Inauguración: Interacciones Humanas – Desde el mismo inicio

Hoy tengo el placer de traeros esta nueva sección en la cual me gustaría que todo el que lo deseara se atreva a participar de una forma u otra, puesto que el propósito por el que se rige no es otro que traer a colación cualquier clase de duda sobre las interacciones que podamos tener.

Esta idea me la da el compañero Antonio, al cual estoy ya asesorando vía Coaching Personalizado Online y ya desde el principio estamos aportándonos cosas el uno al otro. Su planteamiento de conocer las interacciones a través de mi punto de vista desde el mismo inicio, siguiendo mi consejo y a través del ejemplo en vivo (es decir, interactuando conmigo como los perfectos desconocidos que realmente somos, sin necesidad de hacerse pasar ninguno por otra persona), ha traído esta idea.

Y en este caso tenemos una cuestión muy interesante. Muy, pero que muy interesante.

– ¿Cuál es el comienzo de una interacción y qué comprende?

Muy bien… Esto casi cualquiera sabría responderlo. Todo el mundo coincide en decir que hay una aproximación o acercamiento, en la cual “abordamos” a la otra persona. Sin embargo… Voy a hacer una separación según mis propios criterios:

  1. Selección de nuestro objetivo (saber escoger a la persona adecuada).
  2. Observación inicial en busca del objeto de nuestro interés (es decir, el detalle llamativo que nos atrae la atención o provoca atracción sobre la otra persona).
  3. Acercamiento inicial para ratificar este interés (abordaje o como prefiráis, sin florituras ni paripés varios: sonrisa, picardía y tono de humor).
  4. Apertura de la conversación (declarando el objeto de interés o bien otras cuestiones, no hay estructura definida para esto).
  5. Desarrollo de la conversación – nudo de la interacción (ratificamos el interés definitivamente o lo desechamos; opcionalmente hallamos otras fuentes de interés o de desinterés, y decidimos a tenor de nuestros principios y conveniencias si continuamos, posponemos o abandonamos la interacción, siempre de buenas maneras en la medida de lo posible).
  6. Fin de la conversación – despedida y cierres (en caso de desear el cierre, lo propiciamos de una manera adecuada a las posibilidades e intereses: lo más usual es cerrar con un medio de contacto; en nuestro planteamiento sólo haremos esto si tras la interacción verdaderamente hemos disfrutado de la otra persona y su compañía y nos resulta interesante y deseable pues de otro modo, estamos devaluando este hecho).

¡Y ya está! Seis pasitos y una interacción abarcada. Chupáos esa, científicos de la seducción. Cero complicaciones, cero historietas, todo naturalmente y de buen rollito. Vamos a pensar un poco en todo lo que hemos dicho, y os voy a poner el ejempo que estaba siguiendo cuando surgió toda esta idea. Avanti con ello:

– Pasos 1 y 2 juntos: Seleccionamos nuestros objetivos y descubrimos las fuentes de interés – Despertar y comenzar a actuar

Supongamos, como supuso Antonio en medio de nuestro ensayo; que estamos en medio de un pub o bar cualquiera, no demasiado ruidoso ni agobiante. Entonces, a él le llaman la atención dos mujeres que está viendo. Son la clase de mujeres que le atraen intrínsecamente y casan con sus gustos. Para mas datos: cabello castaño cobrizo y liso, estatura media, atributos promedio (nada especialmente destacable).

Antonio se para a observarlas y ver lo que suscita su interés, y descubre que le llama la atención la forma de sonreir de una de ellas, y cómo esto parece hacer juego con su peinado (supongamos que lleva un corte desigual y sonríe hacia el lado donde su cabello es más corto con una media sonrisa).

A la hora de acercarse, él le dice: “Buenas! No quisiera pecar de demasiado observador pero no puedo evitar preguntarte cómo es que consigues que encajen tan bien tu peinado y tu sonrisa… Aunque no me explico qué haces regalando tu sonrisa a un perfecto desconocido.” Si atendemos a su postura corporal podemos ver que no hace aspavientos ni mantiene posturas forzadas: simplemente está cerca de ellas, ni a medio metro ni a medio centímetro, y se mantiene ahí sonriendo y mirando directamente al rostro.

En el supuesto que hicimos, la chica en cuestión no ha reaccionado de ninguna manera desaforada. No hemos cogido a ninguna mujer suspicaz o bien a nadie que tuviera ganas de cebarse con él y reaccionar negativamente. Pusimos por medio que lo más común era que achacara el mérito a algo externo a ella (cosa que suele pasar bastante).

Por tanto la cosa convergió en ella diciendo “No tiene nada que ver conmigo, es totalmente natural”, obteniendo como respuesta “A eso es a lo que me refiero cuando digo que amo la naturaleza“. ¿Que a qué responde esto? A lo que otros llamarían una declaración de intereses… Pero tal y como le dije a él, es simplemente una forma de dejarle ver abiertamente pero de manera poco evidente que te agrada.

No tendría por qué ser así, podría ser de hecho mucho más directo… Pero así le da un cierto espacio, le hace saber que se refiere a ella… Pero no sólo a ella, sino que la hace parte de un todo del que disfruta en conjunto y en su totalidad. A título personal, estas declaraciones tácitas pero al mismo tiempo subliminales, me encantan.

Y a partir de aquí, el tema fue simplemente evitar caer en líneas de relleno. Un ejemplo de ello sería pedirles que te recomienden tomar algo de ese mismo bar (cosa que no tienen ni por qué conocer, por cierto). Siguiendo por la onda picaresca y juguetona que nos traíamos:

Él: “Uh, que color mas extraño tiene eso… Espero que no se hayan confundido y te hayan echado lejía y trementina. ¿Sabe a lo que tiene que saber? O mejor dicho, ¿qué se supone que es?”

Ella: “Jajajaja, hay que ver cómo te pasas… Es un simple malibú con piña tio. Nada de otro mundo, ¿tan raro lo ves?”

Él: “Vaya, una chica dulce pero nada arriesgada…por que no lo pruebas con blue tropic tambien y te tomas un pis de pitufo?”

Vemos aquí que se ha salido del paso perfectamente cada uno de los dos. Además de esto, ambos han sido capaces de tirar del hilo, y de hecho ya tenemos un dato sobre nuestra acompañante sin necesidad de un tercer grado. Y lo hemos aprovechado para jugar con ella.

Por cierto, márgen aparte de que el pis de pitufo es un cóctel real (no sé lo que lleva pero yo llamo pis de pitufo al bluetropic-malibú-piña)… Resulta que dejamos aquí el ensayo para atender a otras cuestiones. Y eso es lo que vamos a hacer aquí y ahora, cortar ya esto.

– ¿Qué hemos visto hasta ahora?

  • Los pasos del 1 al 5 a lo tonto y sin historietas raras (yo te he señalado que se hallan ahí los dos primeros, el resto localízalos y detállalos tú mism@, a ver que tal analista eres con las interacciones ;)).
  • Que es mejor incitar a que hablen antes que preguntarles directamente. Mucho menos cansino para ambos, no pareces someter a nadie a un interrogatorio.
  • Que se pueden usar los datos que obtienes en clave de humor para conectar. Y de hecho relaja tensiones. Recordad: el mejor amor incluye buen humor.
  • Que también podemos hacerla partícipe de nuestras emociones, y serlo nosotros de las suyas; y que así de hecho conectaremos también.
  • Que las insinuaciones no sólo son entretenidas y te hacen sentir bien, sino que bien usadas y sin caer en obscenidades son tremendísimas.
  • Que se puede improvisar sobre la marcha con lo que tienes delante, y no hace falta llevarse nada preparado. Y esto es un orgasmo cuántico.
  • Que en esta interacción no aparece ninguna clase de cierre, para servir de ejemplo de… ¿De qué? Por supuesto, de que no hay que cerrar por huevos. Se puede decidir si cierras o no en función de tu disfrute, de la conexión que sientas y las ganas que tengas de volver a ver a esa persona.

Y ya está. Me gusta esto, me huele a buen comienzo para estos escritos. Me sirvo recordaros que todos podemos participar en esta sección, porque todos tendremos algo que podemos comentar. Añadido a eso y con el permiso de quien aporte, ofreceré comentarios desde mi punto de vista particular (para aquellos a los que les gusta o lo encuentran interesante y enriquecedor).

Bueno, esto es todo por hoy. Feliz comienzo de semana.

Kheldar

2 comentarios en “Inauguración: Interacciones Humanas – Desde el mismo inicio

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s