Con sabor a ti

Me mira la página en blanco. Tecleo. Borro, reescribo. Cambio una frase, añado otras dos. Sigo pensando, sigo buscando una manera de plasmar en palabras exactamente lo que me ha hecho sentir todo esto. Lo que tú me has hecho sentir.

Sigo tecleando, ahora no importa lo que ponga. He dejado que, como hace tiempo… Las palabras brotaran solas, con sentimiento. Como a los dos nos gustaba. Tal vez… No.

Probablemente ese mismo sentimiento fuera el que nos hizo terminar.

Los momentos especiales están ahí.

Sigues siendo tú. Sigo siendo yo. Somos, fuimos. ¿Seremos? Quién sabe. No es certero, querida mía, el futuro que nos aguarda. Nuestro pasado ya fue largo, e igualmente larga la separación ha sido. Más larga que nuestras eternas horas. Y nuestras vidas.

Teníamos la mala costumbre de hablarnos con canciones.

Teníamos tantas que nos acercaban, tantas que nos hacían temblar… Tantas.

No me duele escucharlas aunque no estás. Tampoco me duele el recuerdo. Fue bello. Por lo bello no se sufre, ni aunque se pierda. Aunque sabiendo como eres, tú sí sufrirás.

Empiezo a escribir algo que no sé muy bien la manera en la que va a terminar. Lo único que tengo claro al respecto es que va a sacar todo lo que llevo dentro y tal vez así no tendré brotes espontáneos de nada.

Me ha decepcionado que te dieras por vencida. Me ha dolido un poco también… Aunque no me ha pillado por sorpresa. No soy precisamente ciego a mi instinto, y éste no me decía cosas muy agradables que digamos.

Hay ocasiones en las que preferiría equivocarme muchísimo más que llevar razón. Me habría gustado equivocarme con la forma en que nuestro final llegaría.

Nunca lo sabré con certeza absoluta.

De todas formas hay que agradecer bastantes cosas que tal vez a propósito si no por casualidad quizás, ayudaste a encontrar, despertar y hacer crecer dentro de mi. Se puede decir que gracias a tu presencia en mi vida conozco mejor lo que llevo dentro y he aprendido a manifestarlo.

Si te agradezco eso, es porque creo que no habría sido igual de ser otra persona la que hubiera estado en tu lugar. Aunque de todas formas…También he aprendido que no siempre salen las cosas como uno quiere.

La pena es que siendo lo que éramos hayamos visto un final tan abrupto. Y eso es lo que pasa hoy conmigo. Para mí, lo correcto es decirle lo que pienso y siento a la persona que está implicada en ello.

Aunque me ha tomado una hora entera poder expresar siquiera la mitad de todo. Así que creo que lo dejo aquí. Pero antes, algo que sin ser mío me recuerda a nosotros.

Y seguro que a ti también…


Descubriéndote

Intenta quedarte aquí,
en tu dolor o en el mío,
deja que mi amor se una al tuyo,
hazme necesitarte y ser eterno en tu sangre.

Intenta aullar a la luna
y dejar tus instintos florecer,
intenta escuchar tu alma
y estar sola contigo misma,
disfruta de esa deliciosa compañía de momentos vacíos.

Intenta bailar con locura
y dejar que tu cuerpo se inunde de sensualidad,
quiero saber si te has marchitado
o permites a tu corazón enamorarse,
enamorarse sin miedos
e incertidumbre hacia el futuro.

Tanto inventarte en mis sueños
y apareces como un súbito deseo,
llenando mi ser de pasión.

No me interesa saber quién eres,
quiero saber lo que ansías
para así antojarme de ti
y seducir tu cuerpo, tu existencia,
mirarte a los ojos saboreandote como vino añejo
y desnudar tu corazón.

Intenta caminar descalza por mi ser,
lleva tu cuerpo aún inexistente en mis brazos
hacia el idilio de la noche,
y entrelacemos nuestras almas entre besos y caricias,
creando un puente en nuestros corazones
fundiendonos en un solo ser.

~~

Como ves, o quizás no… Sigo fiel a mi costumbre de escribir lo que me nace de dentro. Sabes tan bien como yo que es raro que lo haga público, pero al diablo con eso.

Hoy no necesito público, pero sí necesito algo simbólico. No deseo compañía. Hoy deseo algo diferente. Y el por qué, lo sabes mejor que nadie. Tú lo viviste, conmigo.

A pesar de que digan que quien marcha sin ser echado, volverá sin ser llamado.

No hace falta que te jure que yo sí creí en tu dicho de…

…ahora, mañana y siempre, pase lo que pase.

.

Sergio (Kheldar)

4 comentarios en “Con sabor a ti

  1. Leerlo me ha inundado el alma de colores y música celestial, casi parecía una canción de amor. Los recuerdos nos sirven para hacernos fuertes en los momentos de flaqueza, nunca para obstaculizarnos el camino.

  2. Creo que ya te dije un día, Kheldar, que lo mejor que te leído es aquello que, para ti, no precisa público.
    Pero también es cierto que yo soy de gustos minoritarios.

    No voy a decir qué me ha parecido, pero te aseguro que mi rostro es un buen símbolo de ello.

    Un beso, mi truhán.

  3. @mllmor: No mucha gente lo sabe, y prefiero que así sea… Me basta con que yo mismo lo sepa. Y me alegro de haberte transmitido tanto, compañero.

    @Noa: Una canción sin música, tal vez… Pero quién sabe. La verdad es que esto no me supone ni tropiezo ni flaqueza, es más, me anima a muchas cosas.

    @abril: Mi querida y polifacética Abril… Me debes una foto de ese rostro pues. Un retrato digno de guardar en el bolsillo del pecho, quizás. Por cierto, esta foto me gusta más que las anteriores… Otro beso para tí,

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s