Cuestión de probabilidad

Una de las normas básicas de nuestra existencia parece ser esa que dicta que si bien todo es posible, lo que ocurre es lo más probable. Es entonces interesante que hablemos de la probabilidad como tal, que es lo que hace estragos en las metas que se ponen las personas ya sea a la hora de mejorar por sí mismos, o a la hora de conocer personas.

Decía mi amigo y compañero eldrfrancis en los comentarios a Principios Básicos (3), algo que conviene remarcar aquí:

ABSOLUTAMENTE TODO en la vida se mide en términos de PROBABILIDADES, y la seducción NO escapa a ello. ABSOLUTAMENTE NADA ES DEFINITIVO. Te dejo un ejemplo de otra esfera: EN LA LEY DEL EJERCICIO DE LA MEDICINA SE NOS PROHIBE GARANTIZAR UN RESULTADO, en su caso, y de llegar a oídos de los MAGISTRADOS, esto puede ser penado con MULTA E INCLUSO CON PRISION.

Ya sólo con decir que una de las profesiones más serias y respetadas tiene prohibido jugar con las esperanzas de las personas por ley, me hace pensar que no vendría mal tener en cuenta ciertas cuestiones con respecto a prometer ventajas, beneficios… Que muchas personas ahí fuera no se cortan en hacer.

Resulta, mis queridos lectores, que en esta vida y como decía yo mismo por otros lares… Deberíamos ser naturales. Y lo que es natural es inherente, es decir, sale de dentro. No tienes que interiorizar para aplicarlo ni mucho menos. Tienes que conocer y descubrir tu mundo interior y saber traerlo al exterior, todo lo contrario a lo que te venden fuera.

Ni tienes que adoptar ningún hábito o creencia, ni tienes que programar tu mente. Todo esto son facetas de una joya llamada VIDA, que no son las únicas por cierto y ni mucho menos las más importantes. Si bien, la importancia relativa del desarrollo personal excede a la importancia relativa de la seducción, por goleada.

Por ello nos vemos en la situación de pedir un poco de cordura, a quienes están en posición de transmitir consejos y enseñanzas a quien pudiera querer recibirlo de ellos. Nuestro compañero eldrfrancis lo remarca así:

La comunidad de seducción debería adoptar UNA POSICION coherente y racional al momento de enfrentarse A LAS PUBLICIDADES. El seductor debería serenarse y meditar racionalmente sobre lo que SE LE ASEGURA, simplemente porque ES ABSOLUTAMENTE ILOGICO. El seducir ES UNA PROBABILIDAD, o mejor, se mide en términos de baja, mediana o alta PROBABILIDAD…..y esto a su vez merece UN CAPITULO APARTE.

Y en ello estamos, intentando hacer un capítulo aparte. No son pocos los que encuentran el vacío y el sinsentido detrás de seguir patrones, esquemas y libros varios. Algunos los equiparan a material de contraste en tanto que otros los tienen como manuales de conducta (y son estos últimos los que suelen acabar perjudicados por su uso). También te encuentras a quien los defiende a muerte y poco tiempo después es totalmente contrario a ellos.

Otra cosa que graciosamente también te puedes encontrar es a quien se define como natural habiendo reconocido desde siempre que tuvo que hacer un montón de cambios y blablabla, para poder tener algún resultado distinto al que venía teniendo.

Se autodefinían como lo que en España y en buen romance conocemos como unos “mierdas”, intentando conectar con los que creen serlo también, como dicéndoles “eh, que yo también he estado ahí y si haces esto esto y esto, saldrás como salí yo”.

Les dan ánimos y eso no es malo, pero tampoco es natural… Como se puede ver por los ejemplos que quieren dar, y las visiones distorsionadas de la realidad que inculcan.

¿Cuáles son las posibilidades de la naturalidad?

Excelente pregunta, pero no me corresponde a mí darle respuesta. Esas posibilidades tienen que ver con la manifestación de tu auténtico ser a los demás. Cuanto más honestamente seas capaz de decir lo que piensas y lo que sientes, mayores serán.

A la gente no la permeas con trucos, rutinas y blablabla. No la calas profundo ocultando interés, intenciones ni deseos… Ni tampoco yendo al extremo de intentar robarle un beso o besarles lo antes posible. Eso son triquiñuelas vacías, pero la vida me ha enseñado que quien se pone un techo tan bajo es más bien corto de miras.

Posiblemente sean tan vacíos como las metas que persiguen.

Las metas realmente deseables corresponden a preguntas y motivaciones más poderosas. Recuerdo el ejemplo que transmitía Zan Perrion, en el cual se decía que una mujer siempre va a tener una fantasía… ¿Por qué no podías ser tú, esa fantasía?

Si de cualquier manera, llenará sus pensamientos alguien… Y en sus momentos íntimos recordará a una persona… Por qué no ser esa persona. La clase de persona que sería la fantasía de una mujer. Una persona deseable, y en concreto agradable.

Alguien con quien las personas sientan la necesidad de estar.

No alguien que intenta hacerse hueco en la vida de los demás rebajando el ego que supone que tienen y minando su autoestima para ponerles a su nivel (y ojo al detalle, una persona verdaderamente valiosa jamás rebaja a los demás sino que se eleva a sí mismo), o bien yendo de gallito y gracioso, de macho-alfa-gym sin sustancia por dentro, o de lo que sea. Todo son máscaras y pantomimas y no hay hueco para mencionar todas.

Así pues, lo plasmo en tres sencillos párrafos:

  • Si evitas comportamientos como esos de los libros de “seducción”; y potencias comportamientos honestos, abiertos, que no hagan sentir a las personas como si estuvieran en tela de juicio constantemente, que les permitan expresar su verdadero yo sin temor a que les reprendan por ello…

Eso, eleva tus posibilidades. Por tanto, acrecenta tu probabilidad de éxito.

  • Si dejas que las personas tomen sus propias decisiones y te limitas a dar consejo y opinión sin tratar de influir, o bien y en su caso; les propones una opción sin tratar de forzar que escojan lo que te gustaría a ti, o lo que preferirías tú… Pero eres capaz de expresarles por qué lo haces, qué te gustaría y por qué, y dejas que escojan

Eso, eleva tu forma de tratar al resto. Por tanto, acrecenta tu posibilidad de éxito.

  • Si te propones ser una persona lo bastante cultivada y capaz, de pensamiento, palabra y obra… Pero no por ello te cierras a ser capaz de aprender de los demás, y recibir lecciones de otras personas aparte de gestionar tu propio aprendizaje, y además de aprender actúas… Mirando de no descuidar tu mundo interno, tus necesidades y problemas; atendiendo a las sensaciones y emociones que llevas dentro para comprender su naturaleza…

Eso, te eleva a ti. Por tanto, acrecenta tu posibilidad de éxito.

Pero debes recordar siempre que el éxito es relativo, y es una probabilidad. En matemáticas, el éxito de una probabilidad (y por tanto el suceso seguro) no se expresa con un 100, como los porcentajes… Sino con un 1.

En estos temas que yo trato, no suele ser habitual que haya sucesos seguros. Los que hay son extremadamente complejos de plantear… Salvo uno.

Atendiendo a tu yo interior y trayéndolo a la superficie, potenciando tus atributos clave y los buenos hábitos y rasgos que posees… Llegas a ser mejor persona.

Es importante mencionarlo, porque muchas personas empiezan desde la perspectiva de paliar sus errores, cubrir sus defectos y etc… Y eso es tremendamente desmoralizante, especialmente viendo que para ello se descuida el lado bueno de cada uno.

Y eso es otro suceso seguro, pero en este caso el suceso que obtienes es la negación del suceso de éxito. Tal cual lo digo puede sonar raro, pero si el suceso que entendemos por éxito es mejorar y crecer realmente como persona, entenderéis cuando digo que se niega ese suceso y se consigue el opuesto.

Sacad vuestras propias conclusiones, no obstante… Como siempre.

Abrazos,

Kheldar

8 comentarios en “Cuestión de probabilidad

  1. CITA: (…) “si bien TODO ES POSIBLE, lo que ocurre es LO MÁS PROBABLE”

    CITA:(…)” Pero debes recordar siempre que EL ÉXITO ES RELATIVO, Y ES UNA PROBABILIDAD. En matemáticas, el éxito de una probabilidad (y por tanto el suceso seguro) no se expresa con un 100, como los porcentajes… sino con un 1”(…)

    MAGISTRAL

    • Como siempre se agradece tu compañía y reflexiones, que en este caso dispararon la inventiva para este artículo. Eso y que venía tratando el tema de la probabilidad y la estadística durante varios meses… Y por algún lado tenía que reventar la cosa.

      Un abrazo, doc.

  2. Kheldar, acabo de ver un comentario tuyo que se me había colado en el “spam” (?) en el que me recomiendas “luck is an attitude”… jeje gracias 😉 curiosamente, ése era mi próximo post…

    • ¡Todo es culpa de poner enlaces, estoy seguro! WordPress a veces te la juega con esas cosas y a veces no. Es un caso particular, a Francis ahora mismo no le andaba dejando que me ponga en borradores más de sus escritos del desglose de El Arte de la Seducción.

      Me alegro de que pensemos en la misma onda. x)

  3. La frase de eldrfrancis lo dice todo. El éxito es relativo. Porque muchas veces el fracaso no viene dado por la no consecución de lo deseado o perseguido. Es más, el hecho de salir de tu zona de confort para conseguir aquello que deseas tiene mucho de éxito, independientemente del resultado.

    Fracaso para mí es inacción, no luchar tus miedos, no pelear por superar tus barreras mentales o tus condicionamientos erróneos. Porque la recompensa la mayoría de las veces está en el camino y no en la meta.

    Por eso creo que la posibilidad de éxito si dejas la inacción de lado es del 100%.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s