Lo que ocurre al despertar la propia sexualidad y explorarla

No podría decir a ciencia cierta cuándo fue la primera vez que busqué el placer de mi propio cuerpo y el de otra persona. Tan sólo sé que hoy por hoy tengo un apetito casi insaciable en ese sentido… Habiendo llegado al punto de hacerme daño por querer seguir, en más de una ocasión. Heridas, rozaduras, algún esguince o contractura… De todo.

Amenicemos la lectura… Música, qué bien nos vienes (Midnight Queen, de Nickelback):

Hay quien dice que sarna con gusto no pica. No sabría decir si me arrepiento de algunas de las peores consecuencias de mis acciones en la búsqueda del placer. Consecuencias variopintas, como dar una impresión equivocada de mí mismo a personas superficiales o bien pasar días de flojera por largarme a otras ciudades a estar con alguien.

Hoy me planteo entrar hasta la cocina de vuestras mentes -aunque por el contexto casi convendría decir hasta el dormitorio– con una tendencia poco habitual en mis escritos. Hablar directamente de algo que hago (si bien me abstendré de relatar ciertos detalles).

Pero por demás, este artículo casi podría tomarse por una guía de iniciación para pajeros, salidos, y viciosos varios en una forma de canalizar y sacar buen provecho de sus impulsos. No quisiera saber que ninguno de mis lectores acaba como aquél muchacho que se murió tras masturbarse 46 veces en una sola noche, o como el recordman de masturbación mundial, que supera las 10 horas seguidas dándole al manubrio.

Si hago memoria de cómo me afecta estar en otras ciudades, diría que Valencia me quita el apetito a medias, Murcia me cambia el metabolismo, Badajoz me quema la piel haga frío o no… Y en cuanto a los medios de transporte; sé que viajar en coche me desorienta, en tren me agota, en autobús me cuasi-asesina, y en avión ni me entero.

No obstante, la parte de curiosidad y morbo estará para muchas personas en las maneras que encuentro para satisfacer mis deseos y apetencias… Debo decir, graciosamente, que soy de esos que no renuncian a masturbarse aun teniendo sexo frecuente. No renuncio ni cuando se puede tenerlo a diario (aceptemos que no siempre se puede cuadrar con las personas, ni siendo pareja ni sin serlo).

Así pues… ¿Qué será lo que hace una persona a la que ya bastantes de las personas que tratan con él asocian directamente al concepto del sexo, para aliviar y cubrir sus ansias/necesidades/apetitos? Quién lo sabe… Me gustaría hacer memoria de varias.

En un principio, yo era de las personas que escribían relatos eróticos y leían los de otras personas; o incluso participaban en juegos de rol que simulaban y narraban encuentros sexuales. Sorprende la inventiva y el vicio de algunas personas en este campo.

A día de hoy, soy un gran consumidor de pornografía online… Aunque tengo ya una especie de preferencia por determinadas actrices, escenas, posturas y similares, siempre estoy abierto a que me sorprendan.

Tiendo a abordar ciertas páginas en busca de mis actrices favoritas; que para satisfacer el morbo de algunos, voy a citar a Cody Lane, Kagney Linn Carter, Carmella Bing, Jada Fire, Davia Ardell, Havana Ginger, Sunny Leone o Nikki Rhodes como ejemplo de mis gustos… Obviamente, no pondré a todas las que me gustan.

Algunas de las páginas que abordo son las conocidas recopilatorias de vídeos (Pornhub principalmente, porque es de las pocas con vídeos de gran duración, odio los de menos de un minuto), o bien algunas como Twistys, Amateurs’ Raw, Suicide Girls o las páginas web personales de mis actrices favoritas.

Ahora bien, esto de fapfapfap con una chica a la que no conoceré personalmente en mi vida salvo que se dé una gran casualidad y que me son ciertamente ajenas a pesar de que instintivamente y por lo que me transmiten me resulten atractivas… No me sacia.

Por eso, no siempre recurro a lo “profesional” de las actrices porno, sino también a lo amateur (webcam girls -gratuítas por supuesto-). Y para eso hay bastantes páginas, aunque eso mejor investigadlo por vuesta cuenta. Lo que más me excita sin embargo, es que además de amateur sean personas con la que tengo una gran conexión en mi vida.

Usualmente, si siento tales apetencias procuro que una persona con quien podría tener estas cosas en la vida real se preste a hacerlo también en la distancia. Por supuesto, no siempre se puede conseguir o hay buena situación para ello… Por lo que recurro a dos vertientes: fotografías y webcams. Las fotografías rara vez duran mucho en mis manos, pues extiendo la promesa de borrarlas si me lo piden (y más aún, la cumplo).

Es la suma de todo lo anteriormente contado lo que, de una forma o de otra, ha terminado haciendo de mi sexualidad una búsqueda de conexión real con la persona que va a participar conmigo en este encuentro, pues sin conexión apenas hay satisfacción.

Pero como a veces lo único que hace falta es un alivio rápido y sencillo… Antes que aliviarme con una persona que pueda sufrir por no ser más que eso para mí, prefiero aliviarme con la pornografía. El sexo es una forma mágica de conectar con otro ser humano y yo no la jodo con ese tema. Bajo ningún concepto.

Hablando de todo un poco, a veces he acabado haciendo de consejero sexual con algunas personas. Si me preguntan motivos, apuesto por el buen rollo y la confianza, la seguridad de que habrá total discreción y privacidad, y de que el tema tendrá seriedad pero será distendido y alegre. Y lo mejor aún, se llegará a posibilidades efectivas.

Algunas preguntas mellegan de parte de personas que tienen claro que sé de lo que hablo porque no hablo de nada que no haya hecho yo mismo antes. Eso me halaga, por cierto.

Han llegado a preguntarme si algunas cosas son o no son habituales, tipo encontrarte personas que asumen que a los chicos nos gusta ver porno con nuestras parejas y pensar que el suyo era el raro porque a él no… En fin, toda suerte de parafilias y perversiones que se consideran preferencias personales hoy día.

A título personal puedo decir que he hecho leer a un público seleccionado este escrito en su fase de borrador, y las reacciones me impulsan a publicarlo sólo por el morbo de ver cómo reacciona el resto… Me pregunto a qué llevará.

Me pregunto si encontraré más personas cotillas que se pregunten a su vez por lo que siento antes de cada viaje, de cada encuentro, de cada contacto sexualO a quien demande una explicación de por qué deseo tanto satisfacer a la otra persona. Cada cual tendrá sus propias preguntas, por supuesto, pero para mi propio gusto…

La pregunta que se lleva la palma seguro que es la de “cómo evitas la monotonía“, o incluso… Más que eso, “qué buscas en una chica para que el asunto entre vosotros no resulte monótono“. Y esa clase de preguntas, queridos míos…

Creo que las responderé en otro momento. Quizás cuando mi querida Abril regrese.

Abrazos, mis queridos perversos.

Kheldar

Disclaimer: Por si alguna persona lo dudaba, por supuesto que NO voy a presentarle a nadie ni recomendarle frente a mis compañeras de juegos. Abstenerse de pedirlo… Que lo bonito del asunto es encontrarlas por uno mismo. 😉

8 comentarios en “Lo que ocurre al despertar la propia sexualidad y explorarla

  1. Aqui delante de nose cuantos apuntes de algebra que me cortan el rollo no me encuentro tan salido como para hacerte una de esas preguntas, lo que si puedo decirte es que has depestardo algo en mi que andaba adormecido…

    Abrazos!!

  2. Que tengas sexo habitualmente no es sustitutivo de una masturbación bien hecha. Hay que disfrutar, pero no obsesionarse.

    Respecto a lo de las actrices porno, ya hablaré contigo en privado.

    Y como recomendación a esa página, que era la que yo visitaba antes, recomiendo http://www.xvideos.com.

    Y me gusta que hables de estos temas, mucha gente se avergüenza de ello, sobre todo los que más se masturban son los que menos lo reconocen.

  3. mllmor: Gracias por un comentario y una visita a pesar de estar nadando entre apuntes de mis amigas las matemáticas. Lo que haya despertado puede volver a dormirse si no lo mantienes…

    Bryant: Ya verás por qué menciono lo que menciono en toda esta entrada. La historia continúa, desde luego… Lo de no obsesionarse casi lo dejo para el recordman mundial de masturbación (que ha demostrado nada menos que 10 horas continuadas de machacársela), un japonés que como dato curioso, tiene novia. O para aquel chavalito que murió después de más de 40 pajas hechas la misma noche. Y lo de no reconocerlo… Yo juraría que hay quien incluso afirma que “ya no se masturba porque blablabla”. Si se siente feliz diciendo eso y tratando de creérselo, para él está haciendo.

    Abrazos!

  4. Me encanta el enfoque tan honesto, franco y sincero que le has dado a un tema que es un auténtico tabú en esta sociedad tan pseudo…todo que padecemos, viva la autenticidad.

    Lo enfoco de esta manera ya que la semana pasada padecí una disertación – charla – speech de bar con varios primates sobre el particular y era increible la cantidad de sal gorda y falsa sinceridad (pura autodefensa e inseguridad) que enarbolaba la gente.

    compartiré mi única aportación: Un chiste no apto para mentes simples (casi tuve que explicarselo a alguno).

    Night: /(Intelectual mode ON)/ “Bueno, está demostrado en estudios sobre el tema que el 98% de los hombres se masturba”/OFF/

    Pardillo: ¿Qué? y el 2% restante ¿qué?

    Night: MIENTE.

    Saludos y abrazos, yo también me apunto a la charla por privado, aunque soy mas de Brazzers y Naughty America!

    Nightcrawler

  5. Mi opinión si no mal recuerdo te la di en privado y fue de las primeras que leíste y como vez poca diferencia tienen con la de los compañeros de antes, es simplemente aceptar una realidad que la mayoría tacha y evita con temor y vergüenza.

    Recalcar, que apruebo tu valor para decir algo que hacía falta que lo dijeran.

    Atte,

    un pajero

  6. Muy sincero y muy abierto.

    El sexo es una necesidad, como el comer y le doy la razón a Nightcrawler en que es un tabú, siempre me acuerdo que mi abuelo me cuenta que en su época a la hora de practicar sexo con la mujer se tapaba toda y se hacia un agujero donde estaba la vagina y todo eso lo podía hacer estando casado si no lo estaba nanai,ahora en algunas cosas evolucionamos y en otras no… Pero bueno cada cosa a su tiempo.

    Un abrazo desde Barcelona!!!

  7. Nightcrawler: Qué decir… Prefiero ser sincero y que me rodee la gente por mi dignidad y entereza, aunque les pueda caer algún bofetón de sinceridad al rostro. Como dato curioso, la mayor parte de las actrices que menciono se dieron a conocer por esas dos casas de cine para adultos.

    Migui: No siempre las tengo conmigo para hacerlo grande, pero eso no me priva de intentarlo al menos. Es lo que toca, ¿no? 😉

    Sergio Handal: Cierto es que leíste, me comentaste y me preguntaste.No hay por qué temer o rechazar o sentir vergüenza de algo que todos sentimos, queremos, buscamos y hacemos… Quien lo haga, no está hecho para destacar.

    Antheis: Si fuera por el efecto aún de los tabúes nos podríamos morir… Y haber probado apenas la diezmillonésima parte de la vida. Pero, tiempo al tiempo y todo acaba cambiando y arreglándose.

    Abrazos!

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s