Una historia de Steve Mayeda: de Profundis Clamavi

La historia que hoy aquí me dispongo a compartir con vosotros, no me pertenece. Pero pertenece a una persona que ya ha colaborado con nosotros, con la serie de videos Body Language for the PUA. Este escrito que voy a compartir con vosotros, es el mayor acto de honestidad que he contemplado en NADIE que hubiera pertenecido a la industria de la seducción. Más todavía, de alguien que está metido en la industria, impartiendo talleres y vendiendo materiales de una calidad excelente. Ésta, es una historia de valor inaudito.

Y la traduciré directamente de su propio blog, tan bien como sea capaz de hacerlo. Si en alguna ocasión has pasado por este blog, sabrás qué motivos me llevan a compartir esta historia. Me alegra encontrar a personas con el mismo ideal, así pues… Empecemos con ello, desde esta línea.

Debería haber muerto hace tiempo…

Ésta, es una historia sobre estar orgulloso de ser quien eres

Queremos todo

Estamos perdidos.

Queremos el arreglo rápido, el “4 hour body”, el dinero fácil.

Queremos la solución, sin la experiencia.

El resultado sin el proceso.

Cuanto más estoy en esta Industria, más abuso veo en esto.

Esas ideas son geniales,

No hay nada malo en tener hábitos saludables, ser eficiente, acostarse con otras personas, tener dinero y esas cosas…

Cuanto más experimento, más me doy cuenta de que si no eres feliz con lo que tienes ahora, entonces no importa realmente. Si consigues todo lo que quieres, simplemente serás el mismo tipo con más cosas.

Nuestra obsesión con el consumo nos previene de ser felices siendo personas simples y ordinarias.

Primero necesitas ser tú.

Ése es el temor…ser tú.

Haz como si lo fueras hasta que lo seas; 2 años más tarde sigues haciendo como si lo fueras. (N.T: adjunto la frase original del texto, para los que puedan comprenderla mejor: Fake it till you make it, 2 years later you’re still faking it.)

********

He tenido un blog enfocado primariamente al Ligue, Seducción y otras “cosas de tíos”.

Es mi meta para este año convertir este blog en algo diferente.

Quiero cualquier concepto o tema que pueda ser contado desde una historia de mi vida.

Durante los últimos 4 pasados años de mis enseñanzas en esta industria, siempre he dicho que el camino para ser bueno con las mujeres es el ser mejor tú mismo. Quiero que este blog sea algo por el estilo… Pero usando mis historias.

Esta industria está demasiado saturada con deshonestidad y carencia de integridad.

No quiero tener un blog o un negocio que refleje estos acercamientos no genuinos.

Este año, quiero convertir mi negocio en algo separado del resto de los que hay fuera.

Por ahora

Sólo quiero que la gente lea mi blog,

Lo disfruten, hablen de él,

Lo pasen.

Para poner mis perspectivas anteriores en contexto, he incluído esta historia de mi vida.

Para poder vivir, tuve que cambiar un montón. Tuve que dejar de huir de mí mismo y empezar a ser capaz de sentirme orgulloso de ser quien soy primero.

Esta historia es sobre mi.

Estoy orgulloso de ella.

Estoy orgulloso de haberla vivido.

Si hay algo que puedes obtener de ella, espero que sea esto.

No importa cómo de mal se pongan las cosas. Siempre pueden mejorar.

He tenido muchos puntos de inflexión en mi vida. Éste es uno de ellos.

Esta es una de las razones por las que digo que deberías ser tú mismo.

Debes quererte a ti mismo, antes de esperar y recibir amor por parte de los demás.

Octubre de 1994

17 años de edad

****************

Paz

Euforia

Nada, eso es lo que se siente cuando te toca

Aunque esa vez, no me metí solo heroína. Me metí un montón de cosas más también.

Se supone que había muerto, entonces esos cabrones decidieron hacer a mi corazón bombear sangre de nuevo.

Son cabrones porque cuando estás tan arriba, no deseas ser despertado. Porque lo que sea que te despierte, tiene que ser grande.

SLAP!!!!

El sonido de voces acolchadas,

alguien dice algo…

Alguien grita

Alguien grita mi nombre.

Hijos de puta

Estoy entumecido

Mi cuerpo entero está dormido

Estoy flotando

Estoy en otra parte

Separado

Me había pasado de la raya, pero ahora…

SLAP!

Nausea

Confusión

Estoy en ese lugar perfecto,

Estas alturas perfectas

Medio despierto, pero no en la realidad

1000 ángeles nadando dentro de mis venas.

SLAP!

Convulsiones

Violencia

Esta gente no me dejará marchar

Ojos abiertos,

Me doy la vuelta

Paz de nuevo

SLAP!

El caos y la contradicción de la realidad está luchando para regresar

Gritando

Rostros borrosos

Os odio a todos

“¿Puedes oírme?… Está despertando”

“Stephen, tienes que escucharme”

“¿Puedes responderme? Necesitamos saber lo que tomaste”

“Dejadme solo joder…

dejadme permanecer aquí.”

No puedo moverme

No puedo hablar

No puedo incluso abrir los ojos

Pero esto es lo que creo…

Cuando estás de subidón, no puedes hacer nada más que sentarte ahí.

No intentaba tener un subidón,

Intentaba estar muerto.

SLAP!

“¡Qué tomaste! Tienes que escucharme”

Ojos abiertos…

Deja que vuelva a la euforia,

Para con esta puta mierda…

Ojos vueltos

Más gritos,

Siguen trayéndome de vuelta a esta porquería,

Que se joda el mundo

Que te jodan, que os jodan a todos

Dejadme dormir

Mis ojos no pueden seguir abiertos

Bien

Me abren los ojos, apuntan una luz hacia ellos

Entonces…No siento nada de nuevo.

Los gritos, los golpes se desvanecen en la distancia.

De vuelta al entumecimiento

De vuelta a la nada

De vuelta a la belleza

Esto es amor

Cuando el mundo muere a tu alrededor

esto es paz para mi

Ojos abiertos de nuevo,

Esta vez he sido yo…

Estoy deshidratándome, me están haciendo vomitar

Estoy sentado en una cama de hospital

Mi estómago se convulsiona.

Quiero matarlos,

No puedo respirar.

Necesito vomitar.

Estoy despierto vomitando aire, bilis y espuma

Vomito mi propia garganta.

No puedo respirar…

El aire se hace más pesado.

Estoy vomitando y tosiendo, por boca y nariz.

Mi estómago está siendo vaciado…

Por favor basta

No puedo moverme, no puedo hablar

Pero por favor, parad esto

Quiero que me dejen solo

Se para

de vuelta a la euforia…

Cierro mis ojos de nuevo

Me voy

Los ángeles vuelven, lamiendo mi piel

No ocurrió nada.

Me asume otra vez…

Paz

Deberia estar muerto ahora mismo.

La noche antes, el plan era tomar tantas pastillas como pudiera meterme al estómago, irme a dormir y no despertar. Unos días antes me tomé aproximadamente la mitad de sobredosis de la que he tomado en esta ocasión.

Despierto de nuevo

Vuelven a gritar.

Estoy en una habitación diferente ahora

“Tienes que orinar en esto, o te pondremos un catéter”

Lo que menos me preocupa ahora mismo es un catéter.

Mi vejiga está llena, dolorosamente llena

No puedo orinar… No puedo hacer nada. No puedo tener los ojos abiertos.

Me ponen el catéter.

Me desvanezco de nuevo.

Despierto, esta vez me tienen sentado.

Me han puesto una copa de un líquido negro en frente.

“Bebe, trágatelo todo”

Vierten el líquido en mi boca y corre abajo por mi cara.

Me sujetan de nuevo

Me están abriendo la boca

No puedo respirar.

Están metiendo algo por mi garganta.

Esto duele

Tienes pánico

En un momento

Rezas

No crees en dios, pero esta vez lo haces en serio. Lo que sea por hacer que esto acabe.

Juras no volver a hacer esto

Mi estómago se llena.

Me sacan un tubo de la garganta.

Gotea esa sustancia negra.

Me dan arcadas de nuevo
Me gritan que no vomite.

Esta vez, les escucho.

No quiero eso otra vez dentro de mi garganta

Me relajo, mi cuerpo se calma. Me desmayo otra vez.

No sé cuánto tiempo pasa.

Despierto sentado en un váter en lo alto de una caja de desechos.

Estoy defecando.

Las enfermeras limpian  la cama en la que he estado reposando.

Estoy tan pasado  que me la suda. No tienes ni siquiera dignidad cuando estás así. Solo quieres estar de subidón.

Al menos, están limpiando tras de mi.

Tomé:

-25 Vicodinas

-10 Valiums

-15 Barbitúricos

-y hasta el último gramo de heroína que tenía

Las pastillas tardan en hacerte efecto. Tienes cerca de cinco minutos antes de empezar a sentir nada, por supuesto que luego viene el resto.

Recuerdo los desmayos.

Recuerdo sonreir,

No fue un gran trato. Los narcóticos te ayudan a despreocuparte. Estaba feliz por irme.

Recuerdo mi primer subidón, y recuerdo sentirlo consumir mi cuerpo mientras me tendía en el suelo.

Se sentía bien.

Unos pocos días antes de la sobredosis, tomé 20 pastillas menos de las que tomé esta vez.

Estaba seguro de que me marcharía.

Las pastillas son sencillas. No como cortarte, colgarte… Saltar de un edificio.

Son simples e indoloras. Te deslizas fuera del mundo.

El problema es que no me deslicé. No morí, o al menos no permanecí muerto.

El tiempo que tardé en ser llevado al hospital fue de unas 8-10 horas después.

Las pastillas habían pasado a través de mi estómago y se habían adentrado en mi tracto digestivo.

Cuando drenaron mi estómago, no salió nada.

Cuando tomas opiáceos, lo que hacen es relajar la mayor parte de tus músculos. Durante unas horas puede ser casi imposible ir a mear. Pero no puedes cagar. La heroína es prima del Imodium, hacen que ocurra lo mismo.

Dado que no había nada en mi estómago, las pastillas habían cruzado.

Me dieron carbón debido a esto. Primero me hicieron intentar beberlo. Estaba demasiado pasado para mantener nada en mi boca.

La razón por la que te dan el carbón es para que las drogas en tu intestino puedan ser absorbidas por el carbón en vez de por tu cuerpo.

Cuando no puedes beberlo

Te abren la boca y meten un tubo a través de tu esófago, vertiendo dentro el carbón mezclado con agua.

Esto no solamente duele, te da pánico. Cualquier cosa que te de pánico cuando estás de subidón tiene que ser una suerte de tortura o algo parecido.

Tuve la garganta lastimada durante una semana y tardé unos 10 días en poder volver a cagar.

Estuve ido durante seis o siete horas antes de ser encontrado por mi madre.

Esta parte no la recuerdo para nada.

Pero en apariencia, ella me metió en la ducha, y luego se dio cuenta de que me estaba muriendo.

En vez de llamar a una ambulancia, llamó a mi padre y le hizo venir del trabajo, él me recogió.

Me puso en su coche y condujo a una sala de emergencias.

Me figuré que las pastillas tuvieron cerca de 8 a 10 horas antes de que me dieran el carbón.

Cuando finalmente despiertas de algo como esto 4 dias después, te dueles.

Te dueles y mucho.

La sangre en tus venas no tiene más ángeles nadando… Sino más bien veneno.

Te sientes completamente tóxico.

Imagina tu peor cuelgue, pero peor… Mucho peor. Como si tus venas estuvieran llenas de algo ardiendo. Sientes esto por dentro y por fuera. Toda parte operativa de tu cuerpo se resiente. A estas alturas puedes sentir la muerte, lo cerca que estuviste… Y rezas por volver.

Esto dura una semana.

Te derrumbas.

Estás desesperado. Te humillas con facilidad…

No vi a dios, ni ninguna luz blanca… Desearia haberlo hecho.

No creo que me acordase si lo hice.

Estuve en el hospital durante una semana.

Tuve constantemente a mi alrededor trabajadores sociales, psicólogos, psiquiatras, doctores, enfermeras y especialistas en drogas hablándome.

Mis padres no me visitaron nunca.

Parecía que había gente entrando y saliendo constantemente de mi habitación, hablándome… Me tendieron toda suerte de preguntas diferentes.

No tenia concepto de nada.

A duras penas podía hablar,

No podía pensar…

Estaba dolido

Sólo quería dormir.

No quería tanta gente hablando a mi lado.

No quería nada.

Sólo quise que parase de doler.

Mi cuerpo, estaba lleno de dolor,

Quise que todo se acabase.

No hay nada como la desesperación.

Nada como esa suerte de autodestrucción,

La realidad de odiarse a uno mismo

Cuando vives en ello.

Cuando estás en el fondo todo parece bueno cuando miras arriba.

Tu envidia viene fácil

La desesperación es un regalo

Los días pasaron… No tuve concepto de cuánto tiempo pasé en esa habitación.

Principalmente dormí.

Una señorita que vino, me convenció de que debería ir a un centro de tratamiento de larga duración. Me dijo que mis padres eran firmes acerca de ello.

Yo solo quise estar lejos de ellos.

Estaba convencido de que no era un drogadicto. Quería alejarme de mis padres.

Pensaba que era sólo un chaval con malos rollos. Padres asquerosos, rabia, frustración, aislamiento… No era drogadicto.

No vivía bajo un puente. Tenía ropa. Era inteligente.

Nunca me metí cosas duras, sólamente heroína de vez en cuando. Nunca me metí coca o speed. Incluso nunca me chuté la heroína, la fumaba la mayoría del tiempo. Un colega me dijo que no me podía enganchar si me la fumaba.

Había bebido dos o tres cervezas en toda mi vida.

Había fumado hierba, pero y qué. ¿Quién no ha fumado hierba?

No era como la gente que ves en los anuncios anti-droga, o en las pelis.

Estaba deprimido.

Me odiaba a mi mismo

Odiaba a mis padres

No tenía amigos, no tenía chicas

Sólo quería morirme.

Yo prefería callarme,

Me cerré al mundo exterior, y lo guardé dentro de mi.


Que le den a los demás…

Lo enterraría.

Que le den al mundo, no había sitio para mi en él.

Podríais moriros todos

Podría mataros a todos

No importa cómo de furioso estés

Cuando estás roto… Estás roto.

Solo puedes odiar muchas cosas cuando te duele. Puedes odiar, pero lloras pidiendo ayuda, porque la necesitas.

Os mataría, pero ayudadme por favor… Ayudadme.

Lo siento, cambiaré, lo que sea que digáis… Pero ayudadme.

Salvadme

Me duele.

Después de una semana cuando estaba funcionando

Podía caminar

Podía juntar unas cuantas palabras.

Podía entender lo que la gente me decía sin desvanecerme.

Todavía había una neblina a mi alrededor, pero pequeños fragmentos llegaban hasta mi.

Fue entonces cuando mi vida cambió.

Un hombre llamado Mike vino a mi habitación de la UCI

Mike vestía un traje

No parecía que fuese del hospital

No parecía un trabajador social ni un psicólogo.

Dijo,

“Hey, debes ser Steve.  Me llamo Mike”

Giré la cabeza.

Mike era diferente, estaba relajado.

Todos los demás parecían más oficiales, demasiado rectos.

Estaba en sus 40, vestía traje, pero había algo real en él.

Se recostó contra el muro y preguntó, con una sonrisa despreocupada en el rostro,  “Y, ¿que fue lo que hiciste?”

Esta fue la diferencia, él no estaba juzgando, o yo no tendría ninguna mierda de emoción o simpatía por el. Por abreviar, Mike simplemente parecía guay.

Corté a través de la nuebla y dije,  “Tomé un montón de pastillas”

¿Intentabas matarte a ti mismo, porque si la jodías entonces serías un drogadicto menos? ”

Refunfuñé, “Trataba de suicidarme”

Mike respondió despreocupadamente , “¿Qué tomaste?”

Se recostaba en el marco de la puerta, todavía relajado y despreocupado… Parecía como si simplemente estuviera curioseando.

“25 Vicodinas, 5 Valium, 15 Barbituricos y el resto de la heroína que me quedaba.” Había estado diciendo esto a todas las personas que me visitaron la semana pasada. Cuando les contaba esto, tenían una mirada de afectación en su rostro. Cuando se lo conté a Mike, le hizo reir o algo así.

“Vaya, deberías estar muerto. ¿No querías malgastar la heroina? Me gusta eso, suena como algo que yo haría. Deberías ser capaz de caminar entre llamas después de esto. ”

Mike se puso más cómodo,  “Nunca me tomé relajantes, a menos que estuviera demasiado puesto de cocaína. De otra forma hubiera estado de subidón demasiado rato, así que a veces tomaba unos valiums para poder dormir después de haber estado despierto unos cuantos días. ”

“¿Te metías coca?” Seguía doliéndome hablar por el tubo que me metieron garganta abajo.

“Me metía muchas cosas, pero parecía regresar siempre a la coca. Cuando eres un adicto, te encuentras metiéndote de todo tipo de drogas y cosas en algún momento.”

“No soy un drogadicto, estoy deprimido”, le dije con mi voz débil.

“¿De verdad piensas que hay alguna diferencia? ¿O se parecen, el ser un drogata y estar deprimido?”

Yo no entendí, y el podía contarme…

Mike continuó,

“Había un tiempo bastante antes de que empezara a tomar cosas duras donde simplemente estaba deprimido también. Al principio me pillaba colocones porque se sentía mejor que estar deprimido. Entonces, tenía que colocarme solo para sentirme normal. Después de esto, empeora.”

“Solo estoy deprimido, intentaba suicidarme. No quiero hablar de las drogas. No sé que es lo que me pasa. No solía ser así.”

Mi vida entera la pasé intentando luchar y discutir sobre quién tenía la razón y quién se equivocaba.

Hay una realidad que es demasiado grande cuando te enfrentas a la verdad.

Se mueven cosas dentro de ti. No puedes esconderte cuando la verdad y la compasión te confrontan.

Mike dijo, “¿Qué quieres decir?”

Empecé a llorar, la fachada no pudo seguir manteniendo mi aislamiento y mi tristeza por más tiempo.

“No lo sé. Solía ser bueno en clases, y capaz de hablar. Hacer amigos, ir a clase y sin estudiar apenas sacar buenas notas. Y ahora realmente no tengo nada. No puedo ni siquiera terminar una frase cuando la gente me habla. No puedo escribir, no puedo leer… Hacía deporte, la gente me apreciaba y ahora no se ni quién son mis amigos.

Era pura emoción aflorando. No era miedo, no eras una reacción. Era una suerte de liberación, como un corte que finalmente podía sangrar.

Mike seguía cerca de la puerta, recostado contra el muro.

Él sólo se mantuvo allí, confortablemente. No sintió lástima por mi, me comprendió. De repente era simplemente un crio asustado vulnerable. No me importaba lo que pareciese, nada de eso me importaba. Solamente, sentía.

Pude llevar mi cuerpo casi al punto de colapso y seguir aguantando el dolor que no quería que nadie viese, pero ahora estaba desnudo. Las emociones tuvieron que salir. Sentí la gracia de la humanidad en ese momento. La realidad de la pérdida, la sumisión.

Era la lucha que mantenía mi dolor vivo.

Cuando te dueles, cuando quieres que ese dolor sea confortado… Pero a veces, simplemente necesita brotar.

Mike sabía esto.

La diferencia entre alguien como Mike y un consejero o cura es que Mike sabía que sentiría esto, porque probablemente él conocía ese sentimiento también.

Mike volvió a hablar de nuevo

“Cuando tenía 25, estaba viviendo en el sótano de mi madre, pensando lo mismo que tú me estás contando. Algo dentro de mi estaba roto. Algo estaba mal y no podría arreglarse. Pasaba noche tras noche mirando el tambor de un arma. Cuando más me aislaba, más profundo caía en la adicción. Y más sentido tenía apretar el gatillo. Pude darme cuenta de que no eran siempre las drogas que tomaba, sino que fue la forma en que vivía mi vida.

Esa forma en que vivía mi vida era la adicción, y quería matarme, la cocaína era un síntoma de ello. La coca era solo la cosa que hacía esa adicción venir a la superficie y empujarme a la desesperación. ”

Fue la primera vez en mi vida que alguien tuvo sentido para mi. Todos parecían normales. Parecía que les iba bien, y él conocía mi dolor mejor de lo que yo lo hacía. Simplemente lo sentí, y me confundió.

“Solías querer realmente suicidarte” pregunté.

Mike replicó, “A diario….”

“Cuando te dopas para sentirte normal tu vida no parece vida nunca más. Es demasiado fácil no preocuparse por nada. El problema es que siempre pienso que soy diferente. Siempre pienso que estoy solo, únicamente. Cuando escucho tu historia, me doy cuenta una vez más de que soy el mismo. Sólo un adicto. Puede que tengamos diferentes historias pero tenemos el mismo problema. Tú quieres llamarlo depresión, yo lo llamo ser un adicto.

“No soy un drogadicto” quería seguir luchando.

Mike calmado, repuso

“¿Y qué es un drogadicto?”

“No lo sé, alguien que no puede parar de drogarse” le dije yo

“Yo no digo que seas un adicto, eso lo debes decidir tú.

Pero conozco demasiados drogadictos que pueden no ser lo que tú crees que es un adicto.

Nunca viví bajo un puente ni nada de eso.

Conozco gente que sí, pero no es eso lo que te hace un drogata.

Lo que te hace un adicto es que necesitas algo externo a tí para hacerte sentir mejor. No es siempre una droga, sino un trastorno que te conduce a las drogas. Es ser esclavo de la obsesión y la compulsión, buscando siempre algo ajeno a tí mismo que te haga sentir de otro modo que no seas tú.”

Empecé a escuchar, Mike tenía sentido para mi.

“Dices que estás deprimido pero creo que hay más que eso.

A veces cuando estás tan deprimido, no puedes pensar ni hablar, parece que nada funciona.

Miras a la vida a través de un par de gafas sucias. Necesitas un nuevo par.

Estás demasiado ocupado intentando decirme que no eres un drogadicto mientras yaces medio muerto en una cama de hospital, tanto que no quieres ni siquiera escuchar algo que pueda ayudarte.”

Permanecí callado.

Mi odio e ira no iban a ninguna parte

Incluso derrotado quería luchar

Mike continuó,

“Estás deprimido y te metiste una sobredosis. Eso suena a drogadicto para mi. De hecho tienes suerte, porque si hubieras intentado matarte con otra cosa que no fueran drogas, probablemente no hubieras podido conocer que hay cosas ahí fuera que pueden ayudarte.”

“¿Y si eras así, como pudiste cambiar?”

“Si eres como yo, solo cambias cuando tienes bastante con el dolor, y creo que puedes estar deseando probar algo diferente.”

Hay una realidad a la que no puedes replicar…

Mike continuó  “Conozco a tu padre. Él sabe que soy un adicto en recuperación. Tus padres quieren que vayas a rehabilitación, asi que irás. Quieren mandarte a un ingreso de 2 años y no estoy seguro de que te haga falta eso. Así que pregunté a tu padre si podía hablar contigo. Ellos querrán que vayas a un tratamiento, pero creo que uno más corto y que te ponga en un programa de recuperación te ayudará mejor.”

Inmediatamente empecé a desconfiar de Mike y se dió cuenta.

“Mira, no estoy aquí por ellos. Conozco a tu padre porque nos cruzamos en el trabajo. Me contó lo que te ocurrió y le pregunté qué iba a hacer. Por lo que estoy aquí es porque solía ser como tú, y alguien hizo esto por mí, de modo que ya no soy así nunca más.

Repliqué,

“Pero mi problema no son las drogas, estoy deprimido”

Mike preguntó, “Ok, no eres un drogadicto, pero deja que te pregunte… ¿Qué es lo que quieres?”

“Sólo quiero ser feliz, no quiero estar más así”

Mike siguió diciendo, “¿Y si te dijera que si haces lo que yo hice podrías ser feliz, lo harías entonces? Y si te dijera que dije la misma mierda que tú, que empujaba todo lejos, y no pensaba que nada pudiera funcionar, y entonces aprendí a ser feliz… Olvídate de eso de ser un drogadicto, si haces lo que yo hice podrías ser feliz.”

Me paré a pensar

Mike continuó, “La locura de todo esto es que simplemente quieres decirle que no a decir que no. Te miro seriamente, no tienes nada ahora mismo y quieres seguir agarrándote a ello. Medio muerto y quieres seguir luchando contra alguien que intenta ayudarte. Irás a rehabilitación de una forma u otra, pero si quieres ser feliz, eso es fácil. Estuve allí, me senté en la misma cama que tú estás, sintiéndome en la misma montaña de mierda que te sientes tu ahora mismo. Y me gustaría pensar que soy un tipo perfectamente feliz ahora.

Supe a estas alturas que Mike tenía razón.

Por todo el tiempo que había pasado hablando con curas, especialistas y trabajadores sociales supe que él era diferente. Hablaba mi idioma.

Le dije que haría el tratamiento más corto y le daría una oportunidad a la recuperación.

Él dijo que hablaría con mi padre y le trataría de convencer de que me mandase a un ingreso más corto.

Antes de que se marchase Mike, le pregunté…

“¿Piensas que tendré daños cerebrales por todo esto?”

“Bueno, no soy un doctor pero estoy limpio sin meterme nada desde hace 16 años, y sigo teniendo algunos problemas por las drogas. Conozco gente que estuvo peor que tú, y se pusieron simplemente bien. Si no, puedes aprender a vivir con ello… Igual que tu deseo de ser feliz, ahora tienes todo lo que necesitas para ser feliz. Tan sólo necesitas querer hacerlo. ”

Durante ese ingreso, nadie salvo mi hermano me visitó.

Mike habló con mi padre y entré en un tratamiento de un mes en un centro, con un cuidado posterior de seis meses más.

Allí tuve un consejero llamado Duane, que fue el primero en ayudarme realmente. Duane cambió mi vida.

Antes de Duane, estuve tratando con unos 20 profesionales en el campo de la psicología que no pudieron hacer nada por mi. Duane era diferente, era como Mike, era también un adicto, de un hogar abusivo y hablaba mi idioma.

En mi primera semana de tratamiento, mi familia salió del grupo familiar. Dependía de mi mismo después de esto. Duane y los otros consejeros me hicieron darme cuenta. Aunque Mike fue el primer drogadicto que fue capaz de abrir mi mente, le debo mi vida a Duane. Quizás algún día escriba algo sobre él.

Corrí en busca de Mike pasado un mes o así desde que nos vimos en el hospital. Era más coherente entonces y podía manejar bien mi cuerpo. Estaba deseando hablar con él y contarle cuán importante había sido para mi su ayuda y sus palabras. .

Cuando se lo conté respondió simplemente,

“Me alegra que lo lograses… Si puedes mantenerte así, sabrás que me ayudaste más a mi de lo que pude ayudarte yo.” Me dio un abrazo, sonrió, y no le he vuelto a ver desde entonces.

Me mantuve limpio durante tres años. En ese tiempo tuve que manejarme con algunas de las peores cosas en mi vida, y me alegro de haber estado limpio mientras tanto.

Mi primera novia fue secuestrada y violada,

amigos fueron asesinados,

amigos cayeron en la sobredosis…

Esas cosas me jodieron, todo me jodió. Pero esas cosas eran REALES, y son algunas de las cosas que más valoro de mi mismo hoy en día.

Cuando tenía 20 años, probé otra vez esas cosas. Esta vez, nada de cosas duras… Solo bebida. Todas las cosas que Mike me contó sobre su vida que no podría contar eventualmente me ocurrieron. El “sólo alcohol” se transformó en algo más. “No más cosas duras”, fue una cuestión de tiempo. Mi vida alcanzó un nuevo nivel de disfunción.

No fue hasta después que me limpié de nuevo. .

Durante varios años después de la sobredosis, tuve problemas a montones escribiendo, leyendo y hablando. Aún 16 años después me olvido de palabras o mezclo las cosas en las estructuras de las frases, o tengo problemas escribiendo. Si veis mis charlas os daréis cuenta de que dejo palabras fuera, y a veces no pronuncio completamente las cosas.

Si leéis lo que escribo sabéis que cometo un montón de errores y las pruebas de lectura son casi imposibles para mi de realizar. (N.T: En el texto original se nota bastante lo que menciona acerca de los huecos en blanco y las estructuras desordenadas. Por suerte, no es tan complejo como para ser incapaz de entenderle. En los vídeos también se nota lo que menciona del habla. )

También puse mi cuerpo a través de más trauma después de empezar a usarlo de nuevo. Creo que hice la mayor parte de ese daño del mencionado incidente cuando tenía 17, pero los años de estar cansado y jodido más tarde no ayudaron mucho.

Actualmente hablo al menos una vez a la semana en centros de tratamiento haciendo algo similar a lo de Mike. Hablar, contestar al teléfono y otras cosas relacionadas a la recuperación son para mí mucho más importantes que cualquier cosa de las que haya hecho para la Industria de la Seducción.

Sé a qué se refería Mike cuando me vio y dijo que le había ayudado más a él de lo que me pudo ayudar él a mi.

La razón por la que saco todo esto a la luz, es para hacer un gran punto de inflexión.

Necesitas estar orgulloso de ser quien eres.

En esta jodida industria y cosas relacionadas, se te enseña a no ser tú mismo.

Odio esto. Está equivocado.

Antes de ser capaz de conseguir el “arte” de conocer a una mujer, tuve cosas mayores con las que lidiar. Supe que cuanto más me escondiera de mi mismo, peor podrían salir las cosas en cuanto a amistades, relaciones y sexualidad.

Nadie te enseña a ser tú. Nadie te enseña cómo ser tú mismo.

Nadie te enseña a estar orgulloso de tí mismo.

Ésta es mi vida. Estoy orgulloso de ella.

De ninguna manera me avergüenzo de ella.

La gente siempre me dice que no debería contar esto.

Lo cuento porque quiero que todo el que trate conmigo lo sepa, especialmente las mujeres que conozca.

¿Por qué? Porque la honestidad es valor.

La humanidad conecta. La humanidad es orgánica.

No es una rutina ni un truco.

Nos olvidamos de cómo de simple es todo.

Quiero conectar con la gente de la misma forma que Mike conectó conmigo. No quiero tener que hacer algo concreto para lograr que la gente me aprecie.

No necesito perseguir una imagen o una identidad para definirme a mi mismo. No quiero los resuultados de eso, de cualquier forma.

The Sexual Life significa que puedes ser quien eres y ser honesto. Significa que te preocupas más por las experiencias que tienes con la gente, que por los resultados.

Necesitas respetarte a tí mismo y tu sexualidad.

El sexo no está definido por una tía buena en un club o lo que cuentas a tus amistades, sino por las experiencias que tienes.

Para tener buenas experiencias, necesitas ser capaz de ser honesto.

Tienes que tener orgullo en ser quien eres.

Tienes que quererte a tí mismo antes de querer a nadie más.

Hoy mi vida es genial.

Sigo teniendo días malos, y no soy impermeable a la realidad… La mierda sigue ocurriendo.

No necesito un apaño rápido, un producto o un ideal para definirme.

No necesito “hacerme con el club”, obseso por lo que otros piensen de mi

O definirme a mí mismo por un racimo vacío de valores.

Necesito ser yo mismo en primer lugar.

Si no lo soy, solamente soy el mismo tipo con un montón de mierda extra

Ser simplemente quien soy, es mucho mejor que ser quien podría querer ser.

No big deals…

Aquí termina el texto traducido del aporte de nuestro compañero Steve. Como habréis podido comprobar si habéis llegado hasta el final, todos aquellos que aluden en su mayoría estar hundidos en la mierda y aislados socialmente pueden quedarse en bragas delante de casos como éste. Con esto que digo, no quiero desmerecer a nadie que realmente estuviera así, especialmente si el hecho de estarlo no fue por una decisión sino por imposición ajena.

Nunca me ha gustado la idea de que “todo el que se acerca a este mundillo lo hace debido a la desesperación de no poder encontrar una solución a sus problemas“, porque muchas veces se equivoca más de lo que podría hacerlo si en vez de eso, se dijera que “todos tenemos problemas, pero algunos queremos ayudar a otros a resolver los suyos mientras que otros pueden ayudarnos a nosotros con los nuestros“.

Y que en concreto, algunas personas podemos ayudar de esta y otras formas.

Pocos aúnan sus voces para decir que están cansados de ideales y valores carentes de sentido y sensibilidad, realismo y trasfondo, profundidad emocional… Y rebosantes de vacuidad, egolatría, vanidad y toxicidad. Pero quien se atreve a hablar, mueve el mundo.

Las palabras se las lleva el viento…

… y con suerte, quizás las lleve a los oídos apropiados.

El invitado de hoy fue Steve -el Topo- Mayeda, y el escrito ha sido tomado de su weblog The RED Mole. El asunto, un relato personal del invitado, acerca del orgullo de ser quien eres, y la honestidad y valor en este hecho.

Hasta la próxima, queridos y queridas…

Kheldar

13 comentarios en “Una historia de Steve Mayeda: de Profundis Clamavi

  1. Saludos…

    Gracias por esta entrega/traducción…

    Que cosa, he quedado sorprendido del protagonista de la historia, casualmente ya había dicho lo bueno de la serie de vídeos sobre “lenguaje corporal”de este tal “topo”… :-O

    Personalmente siento que vas, cada vez más, a la “esencias” con tus publicaciones …

    • En efecto compañero, cada vez mas cerca de la esencia… Me alegra que se note.

      Y como decía Aldous Huxley: “Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo.”

  2. Trate de leer todo el texto de corrido pero me ahoge en lagrimas unas dos veces antes de terminar, mil gracias por traer esta historia Kheldar.

    • Gracias a ti por leer, y por atreverte a abandonar por unos instantes el anonimato de la red para dar tu opinión. Si en verdad te ha llenado tanto esta historia como para desbordar en llanto, me atrevería a pedirte que la compartas a quien creas oportuno. No impidamos que este mensaje llegue a quienes puedan necesitarlo.

      Tanto Steve como yo te lo agradeceremos.

  3. Así es…así es compañero…

    El tema me recuerda algo dicho por otro de los grandes de la literatura universal, Dostoievki …

    “Si te respetas a ti mismo no tendrás que preocuparte que los demás te respeten”.

  4. Hola de nuevo Kheldar!
    Esta historia me ha conmovido es tan fuerte que aunque nunca me he identificado con un adicto ni he consumido drogas mas alla de la popular marihuana me sentí en la piel de Steve.
    Comparto el mensaje también, de nada sirve el juego externo y demas triquiñuelas si no confiamos en nosotros mismos y no creemos en nuestra propia identidad, si no nos amamos a nosotros mismos como esperar que los demas lo hagan?
    es una lástima que este concepto no sea de gran importancia en la “comunidad” y que los “mejores PUAs” elegidos por votación sean defensores radicales de la escuela indirecta o perosnas más parecidas a vendedores de televentas que a coaches interesados en el desarrollo personal de sus clientes. (Estoy habkando de personajes como Mystery o Gambler , votadoes No. 1 y 3 del mundo en 2010 respectivamente)
    suscribirse a sus páginas significa recibir spam casi a diario y ofertas “nunca antes vistas” de como esta vez si podemos salir adelante.
    Tenemos mucho trabajo por hacer si queremos redireccionar esta comunidad a un buen camino!
    Saludos!

    Jude

  5. La vida es un camino duro, donde tienes que aprender a levantarte cuando caes…..sin esperar una mano amiga que te ayude a levantarte, cierto que a veces hay una que te ayuda, pero no la esperes…levantate tu mismo.
    Eso se ha llamado Orgullo, Hombria y mas palabras pero realmente es quererte tu mismo y querer superar tus miedos y tus fobias.
    Yo pense que habia pasado mil calamidades y el amigo topo me demuestra que a todo hay quien nos gane, y por tanto eso me ayuda a ser orgulloso de mis logros a pesar de ser menos que los suyos, por que tambien los he tenido (da igual el tamaño de esos logros, simplemente los he tenido).
    Creo que esto esta tomando ya un camino que se acerca mucho a mi forma de ser y de vivir y me gusta, tengo que confesarlo.
    Animo para todos, sentirlo y vivirlo.

  6. soy un adicto en recuperacion desde hace 12 años ley la historia y me identifique busque esto porque aunque actualmente no consumo drogas, la vida continua siendo dolorosa aveces, en ocaciones la falta de fe, el meido, la incertidumbre gobiernan mi vida y se vueleve verdaderamente dificil lidiar con la depresion y la soledad, antes tenia una pareja y creia que tenia la felicidad, incluso durante adiccion activa no tuve pareja y mi tristesa se hacia cada ves mas fuerte, cada ves que me drogba mas y mas era pa poder morirme ya que me sentia muy deprimido y solo cuando me llevaron a un centro de atencion logre parar y luego encontre pareja pero hoy ya no esta a mi lado y desde hae ya algunos meses mi tristesa volvio, siempre a estado pero haoy en dia esta y me mueve el piso pensando en que la solucion es volver a drogarme o suicidarme se que no es la salida ni tampoco voy hacerlo solo expreso mi locura, actualmente tengo ayuda medica siempre la e tenido y grupos de autoayuda solo queria compartir un poco mi dia mi realidad. gracias hoy no consumo

    • Bueno, por un lado felicitarte por haber sido capaz de superar esa adicción.

      Debo decirte compañero… Que no he visto nunca lucha sencilla, pero en este caso no te conviene dejar caer en personas ajenas a ti mismo la motivación y la fuerza de voluntad, el bienestar y todo lo que necesitas para mantenerte sano y alejado de las drogas. Me llena de orgullo y amor ver a personas que luchan por sí mismas con el único objetivo de sentirse bien y ser felices sin tener que depender de nada externo para lograrlo.

      Puede sonar un poco a tópico, pero hace poco escribí algo en la línea de los altibajos en la vida y cómo manejarse con ellos. Amigo mío, tienes que hacerte a la idea de que no todo en la vida son momentos cumbre y por otro lado, es la actitud que tú le pongas a la vida la que llenará tus días de tristeza o de felicidad.

      Espero que tomes la decisión que te lleve pronto a volver a comentar hablándome de tus nuevas amistades y de tu nueva pareja.

  7. Impactante. Me ha gustado leer esta historia, y más teniendo en cuenta que una persona relativamente cercana a mí se ha suicidado últimamente…
    Gracias por compartir tus ideas en tu blog.
    Sé de sobra que no buscas reconocimiento, pero creo sinceramente que te mereces más visitas, y no sólo por tus ideas y el trabajo que te lleva hacer esto, si no también por la mejora que le puede dar a las personas.
    En fin, que me enrollo; gracias por el blog, más que nada porque yo también tenía pensamientos parecidos sobre la seducción y sobre todo sobre el desarrollo personal, y nadie de mi edad lo compartía.
    Un abrazo 🙂

    • Muchas gracias por tu comentario y tu visita, además de por los buenos deseos.

      Estos pensamientos son más compartidos de lo que parece, pero el aplastante peso del temor a ser ridiculizados o atacados personalmente por las personas que tienen una visión diferente a esta, más dogmática y lameculista.

      Otro abrazo, y bienvenido cuando quieras.

  8. :O…. Admirable. Sorprendete. Steve es Muy Bueno en Sus charlas. No me habia fijado bien en esos de las palabras y su problema, estaba más concentrado en la traducción mental y reflexión de lo que me decía como para notar esas cosas.

    Gracias por Traducir y Compartir esto.

  9. Es muy impactante amigo. Es lo mejor que eh podido leer, de una experiencia real, sabia, muy honesta.
    No conocía a Steve. y ahora gracias a ti. Tu, Zan y Steve son mis gurus en mi autenticidad.
    Mil gracias por traducir esto enorme. Tu y Steve ayudan a miles de personas 😉
    desde luego lo compartiré. un abrazo.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s