La vida empieza cada cinco minutos

Según la experiencia que he podido recabar hasta ahora en mi vida, así es. Cada cinco minutos tenemos un estallido de creatividad, un bullicio interno, una posibilidad de cambio. Cada cinco minutos… Si bien hay una canción que dice “cada dos minutos, una eternidad”, si sumas otros tres, te dejas tiempo para no hacer locuras precipitadas.

Veréis, desde hace tiempo y a través de la labor emprendida en este blog, me he puesto en contacto con personas dedicadas al auxilio para el cambio. Bien sean coaches, consejeros, asesores, mentores, entrenadores personales, psicólogos y educadores o trabajadores sociales… Pero siempre con personas reales. No con echacuervos.

La mayoría consiente en afirmar que las posibilidades son infinitas, pero siempre que uno sea capaz de ser consciente de ellas, estar presente en el presente y por supuesto, sea capaz de discernir y decidir lo que le ayudará y cómo quiere ser ayudado. Es por esto que algunos hablamos del “esfuerzo doble”: encontrarse a uno mismo y encontrar a quien te pueda servir de verdadera ayuda en base a lo anterior.

Siempre que alguna persona me ha preguntado por qué no me mediatizo un poco más y me publicito a grandes niveles, recuerdo haber dicho que no lo hago porque esta tarea que yo realizo funciona a través de un feeling que si no se tiene, no es todo lo efectivo que podría o debería ser; o directamente no funciona la relación.

¿A qué se debe esto? Permite que lo explique, una vez más…

Principalmente, a que debe haber una confianza instintiva, una comodidad y soltura entre ambos participantes de la experiencia, y un concordato entre lo que necesita y desea el que precisa de ayuda, con lo que puede ofrecer el que intenta ayudar.

Siendo más claros: muchos me conocen por ser consejero en asuntos de citas, relaciones, sexualidad y etc. Y muchos otros saben que me he negado sistemáticamente a tratar del tema con quienes no aprecian realmente a las mujeres, y no buscan relacionarse para conectar sino para follar sin más. También me he negado a tratar asuntos de autoayuda y desarrollo personal con quien lo enfoca de mala manera.

¿Cuál es esa mala manera? No querer cambiar por y para uno mismo…

Sino por otros, para otros, porque quieren ser apreciados y aceptados por otros.

Y es por eso que me he alineado naturalmente con personas más enfocadas hacia esta visión de ayuda para el cambio que hacia la de otros que ofrecen sus “soluciones” a granel, para todos igual y sin tener en cuenta ninguna situación personal por sí misma.

Por eso prefiero alinearme con lo que aporta equilibrio y armonía, antes que con lo que provoca caos interno y relaciones insatisfactorias. Prefiero que una persona que conecta conmigo y me comprende realmente, sepa estar a mi lado, y tratar mis particularidades como tal en vez de generalizar conmigo, sea la que me ayude.

Y sí, tengo claro que mis preferencias no tienen por qué ser compartidas.

Eso es lo que me hace sentir cierta lástima… Si fueran más compartidas, la gente no andaría dando tumbos por ahí en busca de ayuda durante años, cuando podrían haberla obtenido en semanas o meses a lo sumo.

Por mi parte cierro el escrito y la reflexión aquí.

Y para los que pregunten cómo puedo yo ayudar y qué es lo que ofrezco… Que visiten las entradas que listo en Entradas por Temáticas.

Se listan ahí la mayor parte de los escritos que considero básicos para entender mi alineación, mi proceder y mis ámbitos de ayuda. No se listan los Principios Básicos ni los escritos de Alquimia Interna, creo recordar.

Abrazos,

Kheldar

2 comentarios en “La vida empieza cada cinco minutos

  1. Buena reflexión, aunque me hubiera gustado que profundizaras un poquito mas con el tema inicial con que inicias el artículo.

    PD. Acabo de descubrir este blog y por ahora puedo decir que tienes material muy interesante y de calidad.

    Saludos y gracias por tu labor compañero!

    • ¡Saludos Joan! Siento que no hayas tenido ese detallito por mi parte de seguir profundizando con el tema inicial sobre creatividad y etc., pues a pesar de que el blog está lleno de textos en ese sentido a éste en concreto me apetecía darle otro toque… Temo que no nos pusimos de acuerdo. 😛

      Te espero aquí siempre que tengas ocasión.

      ¡Abrazos!

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s