La despedida, comienzo del fin y principio del cambio

Como personas y seres sociales que somos, vemos circular por nuestras vidas una cantidad ingente de personas. Algunas se quedan, bien sea por un cierto tiempo o indefinidamente. Otras, se marchan. Intermitentemente, por un tiempo o para siempre.

Nada mejor que una pantalla en blanco, o un papel en blanco, para dejar que el alma se desnude. Se desliza y toca el aire, cual alas de mariposa en él flotantes.

Hoy, me apetece hablar de las despedidas. Es algo por lo que muchos pasamos y debemos afrontar, y que muchas veces ha sido el catalizador de que estemos leyendo algo así. Sin una cierta despedida, nadie se plantea mejorar su aspecto relacional.

Y la verdad es que… Sobreponerse a ello es relativamente sencillo, pero subjetivamente, significativamente más complejo cuanto mayor importancia tuviera esa persona para nosotros, por lo que nos aportaba y nos hacía experimentar generalmente. Hay también quien decide olvidar en este punto, pero no lo veo adecuado.

Me hace ilusión citar una honorable reflexión por parte de Sweetdream a este respecto. Una de las pocas que no suponen una ida de olla respecto a los métodos de seducción.

Pero realmente se puede olvidar??

O mejor aun, se deberia??

Yo por ejemplo estoy descubriendo nuevas experiencias con mujeres, ahora estoy en un punto en el que no quiero sexo, ni quiero la compañia de una mujer increible, simplemente busco una mujer que sepa crear momentos especiales.

Me he dado cuenta que por nuestra condicion de “seductores”, vease las comillas, pretendemos tenerlo todo bajo control, incluso hasta el hecho de tener que olvidar a una persona que te ha regalado tanto, no nos engañemos, si no fuera asi, no tendriamos que pasar esa tortura.

Pero y yo digo, ¿Porque no dejar pasar lo malo y acordarnos solo de lo bueno?

Exactamente en este punto es donde comenzamos con el planteamiento que nos lleva a superar una separación, una despedida o un distanciamiento de la manera que nos hace crecer y no de la que nos socava y nos destruye.

Existen innumerables motivos por los que puedes decidir distanciarte de alguien, o alguien de ti, y no hace falta señalarlos. Pero debemos tener en cuenta esos motivos, si alguna vez llegamos a conocerlos -pues hay quien desaparece sin mas, sin decir nada- porque son una lección gratuita de autoconocimiento y algo que puede indicarte un punto conflictivo. Nunca viene mal saber un poco mas sobre nosotros mismos.

Para finalizar… Os devuelvo una cierta lección de la mano de un escrito zen, en el que podréis observar como se habla de diferenciar y vivir los momentos tal como son, sin prolongar cosas que ya no están presentes en dicho momento, sin obsesionarse con lo pasado o lo prescrito prejuiciosamente, sin juzgar a primera vista ni volver contínuamente sobre el mismo pensamiento que nos produce malestares o dudas enfermizas.

Tanzan y Ekido eran dos monjes que caminaban juntos por un sendero lleno de barro. Llovía persistentemente. Al doblar un recodo se encontraron de frente con una hermosa joven vestida con un quimono de seda, la cual no se atrevía a cruzar el camino por miedo a mancharse.

“Ven aquí, muchacha”, dijo Tanzan; y tomándola en sus brazos, pasó limpiamente al otro lado a través del barro.

Ekido no dijo una sola palabra. Al caer la noche, los dos amigos encontraron alojamiento en un monasterio. Entonces Ekido no pudo contenerse más. “Se supone que nosotros los monjes debemos mantenernos alejados de las mujeres”, recriminó a Tanzan, “especialmente si son jóvenes y bonitas. No hacerlo así es peligroso. ¿Cómo pudiste llevar a aquella muchacha entre tus brazos?”.

“Dejé a la chica en el camino”, replicó Tanzan. “¿Aún sigues llevándola?”.

Y una canción.

Kheldar

PD: desde aqui, mi profundo agradecimiento a quienes a pesar de ya no estar, me enseñaron lecciones profundamente valiosas. Mi memoria ya no os hará justicia seguramente, pero mi corazón siente respeto y gratitud por lo aprendido y compartido.

Un comentario en “La despedida, comienzo del fin y principio del cambio

  1. Cuanta verdad, muy bueno el artículo a la vez q util para quienes estén cerca de una despedida o la dejaron atras hace poco. Nuestras vidas son como senderos, a veces compartimos camino, otras veces se bifurcan, y otras caminamos solos, y así continuamente. Según los paisajes que tenga tu camino se comparte más o menos.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s