Principios Básicos (6): Implicación

Una de las cosas más duramente aprendidas en esta vida es que sin implicación por parte de uno, es menos probable que las cosas funcionen. O más concretamente, el hecho de no implicarte en lo que hagas aleja bastante la posibilidad de disfrutar de la experiencia y rendir con tu máximo potencial.

Simplificando lo dicho: si no te implicas no estás dando todo, si no das todo no te sirve de nada. O tal vez sí, eso ya se lo dejo a cada uno.

Este principio básico me parece de los más importantes, puesto que yo mismo he tenido mis dificultades y las sigo teniendo de cuando en cuando… Especialmente cuando parece que no me implique en lo que hago. También se pueden tener problemas en el espectro contrario, es decir… Implicarse demasiado.

Lo enunciamos de esta manera en la introducción: “No esperes que algo así te funcione sin implicaciones por tu parte, especialmente si no implicas tus emociones”. La gente no te va a dar las cosas hechas. Ese “algo” que se menciona… Bueno.

A elección de cada uno lo dejo, pero explícitamente me refiero a relacionarse. Toda buena relación se nutre de grandes dosis de buen humor, disfrute mutuo e implicación.

La mayor parte de las veces habrá quien me acuse de haber sido poco perseverante en ciertos aspectos de mi vida. También es cierto que soy una persona que sabe bastante bien cuando un camino es impracticable y si tal es el caso, se busca otro.

No obstante, hay gente que se empecina en ver todos los caminos como impracticables al mínimo obstáculo. Y contra esos es contra los que os prevengo. Especialmente si “esos” se convierte en “ese”, y a “ese”, lo ves en el espejo.

Si algo he aprendido de todo lo que llevo estudiado, investigado, practicado y recomendado, es que la perseverancia y la implicación son fundamentales para alcanzar un estado de fluidez (flow). Están en el listado de las 10 características comunes de dichas experiencias, para ser concretos.

Desde luego, tengo la seguridad de que no resulta sencillo… Pero es una de esas cosas en la vida que hacen justicia al refrán de que quien algo quiere, algo le cuesta.

Diría que no necesito redundar más en lo ya comentado.

Os toca a vosotros/as aportar, si queréis.

Continuamos en la séptima parte. ///  Si te perdiste la parte anterior


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre el libro, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. Respóndenos: ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la parte superior del blog, en el lado derecho.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

 

6 comentarios en “Principios Básicos (6): Implicación

  1. Esta claro que sin implicación no se consigue nada en esta vida, a no ser claro que te lo den masticado y eso además de difícil es muy poco satisfactorio…además de que no se aprende nada… Pero yo creo que lo más importante es buscar un equilibrio, como en todo, puedes querer con muchas ganas algo(cosa, persona, actividad…) implicarte al máximo y darte de bruces porque simplemente no estabas preparado, creo que es muy importante escucharse a uno mismo para ver que se quiere e implicarte en ello pero no siempre al máximo si no te ves capacitado, creo que lo importante es no perder el contacto con aquello que quieres y cuando de verdad estés preparado, cuando todo dentro de ti mismo encaja, tu solo te encargaras de implicarte al maximo y de dar todo lo que tienes y eres… ahí es donde entra la calma y la perseverancia y no rendirse nunca a difícil que sea lo que realmente quieres…lo bueno, muchas veces, cuesta.

    Un saludo master!!

    • Me encantan tus comentarios, en serio. Tienes en cuenta lo que digo con lo que siempre defiendo sobre el equilibrio (que aunque no lo defendiese yo, no deja de ser adecuado)… Y añades una impresión personal muy enriquecedora. Deberías comentar más.

      • Y que puedo decir…muchas gracias Kheldar!!

        Intento escribir siempre que puedo y seguire intentando que asi sea.

        Un abrazo!!!

  2. Hola, ¿puedes darme du opinión sobre el Desnudo direccional de Mario Luna?, quiero llevarlo al campo pero antes quiero saber las opinioes de otros seductores.

    • Saludos Roberto.

      En este espacio no se comparte la misma visión sobre la seducción que en la industria del ligue. Es evidente que particularmente me parece una más de las artificialidades nominadas de alguna forma para seguir enredando gente en su trama.

      Ahorras en estupideces y tiempo perdido si en vez de hacer caso de esas “herramientas” descubres las verdaderas herramentas, habilidades y recursos personales que tú posees para ayudarte a ti mismo. Así no sólo será honesto y auténtico; sino que será natural a ti, de ti y para ti.

      Por cierto… Agradezco que nos ciñamos al tema que se trata aquí. Para pedir opinión están los foros. Gracias.

  3. ¿Por qué nunca leí antes este artículo? Bueno, al menos me da una cierta relajación existencial -literal- de saber que al menos no estas del todo en contra de la perseverancia, y que sí estás de acuerdo con que “si quieres algo, lucha por ello”. No dormí hasta las 5:30 de la mañana tratando de analizar el wu wei y su razón contradictoria; hasta llegué a la conclusión de que esa idea no es para mi, y hasta me parece dogmática y determinista.

    En fin, que yo sigo buscando un equilibrio, pero creo que de tanto buscar me tope con algo interesante: estar desapegado no con lo que uno quiere, sino con el resultado de la acción. Creo ese es el concepto clave aquí. Aunque yo no lo veo diferente a un valemadrismo radical en cuanto a lo que obtiene uno, tanto así que puede perder el interés inicial. Como sea, lo dejo abierto porque es cuento de no acabar.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s