Hacerte más mal que bien

El título que lleva esta entrada es lo que en un principio pensé que puede ocurrir si hago caso de ciertas demandas. A saber: darte exactamente lo que pides a ciegas pensando que es lo que de verdad necesitas para cambiar tu situación. Me explicaré con ayuda del magistral aporte de un compañero que merecía estar aquí, pero además…

Sí, soy el intransigente que no considera que porque quieras algo sea la mejor solución dártelo. A veces acabas antes, otras te satisface hacerlo (cierto es y no me quiero molestar en negarlo)… Pero si de problemas hablamos, no te ayudo nada realmente. En especial si lo que quieres no es la solución real a tus problemas.
Sumemos más.

Lo que me gustaría comentar es que la gente tiende a pensar que “eliminar el miedo” y “entrar indiscriminadamente a las personas” es la mejor manera de conseguir ser lo que yo llamo una persona social proficiente… O en otras palabras, lo que para algunos sería el súmmum del liderazgo, el carisma y la seducción. Nada más lejos. ¿Por qué?

Cada vez que me pides algo así… Te miro a la cara y no puedo evitar la sensación de vacuidad. Te escucho hablar, y tus ideas son un bombardeo constante de carencias que quieres suplir como sea, que de hecho no llegas a suplir sino que enmascaras o intentas tapar… Y ahora, yo pregunto; ¿el precio es perderte a ti mismo? ¿Dar una impresión de persona feliz y completa, sin serlo?

Bueno, he explicado ya alguna que otra cosa al respecto en un par de artículos de la serie Armas Secretas y en el artículo “Miedo. ¿Me enfrento a él o me hago con él?“. No hace falta que recalque que, a criterio personal, aunque su intención es buena su idea de cómo pueden mejorar es equivocada… Y no hace falta preguntarse cuál fue la causa del error. Todos la conocemos, gracias a lo mucho que se promocionan.

Ahora, os dejo con las palabras del compañero Nightcrawler originadas en la entrada “Un mundo que no tiene nada que aportar” (puedes leerla si haces click aquí):

En román paldino se llama charlatanería a ese comportamiento, no es nada nuevo.

El charlatán vive de los anhelos de su público, piensa en el buhonero de los westerns, aquel que vende el elixir cura-lo-todo, o las peregrinaciones a cualquier pueblo perdido de nuestra geografía porque allí mora un curandero que te quita la alopecia con el pellejo de una morcilla, por ejemplo, y no voy a frivolizar con el esfuerzo que hacen personas con alguna dolencia grave en busca de soluciones, es lo que tiene la desesperación, el clavo ardiendo al que te agarras porque no sabes QUE mas hacer.

No deja de ser un tipo más de salvador: Alguien está perdido, (“no me como una rosca, no sé CÓMO interesar a alguien, QUIERO/(anhelo) que ella se fije en mí y que “caiga” en mi red…) el motivo que subyace siempre es el mismo, aunque tome distintas formas y aparece alguien que te “regala/vende/ofrece” la solución infalible y definitiva a tu problema, como no sabes NADA del tema asumes que el SI, y te lo crees. Sencillamente te ha dicho lo que TÚ querías oir, te ha regalado esperanza.

Tendemos a buscar fuera aquello que ya tenemos dentro, aunque no lo percibamos y en este inframundo de la seducción, asumo que la INMENSA mayoría de la gente se acerca a él por el motivo antes mencionado: La ausencia de resultados favorables en las relaciones e interacciones sentimentales, el no comerse un rosco, vaya.

Es después cuando uno profundiza en todos estos temas cuando descubre que su ausencia de resultados no es la CAUSA de infelicidad o tristeza que el pensaba sino CONSECUENCIA de una serie de carencias y miedos muchísimo mas amplia que ni siquiera sabíamos que estaban ahí. y en ese terreno los charlatanes enmudecen, se quedan en esa jerga estupida de puas, idis, sets, openers, cbs…etc, etc.., que realmente no sabes si te están contando una simple conversación con una chica o la maniobra de atraque de la Soyuz en la ISS.

Los falsos profetas forman parte de la vida, los hay en todos los ámbitos, surgen de la mezcla de la deseperación y la ley del mínimo esfuerzo, alégrate de ello, a fin de cuentas revalorizan tu blog.

Y para terminar esta vomitona, sólo comentarte que AMÉN al artículo de B. Vilaseca, lo leí la semana pasada y me parece certero como pocos.

Abrazos

Nightcrawler

~~~~

Me gustaría compartir también las palabras del compañero Sergio Handal en la entrada “El dilema con los novatos” (puedes leerla haciendo click aquí):

Añadir que es muy triste el texto citado. Bueno, se supone que son evoluciones del pensamiento. Pero lo que aún más me sorprende es que teniendo la respuesta tan clara y delante de sus narices no pueda mover ficha alguna para afirmar: “este libro es una mierda, no sirve” Pero, supongo que solo algunos logran verlo de esta manera.

Luego, por lo menos personalmente, me he dado cuenta que es un cambio del pensamiento. Dejas de pensar en follarte a la primera que vez con tus atunes enlatados y tus estructuras manchadas de semen y empiezas a pensar como realmente se debería pensar. “Solo deseo conocer gente para divertirme”

Y el hecho final a resaltar es que es un tema bastante interesante, lástima que para comprender a veces conceptos tan básicos como este tipo de mentalidad de digamos “seductor” es COMPLETAMENTE opuesta a la del que dice “querer ser seductor”

Añadiendo algo más:

Si te fijas en los que dicen ser seductores o enrrollarse con muchas chica, mujeres, damas, señoritas, profesoras de universi… Dejan de pensar de forma petulante omitiendo el: “es que yo me he follado a esta y esta” y es más un:”esto es una habilidad que tengo y no voy por ahí alardeando de lo que sé y puedo”

~~~~

Y para finalizar lo que viene siendo esta concatenación de ideas sumaré las de mi compañero de La Corte de la Seducción, el señor James Bond almacenadas en los comentarios del mirror de mi entrada sobre el miedo en el blog de La Corte:

Muy buena entrada, Kheldar! Una respuesta bien descrita y detallada. Y estoy de acuerdo, nuestros miedos siempre están ahí, en forma de un susurro. Quizás no podamos deshacernos de ellos por completo, pero podemos decidir qué hacer con ellos. Ser conscientes. Siento esto, que me bloquea o me impide hacer esto otro, es una reacción de defensa de mi cuerpo, temiendo que pase lo peor, pero no es real. Gracias, entiendo que sólo intentas protegerme, pero hablar con esa chica no es tan terrible y será divertido y ella es encantadora y te lo voy a demostrar…

Los miedos sólo son invenciones. Son imágenes de los peores temores del pasado que se hagan realidad, o proyecciones de un futuro que no ha pasado y no podemos dar por cierto, es decir, la clave para vencer los miedos es estar en el PRESENTE. ¿Tienes algún problema AHORA?

Y requiere por supuesto dos cosas: desear profundamente lo que queremos, porque cuando el deseo es enormemente grande, su poder hace más fácil sobreponer el miedo y arriesgar. Y segundo, CORAJE, la clave para superar el miedo es, aunque tengas dudas, actuar de todas formas…

Y por supuesto, dejad de medir el éxito por las reacciones de ella, no os juzguéis por el resultado, no os evaluéis según la reacción de ella. En vez de eso, empieza a medir tus éxitos por cómo tú te has mostrado en esta interacción: ¿me he atrevido a hablar con ella? ¿he hecho lo que yo quería? ¿he mostrado mi yo auténtico? ¿he dicho mi verdad?

Es decir, el único fracaso es no intentarlo… mientras estés probando y practicando y haciendo lo que tú deseas, lo que tu corazón te dice, puedes perdonarte todos tus errores. La experiencia te enseñará todo lo que necesitas saber.

Pensamos que primero tenemos que tener confianza y luego actuar, pero la realidad es que la confianza sólo se construye como resultado de actuar y actuar y actuar. El coraje de actuar será el que nos dé la confianza.

Ya escribiré sobre esto en mi blog…

~~~~

Listo pues. Ya están sumadas todas las ideas… Ahora toca que cada cual encuentre las suyas propias. Nosotros ya hemos compartido las nuestras. Todo aporte a estas reflexiones es bienvenido, especialmente aquellos constructivos.

Abrazos,

Kheldar

PD: como lectura final y para quien piense que ensalzo y defiendo la autoayuda y temas similares… Acudid a este enlace de un estudio del 2009, estoy seguro de que os impactará: Experientia Docet – ¿Libros de Autoayuda? Peor que inútiles.

Es más, si tenéis curiosidad científica por el tema, leed el estudio.

2 comentarios en “Hacerte más mal que bien

  1. Me parece muy bien que cites diversas reflexiones, enriqueces lo que dices y muestra lo que una vez dijiste: “hemos formado un círculo, alejados de lo que suceda fuera de él. Todas las mentes se concentran en un mismo punto… y nos beneficiamos los cinco”

  2. De todas esos puntos, el Bond me parece el más certero, sin divagaciones, directo y te lleva a la reflexión, no te impone nada. Este artículo hace que me psicoanalice, y parece que funciona. Saber por qué hacemos las cosas que hacemos, viendo las carencias que tenemos detrás, que vamos cargando y arrastrando… Wow, ahora sí me dio una epifanía muy buena.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s