Filosofía LVEF: Trascendencia es algo más que una palabra

Mientras tecleo estas palabras, que he repasado una y otra vez en mi cabeza y hasta por primera vez desde que escribo este blog, en un borrador a mano… Me viene a la cabeza el millardo de ocasiones en las que he mencionado la palabra trascendencia y la importancia de la misma y de su trasfondo, en los últimos años.

Aviso antes de que la lectura vaya más allá, de que este artículo es largo. Muy largo. Y no tengo intención alguna de desglosarlo en modo alguno, por lo cual quienes no lo lean todo no captarán el sentido ni la lección que porta.

Quienes no se sientan capaces o deseosos de leerlo íntegramente por su extensión, tal vez deberían abandonar la pretensión de aprender algo en modo alguno… Pues muchas veces las lecciones de la vida no son susceptibles de ser cortas. ¿Resumibles? Todo lo que quieras. Pero para nada cortas… Por lo cual, desestimo el consejo de “racionarlo”.

Así pues, quien desee abandonarlo puede hacerlo, pero colocaré pausas estratégicas para ayudar a racionar el escrito a quien no quiera empacharse… En forma de fotografías. Contempladlas y abstraeros con ellas, y cuando os sintáis preparados, seguid leyendo.

Con lo cual, quien decida acompañarme hasta el final, lleva mis respetos.

Mirad… Yo no soy muy de redundar o incidir más de la cuenta en las cosas. Pero hay veces que a uno le toca hacerlo. Lleva siendo necesario bastante tiempo que entregue este mensaje a quienes escuchan y tienen en cuenta mis palabras.

Trascendencia, hemos dicho… ¿Verdad?

Voy a recopilar de un par de escritos anteriores lo que tiene que ver con la trascendencia, porque hay al menos doce que le caen muy de cerca al asunto.

Recuerdo haber dicho, motivado por un chico que me comentaba preferir la “seducción científica” al desarrollo personal natural y a la “seducción emocional”, un pequeño pufo de uno que no quiero nombrar…

Cuando pases a hablar de Vida en vez de Seducción te darás cuenta que el escalón que supone dar el salto a la Naturalidad y al uso de las emociones es una cosa diferente.

Es posible compañero, que tú tengas más “éxitos” que yo. También depende de lo que cada uno de nosotros considere éxitos. Tu concepto de esto son “resultados”… ¿Pero cuáles? Ligas más, conoces más chicas, tienes más sexo…

Algo en esa línea, ¿puede ser?

Mis resultados se quedan en pasar notoriamente desapercibido, en que me echen de menos personas que apenas dos veces en su vida me han visto, en poder causar deseo y pasión en personas a 500 kilómetros de mi con tan sólo un rato de charla, en que tengo más amistades (de ambos sexos) y más compañeras sentimentales (puesto que todavía no me veo en disposición de entrar a una relación seria)…

En resumidas cuentas, mis resultados son acción, emoción, sensación y reacción. Aparezco en el mundo, me hago notar, y la gente me acompaña. Así funciona mi vida.

Esto, respecto a las mujeres se traduce en que quienes me acompañan suelen ser mujeres excepcionales, cuya importancia y atractivo no se mide solo físicamente… Son auténticas mujeres, líderes naturalmente dominantes. “Alfas”.

Las cuales además me señalan que en un chico de 18 años (Nota: el escrito original data de 2010) es casi imposible encontrar un buen conversador, una persona abierta, despierta, honesta, auténtica, descarada en un sentido que te permite ser sincero y natural al hablar y al actuar…

Que se pueden sentir en calma, en confianza, pueden ser quienes son sin fachadas, y sentirse deseadas, queridas y aceptadas por ello en vez de por tan sólo su aspecto y atributos externos.

No niego los resultados que brinda la “científica”, pero sí niego que sean resultados suyos pues considero que en realidad los resultados pertenecen al que los obtiene, y no a lo que se pone como excusa.

Son resultados vanos eso sí, con poca trascendencia en la línea temporal y que en definitiva a lo que ayudan es tan sólo a coger rodaje tratando con mujeres…De la manera más ruin, despreciable e inútil que se pueda concebir, no obstante.

Pero ya te llegará el momento en el que deseas “algo más”…

Y te acordarás de estos temas. Para eso primero requieres pasar por un punto por el que muchas personas han pasado y por el que yo entré directamente a estos temas.

Quería entender las emociones, la sensualidad, las cosas que más me destacaban de otros chicos (no en vano se me define como Natural desde siempre), y pude hacerlo sin mirar nada más que historias de sociología, psicología y filosofía -especialmente filosofía oriental- y siguiendo tres cosas propias: inspiración, intuición, instinto. Esas tres me han ayudado siempre a extraer mi esencia de la mejor manera posible. Y todavía hoy me ayudan, un día tras otro.

Y a día de hoy, cuento mis resultados en función de todas aquellas personas que me desean a su lado, que me recuerdan, que me sienten y se dejan sentir… Inclusive, de aquellas personas para las que soy una fantasía en la cual piensan en sus momentos de intimidad.

Te puedo garantizar que aunque conozco EFT y sé usarlo y aplicarlo, no parto de ese punto. Aunque puedo hacerme anclajes del tipo de los de la PNL, no los aplico. Ahora bien… Mi filosofía se basa en la lección del agua. El agua no evita los obstáculos.

Los afronta y los arrastra, o se sobrepone a ellos, o si no puede avanzar cobra fuerzas esperando y después aborda el obstáculo por el punto más propicio para aplicar todo su potencial.

Dime… ¿Te parece eso evitar tus problemas? Y más aún, ¿te parece de verdad estar afrontando algún problema real (que parta de tí mismo y no de cualquier ente ficticio o externo) vivir y actuar leyendo y poniendo en práctica los consejos de “la científica”?

~~õ~~

Aquí hemos hablado un poquito de trascendencia… Bastante más que un poquito en realidad, pero no tengo modo de saber hasta qué punto habéis captado el mensaje. Llegados a este punto es cuando pido a la gente que se preocupe de leer un escrito de mi autoría bajo el nombre Un paso en una dirección son dos pasos lejos de otra. Por favor, leedlo antes de que continuemos este paseo por el camino de la trascendencia.

Si habéis alcanzado el punto al que deseaba traeros de antemano, estaremos en situación de comprendernos mutuamente cuando hablemos de trascendencia.

Pero solo por asegurarme, me voy a permitir una pedantería.

trascendencia.

(De transcendencia).

1. f. Penetración, perspicacia.

2. f. Resultado, consecuencia de índole grave o muy importante.

3. f. Fil. Aquello que está más allá de los límites naturales y desligado de ellos.

De acuerdo a estas definiciones que se nos presentan… Cuál deberíamos escoger queda claro, ya que la tercera queda señalada como perteneciente al campo de la Filosofía. No obstante, me permito señalar que las tres acepciones tienen aquí un uso, que voy a enumerar respondiendo a cada acepción en el orden que son dadas:

  1. Penetración en la mente, perspicacia de la misma y de su uso. Penetración en los entresijos de las ideas que nos son presentadas, perspicacia en su discernimiento. Penetración en las ligaduras, lazos, resemblanzas. Perspicacia al percibir y dibujar los derroteros por los que nos conducen y decidir si son los que queremos andar.
  2. En sumatoria a la penetración y la perspicacia, los resultados y los consecuencias del uso de nuestra mente, de las ideas que introducimos en ella… De la importancia que revisten las reacciones que levantan nuestras acciones. De la gravedad que acompaña a más de una, más de diez, más de cien… Más de la mitad de todas, si no todas nuestras acciones.
  3. El devenir natural de penetrar en la mente, usar la perspicacia y ser consciente de la importancia y la gravedad de las consecuencias y resultados fruto de las acciones llevadas a cabo; es precisamente cruzar los límites que dichas ideas, dichas acciones y hasta nuestra propia mente nos hacen sostener… Y desligarse de los mismos. Ser totalmente independiente de los límites, siendo capaces de vivir una vida diferente colocando límites nuevos de acuerdo a nuestra ética y moral personal… Ese es el resultado de vivir con trascendencia.

Dentro de la Filosofía misma hay una interesante discusión montada en torno al tema de la trascendencia. La mayor parte de las veces, la opinión común dicta que la trascendencia en sí se basa en la búsqueda y obtención de la capacidad de pasar de un asunto o ámbito a otro atravesando los límites que los separan a ambos… Siendo capaz además de superar dichos límites o sobreponerse a ellos.

Si queréis desarrollar un poquito más el concepto: Trascendencia en “Ética y Desarrollo”.

Muy a la manera de aquel que entrena Artes Marciales. Muy a la manera que narra Jet Li en la película Fearless, en la que sostiene que un artista marcial no compite por ser el mejor, sino por descubrir sus fallos y tener la oportunidad de mejorar. Compite por tener la oportunidad de usar la facultad del autoconocimiento, conocer y superar sus debilidades e ir más allá de ellas.

Trascender implica entonces “ir más allá de algo”, salir del encierro. Liberarse.

En otro sentido que me gusta mucho, trascender significa ir a donde lo natural, tanto en el conocimiento como en la vida de una persona.

Quisiera transmitiros unas palabras del último artículo que he podido leer de mi amigo y compañero Steve Mayeda (quien como sabéis ha estado en España recientemente).

En mi vida como un Pick Up Artist (artista del ligue, ligón, o como prefiráis) demostré que puedo tener las capacidades necesarias para  acercarme, entretener y seducir al mundo a mi alrededor. De cualquier forma, no entendí el sentido de todo esto y fui lo bastante afortunado para ser confrontado, dominado y humillado por la seducción.

Lograr las habilidades para `conseguir´ lo que quisiera y ser uno de los mejores PUAs en el mundo no me aportó nada – de hecho me dejó bastante peor de lo que estaba al principio. Ese conjunto de habilidades no significa nada si no estás generando amor en tu vida. Si no estás viendo la grandeza del mundo en tus interacciones entonces tus acciones están simplemente limitadas a un acto, una historia fardona y un chute a tu ego que se te escapa una vez que dejan de prestarte atención.

Habéis tenido la ocasión de leer bastantes artículos (bien los que él escribe o los que yo le traduje) donde él mismo afirma lo que muchos otros me decís en privado: que sin trascendencia y significado, no vale una mierda ser un tipo “social y sexualmente hábil”. ¿Significado? Eso lo dejaremos para otros artículos.

¿Trascender que? Bueno, se pueden trascender…

  • Los límites de las ideas que portáis y os habéis dejado inculcar.
  • Los límites de las acciones que emprendéis, sus consecuencias y resultados.
  • Los límites de vuestra propia situación actual y conexión con vosotros mismos.
  • Los límites de vuestra autoaceptación y autoestima, tanto como los del ego rebelde.
  • Los límites de vuestra actuación de cara al resto.
  • Los límites de vuestra interpretación de sucesos y acciones que recibís.

Entre muchas otras cosas, para vuestra suerte (y la mía). ¿Queréis trascender? Haced caso de Einstein y no dejéis de haceros preguntas. Haced las preguntas adecuadas y nuevas preguntas surgirán de las respuestas.

Hallad respuestas adecuadas y encontraréis  nuevas preguntas, cada vez más poderosas preguntas y respuestas. Pariréis el conocimiento, trascenderéis el que pensáis poseer… Y alcanzaréis una suerte de sabiduría acerca de vosotros mismos, y tal vez de aquello que os rodea y ocurre también.

Como propuso en su día Sócrates y como desde entonces han venido utilizando psicoterapeutas y profesionales de la salud mental y el apoyo a la vida sana para extraer a las personas de su propia inmanencia y permitirles cambiar y trascenderse a sí mismos.

Con todo, y dicho eso, yo continuaré ayudando en lo que pueda con mis consejos.

Los cuales no quedan exentos de la necesidad de ser trascendidos…

Por supuesto, una vez comprendidos y aprovechados.

Abrazos, y hasta la próxima.

Si te ha gustado la lectura no olvides:

  • Puntuar: dinos cuánto te ha gustado y ayúdanos a ganar en calidad.
  • Comentar: queremos conocer tu opinión y sumar perspectivas para crecer.
  • Compartir: otros pueden beneficiarse también, y nosotros con ellos.

Puedes usar para ello los botones y formularios bajo estas líneas. ¡Gracias!

Kheldar

Otros escritos propios sobre trascendencia:

5 comentarios en “Filosofía LVEF: Trascendencia es algo más que una palabra

  1. Ohhh un articulo de calidad, me ha gustado mucho.
    El tema de la trascendencia es algo muy muy fácil de explicar (sin menospreciar este articulo), lo verdaderamente difícil es recorrer ese camino , e incluso las personas que se atreven a recorrer ese camino, les es difícil describir las sensaciones de transitarlo; por el simple hecho de que es algo que escapa de nuestras manos.
    De hecho creo que lo verdaderamente importante de la vida siempre va a escapar de nuestras manos (es decir no hay forma de encerrarlas en un concepto) , no hay forma de capturar una sonrisa, el aliento, el latido del corazón, el viento, este preciso instante; por que ya todo ha cambiado. Podremos llegar a poseer cosas, esas si que las podremos capturar, pero jamas podremos capturar el espíritu humano.

    Abramos nuestras mentes, y el mundo se abrirá nosotros.

    Saludos.

  2. Ah, mon ami… la importancia vital de la pregunta, su imponente potencial, su poder ilimitado de destrucción y creación, su vehemente necesidad y su papel segundón en la educación de personas. Enseñar las respuestas oficiales y obviar la capacidad de cuestionar y cuestionarse. Esa piedra de toque de la Filosofía y de la independencia intelectual.

    Lo único que he echado de menos en esta carta de navegación son más preguntas en el lugar donde van algunas respuestas.

    Eso sí, ¡me siento engañada! No se me ha hecho largo en modo alguno, aun con las lecturas intermedias. 😉

    Besos interrogantes.

    • Bueno, se hace lo que se puede… Pero si a alguien le gusta, obviamente no se le va a hacer largo, jajajaja.

      Y si echas de menos preguntas, ¡te animo a que tú me las plantees!

      Besos exclamativos. 😛

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s