazos contra la pared cada vez que veas a esa persona.

      NADIE debería usar la amistad para excusarse de una relación más íntima o profunda.

      Saludos avinagrados.

  9. Estimado Kheldar:
    QUE HUEVOS Y PASION le pusiste al Post.

    ESOS HUEVOS Y PASION que nos hace falta a los chicos buenos.

    y eso de:
    MI CULO NO SE VENDE
    Ni mi autoestima, ni mi amor propio, ni mi respeto personal.

    y esto
    ¿Pero sabes qué? No me importa, preocuparme no vale ni la mierda que cagas. Siempre he odiado a las personas prejuiciosas y superficiales.

    Eso es lo que me hace falta.

    Por eso te admiro. Cabron. Hijo de Puta…..

  10. Lo que todo advenedizo sobre la seducción y de este foro había estado esperando, ya está aquí. Finalmente todo encaja, todo eso de que te rechacen, por fin expresado en términos entendibles y grandilocuentes. El dolor mismo de ser rechazado afrontado con una enorme muestra de autoestima, amor propio y autonomía. Para mí, esas tres cosas son la respuesta y contraataque a esa “bomba“.

    Vaya reliquia que está en el blog. Creo que podría servirnos para el curso online. Además, siempre me encuentro con este tipo de textos cuando más -en serio-, más los necesito xD. Saludos.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s