Armas Secretas: Integración

Debo decir que para cuando muchos de vosotros leáis este escrito, yo estaré ya en mi camino de vuelta a España. Estoy preparando -entre otros asuntos personales y contenidos para los seguidores del blog y el foro- cosas muy grandes para aquellos que se atrevan a descubrirlas, y a tomar responsabilidad de sí mismos. Tengo la seguridad de que no dejaría indiferente a nadie… Pero también la intención de compartirlo tan sólo con aquellos que se atrevan a formar parte de un grupo con sus mismas necesidades e inquietudes, con sus mismas metas y oportunidades. Voy a elevar la calidad de mi trabajo para aquellos que se decidan a confiar en el MasterMind Program, y al mismo tiempo les voy a ofrecer la oportunidad de recibir orientación y formación sin necesidad de arruinarse si lo desean. Ese es mi compromiso, mayor calidad al coste más bajo posible. Las posibilidades quedan abiertas a quien se decida a unirse.

Pero eso es sólo una parte de lo que acontece. Unido al programa, estoy ideando eventos totalmente rompedores y haciendo de ello un auténtico programa de mejora personal, al alcance de cualquiera siempre y cuando se atreva a tomar el compromiso… Pero vamos sobre el tema que nos ocupa. Hoy que vuelvo a España, me siento como decía uno de mis ídolos… Zatu, el rapero vocal del grupo SFDK dijo en uno de esos temas “hoy es uno de esos días donde tengo pedacitos de mí bajo las uñas, de rascarme el alma”.

Tengo la ligera impresión de que me gusta ser como soy y ser lo que soy. Pocas personas abarcan una concepción cercana a lo que realmente soy, y resulto ser bastante más de lo que aparento… Culpable de ser una persona de mente inquieta y proactiva. Pero también me gusta llegar a ser lo que sueño ser, como a todo hijo de vecino. ¿Significa esto acaso que me gustaría abandonar lo que soy para correr en pos de lo que me gustaría ser?

Por supuesto que no.

La respuesta a la muda pregunta de algunos… Integración. Eso es lo que muchos hacemos a la hora de conseguir algo para nosotros mismos. Integrarlo en nuestras vidas, hacerle un hueco dentro de ellas. Pero no convertir tu vida en un circo atado a las cuerdas del titiritero mayor, a saber la absurda suerte de la aprobación externa o entidades parecidas.

Lo cual viene a significar que no debes pensar que “vales algo” solamente si los demás creen que es así. Qué desalentador. Otro gran titiritero consigue que hagas depender tu autoestima de la relativa aceptación y éxito social y sentimental que tengas. Este titiritero es peligroso porque tiene la manía de enredar los hilos y cortarlos a placer para ver darse de bruces a quienes cuelgan de ellos… Una y otra vez.

No sé muy bien cómo pero he escapado de la influencia de esos y otros titiriteros. Entre otros que no son tan metafóricos y están realmente presentes -aunque muchos no serán conscientes-, y a los que no quiero hacer alusiones porque no me han de acusar de conspiranoico todavía.

He hecho un buen trabajo preservando mi curiosidad y mi susceptibilidad. También mi suspicacia y mi propia opinión acerca de lo que me rodea y alcanzo a conocer. Jamás he hablado de algo sin conocer un mínimo del asunto primero. Y si me han dado distintas versiones las he cotejado y sin dar nada por cierto he archivado las posibilidades. Me he dedicado a experimentar y encontrar soluciones. Respuestas propias a mis propias inquietudes, de dentro hacia fuera

Esto tal vez me haga ver como una persona en exceso analítica y racional pero no me preocupa demasiado. Lo cierto en ello es que de hecho… Casi lo preferiría para ciertos casos.

Antes de introducir la integración como tal me gustaría señalar que, como acabo de mencionar, soy de la opinión de que la mayoría de cambios que se pretenden surten mejor efecto cuando se comprenden las motivaciones detrás de ello y se conoce la entidad concreta que produce la motivación al cambio y el propio cambio en sí. El estimulo que lleva a desear ese cambio, la reacción que produce recibir ese estimulo y el efecto que provoca finalmente; y estimo que todo esto es importante y por ende, hay que observar y conocerlo bien.

Esta creencia se debe a lo siguiente que voy a contar, como parte de mi experiencia.

Mucha gente a la hora de tratar de integrar nuevos aspectos en su vida personal, social o sentimental; intenta suplir carencias que cree o le hacen creer que tiene. Personalmente, suelo intentar la resolución inversa: doy por hecho que se tiene y está oculto o bien perdido y trato de traerlo a flote de nuevo. Esto me fue inspirado por un procedimiento heurístico en el que se da por hecho que la solución ya se ha conocido en algún momento y solamente se debe recordarla. Inclusive aporto soluciones aparentes. Suelen ser en cierta manera oportunas, satisfactorias y atractivas en mayor o menor medida… El punto en aportar dichas soluciones está en hacerlo precisamente sin señalar el proceso por el cual se llega a ellas.

De esa manera el sujeto al cual se le aportan las soluciones debe figurarse por su cuenta los procedimientos y sus diferentes etapas para acabar completando el proceso por su propia mano -con la participación, ayuda, feedback y apoyo de compañeros y orientadores-, obteniendo la solución propuesta en una proporción mayor o menor cuanto más acertados sean los métodos que decida personalmente utilizar.

A esto le llaman capacidad de autogestión, que es algo muy importante que nos gusta trabajar con nosotros mismos y con nuestras gentes. Ya hemos hablado de ello en alguna ocasión, y hemos sido redundantes con que es una capacidad indispensable.

No me importa también prodigar estímulos en forma de referencias bibliográficas o culturales; bien sea en música, televisión, cine, o casi cualquier cosa de la que se pueda extraer una lección magnificadora de nuestra propia realidad interior.

No hace mucho vi a J.K. Rowling (autora de los famosos libros de Harry Potter), afirmar que lo que demuestra nuestra verdadera valía son nuestras decisiones… Mucho más que nuestras habilidades. (Esta cita anda perdida por alguna parte de Harry Potter y la Cámara Secreta, el segundo libro de su heptalogía).

Y esto me lo ha reafirmado el hecho de ver una vez más a Michael Jordan. De un tiempo a esta parte, se está dedicando a grabar spots en televisión que son de corte motivacionaly buscan inspirar a las personas que atiendan a ellos. En uno de sus cortos publicitarios más recientes podemos ver cómo afirma lo siguiente:

“He fallado más de 9000 tiros a canasta. He perdido casi 300 juegos… En 26 ocasiones me han confiado el tiro decisivo del partido y lo he fallado. He fallado una y otra vez en mi vida. Y es por eso que tengo éxito”. (Click aquí para ver el vídeo)

El señor Thomas Edison afirmaba en el pasado mientras inventaba su bombilla que un fracaso no era tal. Una persona aludió a la gran cantidad de intentos fallidos de crear la bombilla incandescente de Edison como algo deplorable.

Él repuso que en el transcurso de descubrir la forma en que se podía fabricar e inventar la bombilla, había dado con montones de formas de cómo no se hace una bombilla.

Y nosotros podemos traducir esto en que nuestros errores no son errores sino los descubrimientos que nos enseñan el modo en que no se hacen las cosas. Por mi parte -y de acuerdo a muchos otros según parece ser por mis propias averiguaciones- no es correcto abandonar el propio ser o enmascararlo persiguiendo ser algo que desearías ser…

Teniendo al alcance una solución más asequible: conocer lo que dentro de ti puede hacer que realmente te conviertas en la persona que quieres ser. Ya te he regalado la meta y un par de pautas…

Veamos qué tal lo haces.

Kheldar

9 comentarios en “Armas Secretas: Integración

    • Muchas gracias doc! Tengo que acordarme de pedirte permiso para trasladar algunos de tus artículos por aquí.

      Por cierto, deberías considerar participar en el MasterMind Program que tengo en mente. Tal vez así La Corte tenga un lugar idóneo para resurgir.

      • Francis siempre esta dispuesto a participar en los proyectos de Kheldar. Espero poder estar a la altura de los acontecimientos, intentare lo mejor. En cuanto a los escritos, no necesitas permisos, simplemente ve por ellos. Un abrazo a la distancia entrañable amigo Kheldar. Te felicito por el blog, muy bueno, cada vez mejor. Hasta siempre!

  1. Wow… Un artículo enorme. De lo mejor que que te he leído, muy inspirador y a la vez revelador. Con este texto me has convencido para apuntarme al MasterMind Program, espero con ganas ver cómo funciona el tema.

    Siempre he pensado que el día que se inventó el espejo destruimos una parte del alma pero el día que perdimos la curiosidad matamos todo lo que somos.

    • Un tiempo fuera y la valentía para mirar hacia dentro y sacar lo que llevas en vez de intentar meter a porrón lo primero que te encuentras es lo único que hace falta para lograr escritos de este calibre y mejores incluso. Aunque dicho así, casi suena sencillo escribirlos y no sólo eso, sino que transmitan un mensaje.

      Me agrada saber que te apetece participar en el programa, espero recibir pronto tu mail de confirmación. Por favor, incluye en él tu lugar de residencia y los lugares a los que te sueles desplazar en otras localidades, por si hubiera otros interesados en tu misma zona. Y no te prives de difundirlo entre personas en quienes confíes y creas que puedan estar interesadas en ello. Así aumentan las posibilidades de contar con más compañeros que compartan ideas y ayuden al resto a crecer.

      Abrazos!

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s