Armas Secretas: Producir una reacción, emoción o respuesta en los demás

Como estreno de esta nueva sección que va a recoger las armas secretas de todo buen comunicador, ser social y en definitiva seductor de masas o individuos… Tenemos la ópera prima: hacer que seamos un estímulo, y los demás nuestras respuestas.

Detalle de las manos de los amantes de Teruel. Tan cerca pero igualmente separadas, sin rozarse siquiera…

La idea de esta sección surgió de la nada (en honor a la verdad de hecho se me ocurrió estando en el cuarto de baño), porque recordé que muchas personas me preguntan sobre qué cuestiones me siento más orgulloso como persona y seductor: en concreto sobre si es el hecho de conocer más personas, de tener oportunidades que escapan de lo habitual, producir en otros y ver producidas en mi diversas emociones y sensaciones deseables…

Sin embargo, me quedo con una pregunta muy concreta: ¿cuál consideras que es tu mejor efecto en los demás? Esta pregunta me la hizo el compañero Emirucho. De hecho, la complementó dando opciones a barajar como por ejemplo el hecho de ser descarado, creativo, ingenioso, divertido y bromista, persuasivo… Y similares.

En base a esta pregunta y a la respuesta que le voy a dar construiré el ejemplo de eso a lo que me refiero (un efecto que podéis ver perfectamente si tenéis trato conmigo).

Entonces, ya conocéis cual es el que considero mi mejor efecto: hacer que los demás sientan, se emocionen, se redescubran a mi lado y se puedan ver reflejados en mi o verme a mi dentro de sí mismos. Crecer y aprender juntos, el uno del otro.

Además, las propias sugerencias de Emirucho acerca de los efectos que produzco en los demás (y de hecho los que ellos mismos pueden producir en mi), son las claves para este hecho: como un bufón o un juglar, como un libertino, llegar a extremos insospechados. Como la rosa azul, representar el misterio, la magia, las nuevas posibilidades y los milagros.

Ser todo y nada a la vez: ser Caos.

De hecho, esto son cosas que ahora mismo solo puedo exponeros en palabras pero que quien me conoce en persona lo sabe: nadie queda indiferente aunque pretenda mostrarlo, en mi presencia. Sea una reacción favorable, adversa o neutral; sea del calibre que sea o producida por el motivo que sea; existe una reacción.

Represento tantas cosas a la vez que en ocasiones parezco una bomba de contradicciones, cosas que se oponen unas a otras, incongruencias y demáses… Pero cuando vas arañando, y atando cabos, y te das el tiempo justo para conocer, descubrir y profundizar encuentras una persona que no solo no te deja indiferente, sino que puedes tomar de referente en alguna que otra cosa y a la que puedes servir de referente en alguna otra.

E incluso puedes encontrar una persona que va de cara contigo: es honesto, abierto y autentico; conocerás lo que piensa y lo que siente porque no tiene motivos para ocultarlo o para moldearlo a su antojo. Esto es una parte de mi que es la que más conflictos me causa (mis ya famosas “verdades bruscas a destiempo”, debo decir).

Pero todo esto, son cuestiones que hablando conmigo tan sólo puedes intuirlas. Conociéndome en persona es cuando las puedes descubrir en cierta medida… Y experimentarlas, sentirlas, ver el ejemplo viviente y poder aprender así si lo deseas.

Es por esto que si lo que encuentras en este blog, en mis temas, y en lo que soy como persona te resulta deseable o podría servirte para tu propio crecimiento y desarrollo personal; te invito abierta y directamente a conocerme personalmente en las quedadas que organizo para asegurarte de ello. Podrás tratar conmigo, charlaremos, tendremos alguna actividad en conjunto y seguramente se ofrezcan consejos y ayudas puntuales para que se note que no somos unos interesados y peseteros.

Y si tras conocerme sigues pensando igual, hablaremos ya sobre el mentoreo, el coaching, los talleres y seminarios y demás parafernalia de la que tengo montada. No te pienso vender nada que no estés seguro de desear para ti y más aún, desear que sea yo quien te lo proporcione. Eso ante todo, por supuesto.

Abrazos,

Kheldar

PD: si tuvieras algún aporte que hacer a la idea de inspirar algo a los demás… No te prives de hacerlo, que para eso tenemos los comentarios…

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s