El dilema con los “novatos”

Usaremos aquí el término de novato de una manera un poco atrevida y azarosa ya que, en estas lides, no se debe considerar a nadie novato. Todo el mundo tiene alguna experiencia previa de algún tipo, aunque alguno de los autoproclamados gurús tienden a pensar que esas experiencias por lo general son traumáticas o negativas.

En efecto, hay un gran dilema con los novatos que sospecho que no pasa desapercibido pero no sé si se ha mencionado. Yo desde luego tengo intención de tocar el tema y más después de lo vivido estos últimos meses.

Resulta que cuando alguien (en especial alguien allegado a ciertas comunidades o industrias) ofrece consejo a los novatos en el asunto, lo hace hablando desde el “hazlo así” y no desde el de “tu puedes hacerlo, y puede ser así, asá o asao”.

Sumemos más.

Para empezar tenemos el eterno debate de lo que cada “gurú” piensa que necesita su prole y el mundo en general. En algunos casos he visto afirmaciones tales como la de disociarse de la experiencia negativa o traumática para que no duela revivirla, lo cual no hace sino privar del estímulo que porta el auténtico mensaje de la experiencia.

Es tan sencillo como hacer esta pregunta: ¿por qué te sientes así y no de otro modo? Si es así, es por algo… Y debes descubrirlo. Debes descubrirte a ti mismo, conocer lo que piensas y lo que sientes; y por qué es eso y no otra cosa.

No obstante, siempre va a haber quien por cualquiera que sea la razón defienda a capa y espada una doctrina. Hace poco ví una curiosa manera de defender la idea de que partimos de serie con ideas, creencias y pensamientos erróneos, limitadores y negativos.

A eso lo llamaron “mentalidad beta”. Se dijo que había que erradicarla y sustituirla por una “mentalidad alfa”. Al ver mi expresión y escuchar el bufido que solté, el que explicaba esto tuvo que justificarlo con un “era por abreviar”. Y cómo cambiarlo… Mediante PNL, cómo no.

El origen de la industria vuelve a asomar el hocico.

En otros lares, y por otras razones… Un chico me comentaba a raíz de la entrada sobre mi rechazo de la cacería nocturna que “no puedo hablarle mal de ligar en discotecas a chavales de 18 años o menos que quizás todavía ni siquiera dieron su primer beso“.

En honor a la verdad, afirmaba que no lo habían dado (en clara referencia a algunos casos que el conocería, supongo). Cuando uno se para a pensar en esto dicho, le responde como le respondí yo… Diciendo claramente que tampoco es bueno darles instrucciones sobre un tema que ni siquiera han experimentado todavía.

Porque es el mismo razonamiento que sigue el hecho de pensar que por masturbarte viendo pornografía dejas de ser virgen. Mismo perro con otro collar.

Sip, eso he dicho. Puede que veas a la mujer desnuda, que te corras siete veces -y en tal caso, si no te has deshidratado eres mi héroe- y que tengas más juego de muñeca que los jugadores de baloncesto… Pero eso no es perder la virginidad.

En este caso, que otra persona se anticipe a cualquier posible situación y te diga que ante esa situación te comportes de tal o cual manera, es cuanto menos algo temerario.

Se expone al fallo de una manera atrevida pero no exenta del riesgo que conlleva. Se expone a los atascos mentales, a caer en las apariencias y etc. Esos son los mismos riesgos que mencionaba cuando hablamos de fingir ser alguien que no eres para buscar el éxito social y sentimental. Básicamente, el riesgo de ser rechazado por falso.

Y más aún cuando lo que se les dice es que busquen intentar conversar con desconocidas para entrar en sus vidas (y en sus camas de paso), en cualquier tipo de ambientes… Con predominancia del nocturno, en salas de discotequeo o boliche para los argentinos y uruguayos.

Tengo una noticia para vosotros, y no os va a sentar bien. Es una mala noticia, así que amarrénse todos al asiento. Vamos allá… Abrir está muerto. Encarar, está muerto.

Eso es, he dicho muerto, y añado también equivocado. Seré más explicito. Acercarse a mujeres desconocidas con el pretexto de una conversación no es algo que te va a conseguir citas con ellas, ni mucho menos citas con mujeres de las “auténticas”.

¿Por qué? Conversar no es sexual. Y para que una conversación se torne en sexual tiene que haber un grado de intimidad y compenetración que no conseguirás en una noche ni con drogas… Y recordemos que eso es ilegal.

Las mujeres responden a las emociones, no a las palabras. Demasiados novatos (y no pocos “avanzados y expertos”) se pasan la vida pensando en qué decir y cómo decirlo para que resulte ingenioso, picante y sensual.

La cruda realidad es que todos esos intentos caen en saco roto si no se tiene algo muy sencillo… SIMPATÍA . Esta palabra proviene del idioma griego, es un derivado de συμπάθεια (sympatheia), palabra compuesta de συν (juntos) + πάσχω (pasión, en este caso “sufrimiento, afección”) = συμπάσχω; literalmente “sufrir juntos”.

El uso actual del término sería algo equivalente a compartir sentimientos con los demás, sentir con esas personas, usualmente en una connotación positiva. Dado que la gran mayoría de estas personas NO COMPARTE SENTIMIENTO NI EMOCIÓN ALGUNA CON LAS MUJERES, todo cuanto pueden esperar es tener éxitos por suerte… Algo a lo que ellos mismos oportunamente llaman “jaque del bobo”.

~~~~

Para finalizar este texto, me gustaría hacerlo citando un mensaje muy curioso de una persona que tiene el pensamiento típico de una gran población de los novatos obnubilados por las promesas en vano de la industria. Atención al detalle:

(Nota: el texto se mantiene íntegro tal cual lo escribió su autor.)

hace poco me he preguntado por que quiero ser un seductor, y la respuesta es porque quiero conocer chicas guapas para divertirme y acostarme con ellas, como cualquiera que se dedica a esto, pero siempre hay algo que me impide poder practicar como trabajar, estudiar, hacer deporte, y si tengo oportunidad de hablar con chicas guapas, me quedo en blanco, a veces pienso que quizá no sirva para esto, pero no quiero dejarlo, no quiero estar solo toda la vida, quiero vivirla, que puedo hacer?, leo el libro mil veces, haga las tecnicas de EFT y siempre hay algo que falla, se ve que este camino será bastante largo y necesitaré mucha paciencia.

A esto mi respuesta fue la que sigue:

Señor, es un poco temerario afirmar que “todo el mundo” quiere ser un seductor para conocer chicas guapas y follar.

Te lo digo más que nada porque conozco gente que daría mil vueltas a cualquiera en el mundillo que no entró por eso, sino por autoconocimiento y autogestión (como es mi caso)… O por cualquier otra combinación de opciones diferente.

En el tema de la seducción existen tres asuntos: placer, conocimiento y emociones.

Sin esos, no se es seductor.

Todo ello tiene que ver con un sentido estético, poético -por tanto existencialista– y también hedonista… Que es más probable que todo el mundo tenga, que las ganas de follar o de conocer chicas. Aunque no tiene por qué.

Ya tienes algo en qué pensar que nadie salvo yo ha mencionado hasta ahora. No te lo quiero dar mascado.

Prueba y me cuentas.

(Por desgracia, no pude ver que respondiera a ello. ¿Responderéis vosotros?)

Kheldar

3 comentarios en “El dilema con los “novatos”

  1. Mucha gente, y no solo los novatos, tiene esa idea preconcebida de definición de seductor, un hombre que se divierte y se acuesta con muchas chicas guapas.

    Sinceramente, es una auténtica pena que se desvirtúe de esa manera el arte de la seducción. A lo largo de la historia se han conocido grandes seductores que no se han dedicado a meter entre sus sabanas al mayor número de muchachas bonitas posible, un claro ejemplo de ello es Paul Newman.

  2. Añadir que es muy triste el texto citado. Bueno, se supone que son evoluciones del pensamiento. Pero lo que aún más me sorprende es que teniendo la respuesta tan clara y delante de sus narices no pueda mover ficha alguna para afirmar: “este libro es una mierda, no sirve” Pero, supongo que solo algunos logran verlo de esta manera.

    Luego, por lo menos personalmente, me he dado cuenta que es un cambio del pensamiento. Dejas de pensar en follarte a la primera que vez con tus atunes enlatados y tus estructuras manchadas de semen y empiezas a pensar como realmente se debería pensar. “Solo deseo conocer gente para divertirme”

    Y el hecho final a resaltar es que es un tema bastante interesante, lástima que para comprender a veces conceptos tan básicos como este tipo de mentalidad de digamos “seductor” es COMPLETAMENTE opuesta a la del que dice “querer ser seductor”

    Añadiendo algo más:

    Si te fijas en los que dicen ser seductores o enrrollarse con muchas chica, mujeres, damas, señoritas, profesoras de universi… Dejan de pensar de forma petulante omitiendo el: “es que yo me he follado a esta y esta” y es más un:”esto es una habilidad que tengo y no voy por ahí alardeando de lo que sé y puedo”

    Buen post, Melich

    Y bonito comentario, Arte.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s