Lecciones del Orgasmo Masculino 2: Sensaciones

Para continuar esta serie que tanto revuelo ha causado -a pesar del hecho de que la mayoría de las preguntas, han sido por medios privados-, se me ocurre que voy a continuarla exactamente por el punto donde confluyen todas vuestras dudas.

La mayoría de vosotros referenciásteis de una forma o de otra la especie de contradicción entre el hecho de concentrarse en las sensaciones del placer, irlas intensificando y aunando poco a poco hasta que todas ellas se vuelvan una sola. Hablemos sobre ello.


En uno de los comentarios de la entrada anterior, nuestro compañero Cristian nos pregunta si acaso el concentrarse en dichas sensaciones, no llevaría a sobrecalentarse y eyacular más deprisa y quemar antes todos los cartuchos.

Le di respuesta en su momento:

En realidad esto lo hago fundamentado en un pequeño indicio que descubrí.

Seguramente no he sido ni el primero ni el único en darse cuenta pero si de los pocos que lo referencian. Verás… Cuando has estado viviendo algo que podemos definir como intenso y placentero… ¿No haces lo imposible por que ese suceso y ese momento se mantenga y se prolongue?

Tu cerebro hace lo mismo, y su primer paso es hacerte perder la noción del tiempo. Lo que sigue es hacerte desenfocar tu atención hacia la conciencia profunda y las reacciones instintivas.

A partir de ahí te aconsejaría que no te prives de descubrirlo por tu propia mano.

El hecho de que, como ya mencionaba en el escrito anterior, concentremos nuestra mente en ese punto… En sí ayuda al cuerpo a elevar todos los niveles de excitación. Pero, y este pero es muy importante; el constante cambio entre estímulos en los que nos enfocamos es el truco aquí. El pasar de uno a otro, aunque sin soltar el anterior hasta que los atamos todos entre sí… Ahí reside la magia de estos truquitos.

La mejor forma de explicarlo que se me ocurre es comparar con la acción de un funambulista, que no suele soltar la cuerda anterior hasta que tiene al alcance la siguiente.

Tomando cada sensación como una de nuestras cuerdas… Hagamos acrobacias. 😉

Por ello, voy a hacer una lista de las mejores sensaciones en mi opinión:

  • Psicológicas: pensamientos propios acerca de lo que nos gusta de la otra persona (detalles que nos llaman la atención sobre cualquier aspecto de nuestro acompañante en la cama). A título libre y personal de cada uno, han de ser.
  • Viscerales: emociones y sensaciones instintivas… Placer por el placer, por así decirlo. Nuestra respuesta a los estímulos que recibimos in situ.
  • Sensoriales: la interpretación global de los estímulos que nuestro cuerpo físico percibe: visuales, auditivos, olfativos, gustativos, hápticos, térmicos… Todas esas sensaciones de percepción externa e incluso interna, a menudo.
  • De unidad: la sensación de que ambas personas pasan a formar una sola entidad… Física, mental y espiritualmente. Fusión de las conciencias.
  • De aislamiento: la sensación de estar apartados del resto del mundo y dedicados tan sólo al mutuo placer y al momento presente, a la pareja.
  • De atemporalidad: la sensación de estar apartados del paso del tiempo y sus efectos: hambre, sed, cansancio y el resto de necesidades fisiológicas.

El resto… Mejor será que cada cual las identifique por su propia experiencia. Hacerlo de otra manera sería condicionar vuestras vivencias y someteros a una búsqueda de lo que aquí describo… Cosa que no me gusta nada como posibilidad.

Es más, me gustaría que vosotr@s mism@s comentéis (si os apetece) las sensaciones que soléis tener respecto del placer sexual, y las que soléis experimentar más a menudo.

Salud y feliz vida sexual. ¡Hasta la próxima!

Continuamos en la tercera parte. // Si te perdiste la parte anterior…


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre el libro, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. ¿Cómo podemos ayudarte mejor?

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

  • ¡Unete a la Familia LVEF! Haz click en “Me Gusta”, suscríbete y participa.

Un comentario en “Lecciones del Orgasmo Masculino 2: Sensaciones

  1. A eso se le llama meter el dedo en la llaga. Justo en toda la diana, lo mas dificil pero lo mas placentero es eso, pero el intentarlo hasta que lo puedas hacer te da tambien una montaña de sensaciones y experiencias nuevas y muy gratas.
    Os aconsejo que lo intenteis y lo descubrais en vosotros mismos.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s