Ya tengo una cita, ahora qué coño hago (2)

Actualización Septiembre-2011: Este vídeo que tengo colgado en YouTube resume lo que podrás encontrar en este artículo en cierta medida. Sigue leyendo si quieres saber más sobre el tema, conocer lo dicho por mi amiga, etc.

En una conversación con una señorita, obtuve sin solicitarlos… Unos curiosos consejos para tener citas con las chicas, que de todo punto son sencillos. Sencillos, y jodidamente obvios… Y no por ello menos honestos. Tuve que escribir lo que me dijo, porque me dejó completamente anonadado. Esto es lo que me comentó…

Y lo que nosotros también vamos a comentar aquí. Os dejo con lo que ella me dijo, y voy a introducir entre los párrafos mi propia idea del asunto… Basada en lo que pensaba mientras me soltaba esta arenga, entre repetitivos “joder, esto vale para el blog”.

Hay buenos consejos sobre citas, y malos consejos. Uno bueno sería… Por favor, por favor, por lo que más quieras hazme sentir cómoda y consigue que me divierta contigo, a ser posible sin forzarlo. Unos cuantos malos…

No me hables de tus ex, y no me digas que quieres follarme. No me interesa ni me importa que quieras follarme, estamos conociéndonos en una cita. No me interesa hablar de tus ex parejas ni de tus antiguas experiencias… Estás aquí y ahora, conmigo.

Hay demasiados tíos que te cuentan eso en medio de una cita. Realmente no me importa que tuvieran una ex o miles, ni lo buena que estaba, ni lo bien que aprendieron a follar gracias a ella o a ellas… No me interesaba si tenían un sexo salvaje y alucinante o no funcionaban en la cama.

A decir verdad, todo lo dicho hasta aquí parece una burrada, un epic fail de impresión. Pero os sorprendería saber la cantidad de gente que cae en este saco. Creen usualmente que el hecho de alardear de hechos pasados les beneficiará en algo, o les afirmará como potencialmente deseables y buenos amantes. Ya véis que no.

Lo único que me interesa es que me hagan pasar un buen rato, en su compañía. Que me hagan reír, desearles. No hace falta que se pongan a contarme chistes, pero si estoy disfrutando de la situación, me estoy riendo y no estoy de brazos cruzados… Es obvio que quiero estar contigo. Me gustas, me apetece estar contigo.

Pero si te sientas ahí y simplemente me aburres hasta la muerte… Probablemente te diré que por qué no nos largamos. No me gusta que me hagan perder el tiempo y tampoco voy a hacer yo que nadie lo pierda si no va a conseguir nada conmigo.

Tengo montones de amigos que me dicen que quieren tener sexo conmigo… Y eso no podría interesarme menos, así que si aunque seas mi amigo eso es lo único que vas a saber y poder decirme… Recuerda que me la suda, no tienes nada que hacer conmigo así. No vas a serme distinto a los desconocidos que me lo dicen si haces eso.

Acaba de decirnos la señorita lo único que les interesa a ellas de una cita. Que salga bien pero no por estar milimetrando cada detalle, sino porque haya buen rollo, cariño, confianza, simpatía, comodidad y diversión. Además de honestidad.

Por completar el escrito y no dejarlo a secas con la opinión de esta señorita… Puedo decir que las mujeres ODIAN cuando una persona se pone a alardear de sus posesiones y sus éxitos, del dinero que tienen en el banco…

Al menos, a las personas que de verdad valen la pena… Esa actitud tan típica de hacer ostensión de esas cosas, les deja una sombra de duda y sospecha. Les pone alerta tanto “tengo, tengo, tengo”.

Qué se puede hacer… Lo que te dé la puta gana, ni más ni menos que eso. Pero, si de verdad quieres hacer eso, será mejor que seas capaz de responsabilizarte de las consecuencias, y apechugar con posibles represalias. En resúmen sería:

Resumiendo lo que se debe hacer:

  1. Hacer sentir cómoda a la otra persona sin forzar la situación.
  2. Centrarse en la persona que tenemos delante.
  3. Resultar deseable, divertido. Animar la situación de forma natural.
  4. Relajarse y centrar la atención en divertirse y disfrutar.
  5. Dejar que la otra persona participe y se implique.

Resumiendo lo que NO se debe hacer:

  1. Alardear de éxitos sexuales, económicos/profesionales y de ex parejas.
  2. Resultar monótono y aburrido, o monopolizar la conversación (pero ojo, esto no significa tratar de llenar el silencio por todos los medios posibles llegando a resultar cargante, tenedlo en cuenta por si caéis en eso).
  3. Creer que el ser su amigo te garantiza acceder a su cama, o que el hecho de intentar escapar de ser su amigo te facilitará acostarte con ella. (Ni calvo ni tres pelucas, vaya… Sencillamente, la confianza puede ayudar. PUEDE.)
  4. Mirar demasiado a donde no suele ser agradable que te pillen mirando.
  5. Criticar de manera mezquina a conocidos comunes.

Otra cosa más bonita o práctica que hacer lo que te salga arriesgando lo poco que hayas conseguido (o mucho, quién sabe) y sacar más bien nada, o el famoso cierre con guantazo… Bueno, os dejo un ejemplo en esta entrada:

– Comenzando a conversar, primeras indicaciones

Abrazos!

Kheldar

Nota a los lectores: Esta clase de consejos son muy dignos de tener en cuenta. Sin ir más lejos, tenemos el ejemplo de las personas que caen en hablar de sexo y sexualizarlo todo… Y tienen muchísimo éxito. Pero, por otro lado…

A una gran parte de los chicos que caen en comentar tan indolentemente las ganas de sacar del país a empujones a esa chica… Les acaban sacando el tacón del culo en urgencias (y por exagerado que suene, cosas peores he visto).

4 comentarios en “Ya tengo una cita, ahora qué coño hago (2)

  1. Este es mi enfoque, es que has dado en clavo de pleno con tu martillo de realidad:
    Jajajajja

    Al principio empecé alardeando de méritos inexistentes con las mujeres, con las rutinas de los amiguitos de la Industria, xDD les quería hacer ver que era lo no era, les hacía ver que era un mujeriego y era una mentira como una catedral gótica de adobe. Se daban cuenta al poco porque no era congruente con mi personalidad sedienta desesperadamente de atención. Luego te conocí a ti y fui limando con contudencia esta clase de detalles feos. Y ciertamente me va mejor que nunca antes. Presumir como presumía y de lo que presumía es vomitivo.

    Yo mismo fui testigo de cómo chicas desaparecían para siempre tras contarle alguna “proeza” (si así se pudiera llamar) sexual, por mucho que yo intentaba ponerla como un acto secundario en una historia emocional. Pero al final creo que di con la mejor fórmula. Esto sí que me funcionaba. “Me acabo de imaginar…” “Dios mío, con lo que me acabas de contar me hiciste pensar en…”, omitiendo los detalles sexuales en los primeros momentos de conocer a la chica, del mismo modo en que una película de recomendada para todos los públicos, pero donde los mayores pueden intuir que seguramente pasaría eso, aunque los niños no lo sospechen ni por asomo.

    Me refiero a algo así como que ella se imagine estando en esos lugares, de esa forma y que sienta esas cosas contigo en el futuro, dando a entender de que vas a dejarle la puerta abierta a la posibilidad probable de que la vuestra sea una historia de amor que dure toda la vida, y la prueba es que ese momento que describes, a lo mejor, dentro de unos meses, es prueba de ello.

  2. Eso de la presunción ya lo hablé en otro lado. Pero en esta caso: carajo, ¿cómo es que aún haya tipos de tal calaña? En fin… He decir que yo no cuento mucho esas cuestiones por que incomodan, tanto a mí como a la chica en cuestión. Lo increíble aquí es que me han rechazado por profundizar en temas más simples y divertidos, en vez de presumirle sobre mis carros o de la escuela en donde estudio xD. Por lo demás, la solución radica en no apegarse tanto a una situación dada. Al menos así uno se evita de un tortazo contra la pared; aunque también se le priva a uno de poder ir a más si la situación no lo amerita. Debo decir que la forma sobre cómo tratar a una chica en una cita varía en cada caso: si viene acompañada, si vamos a una fiesta, si estamos solos en un lugar público o privado, si hay más personas al rededor, etc.

    En lo personal, me he dado de topes cuando estoy con ella y con más gente al rededor. Siento presión por hacer las cosas bien; las expectativas de otros se reflejan en mí y eso que entre en un estado de ansiedad xD. Pero hay que verlo relajadamente; si no te acuestas con ella, y otro sí, bueno, puede ser frustrante al principio y después, pero a uno se le pasa… quieras o no.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s