Fudōshin: Mente y corazón inamovibles

Llevo tiempo debiendo este escrito a mis lectores. Para recordar, ya hemos hablado de Mushin y Zanshin en los Principios y Estados del Juego Fluido. Pero… Falta por descubrir la imperturbabilidad de Fudōshin. Y eso es lo que pretendo contaros hoy.

Os voy a copiar la definición que da Wikipedia del término, para trabajar sobre ella:

Fudōshin es un estado de ecuanimidad o imperturbabilidad (literal y metafóricamente: mente inmóvil o corazón inmóvil) y se encuentra frecuentemente en el budismo zen, el sintoismo y el camino del guerrero o Bushido; y las distintas Artes Marciales.

Mente y corazón

El término esta compuesto de tres ideogramas. El primero “fu” es negación; el segundo “do” es movimiento y el tercero, “shin” o “kokoro” es corazón.

Shin o kokoro, puede traducirse literalmente como corazón, pero la traducción no es exacta. En el lenguaje japonés ordinario, Kokoro podría referirse a todo el mundo interno, incluyendo pensamientos y sentimientos. El sentido en que se le utiliza en filosofía y artes tradicionales se acerca más a la noción de mundo interno profundo.

Kokoro es una realidad a la que los seres tenemos acceso directo y la podemos sentir, vivir, si nos sumergimos realmente dentro de nosotros. Aquellos quienes estimen que el “espíritu” también se puede experimentar de ese modo podrán traducir “kokoro” por espíritu.

La tranquilización del corazón, la unificación que nos pone en contacto con una realidad expandida, ya no somos nuestra “mente analítica” que opera con miedos, ansiedades y pasiones, que opera paradójicamente intentando controlar descontroladamente, que todo lo perturba, a la que todo perturba y nunca está satisfecha. La mente nos puede llevar por caminos de juicio y tremenda insatisfacción.

El corazón tranquilo siempre nos lleva a casa, al presente, donde prevalece el amor incondicional.

Un antiguo poema japonés dice: “Aunque soplen los ocho vientos, la luna del cielo permanece inmutable”.

Hasta aquí, podemos ver que habla de un estado verdaderamente relajado y consciente de nosotros mismos. Puro autoconocimiento y autocontrol en compañia de serenidad. Esto lo hace sumamente deseable para nuestra cotidianidad.

Os remito a un escrito sobre esta cualidad, que traduzco de un fragmento inglés por no encontrar una fuente aceptable en español:

Un espíritu de firme calma y determinación,
coraje sin imprudencia,
estabilidad arraigada tanto en reinos mentales como en físicos.
Como un árbol de sauce,
raíces poderosas profundamente en la tierra,
y una suave resistencia cediendo a los vientos
que mueven y pasan entre sus ramas.

~~

Por ende, se puede entender que este concepto simboliza el dominio personal (de las pasiones y pulsiones) que cualquier persona con capacidades sobresalientes debe poseer, para no obrar mal ni abusar de sus capacidades.

Simboliza la calma, la paciencia, y un estado de conciencia en el cual uno es capaz de prestar atención a todo lo que le rodea, sin enfocar la conciencia en cuestiones -objetos, sucesos, personas- específicas.

Para finalizar el escrito, hablaré de Fudō Myōō, la deidad guardiana y patrón de las artes marciales. Porta una espada en su mano derecha y un lazo en la izquierda, para cortar a través de la ignorancia y la ilusión; y atar las pasiones y emociones violentas e incontroladas.

Sus estátuas pueden hallarse cerca de cascadas, o profundamente en cuevas y montañas. A pesar de su apariencia temible, es un dios servil y ayuda a los demás seres vivientes enseñándoles a dominar el autocontrol a través de las enseñanzas de Buda.

Una fuente de idioma inglés para conocer en profundidad el fudoshin a través de las artes marciales. Click aquí.

5 comentarios en “Fudōshin: Mente y corazón inamovibles

    • @ Nicolás : Bienvenido a mi espacio personal, es un gusto tenerte entre nosotros. No hay dramas. Es un comentario como cualquier otro, con una ligera salvedad. Te comento compañero:

      Cualquier otro, podría haber argumentado y desarrollado en su respuesta por qué no se muestra conforme con lo expuesto o la presentación en cualquier modo. Eso seria buscar hacer un comentario constructivo.

      La próxima vez que quieras comentar -y eres bienvenido a ello cuando gustes- procura tenerlo en cuenta. De este modo me ayudas a mejorar la calidad de lo que compone este sitio. ¿Me he explicado bien?

      Abrazos.

    • Saludos Darío, encantado de tenerte por aquí.

      No sabía que fuese el primer resultado, y de hecho yo veo otros (en concreto escuelas de artes marciales) pero es agradable… Algo debo estar haciendo bien x)

      En resumidas cuentas, está ligado a la filosofía oriental que habla de estados de conciencia, estados mentales o actitudes… Como ya hemos mencionado, al zen, a la religión Shinto, y a las artes marciales (o al menos, al aspecto más filosófico y espiritual de las mismas).

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s