Cuando River

Cuando River (Photo credit: mp3ief)

La vida tiene una curiosa manera de enseñar las cosas… Y en concreto, hay una lección que a todos nos conviene tener más que clara. Las relaciones son muy bonitas, muy enriquecedoras y muy sabrosas; siempre que seas capaz de cumplir con tres sencillas palabras: todo menos marear.

Ya tengas una relación de sexo esporádico y nada más, o busques a la persona que te complemente para el resto de vuestras vidas; es la única cuestión que hay que observar. No marear y decir de entrada si la otra persona te gusta o no te gusta, y los motivos por los que esto es así. Motivos usualmente acordes a tu identidad, deseos y propósitos.

Cuando uno medita sobre esas tres palabras, a veces cuesta encontrarles un sentido. Pero para alguien como yo; que se ha dejado las manos hechas muñones escribiendo sobre claridad, honestidad, y decir directamente lo que quieres, buscas y piensas…

No resulta tan complicado hallarlo.

Aunque incluso a mí me lo han tenido que explicar, el sentido es bien sencillo.

En esta vida hay personas que no buscan un compromiso serio o una pareja. Entre esas personas ando yo. En este caso, los mareos que yo tengo que evitar son los de dar la impresión de que mis relaciones son relaciones de pareja… Y los mareos de los que me tengo que librar van en la misma onda.

Por mi forma de ser y mi forma de vida, a veces resulto contradictorio en ese aspecto.

Aceptemos que a todos nos gusta recibir y dar afecto, y a mí en concreto me encanta. Lo cual no significa que quiera que alguien sea mi pareja, sino que me gusta esa comodidad con cualquiera de las personas que comparta cierta intimidad conmigo, siempre que me sienta cómodo teniendo esas comodidades. Cuando hay incomodidad, me distancio.

Y mi forma de ser me lleva a remarcar mi forma de vida: soy un hombre soltero.

Pero también están los que buscan pareja, a los que afortunadamente he podido ayudar porque la forma de conectar es básicamente la misma para ambos propósitos. Lo único que cambia es la intención de que la relación prospere indefinidamente, frente a mi postura de “dure lo que dure, disfrutaré mientras dure y agradeceré cuando termine”.

El problema de que cierta gente busque pareja -sea momentánea, a corto plazo o a largo plazo- consiste en que para ello se dedican a marear a las personas a las que pretenden, y a marearse a sí mismos. Comencemos por aclarar un par de cosas.

  • No por buscarla de noche te va a aparecer una pareja. Es más, todas las parejas que conozco no se han formado de dos personas que se conocieron por la noche de fiesta en un garito/bar/discoteca. Usualmente surge de la plena luz del día, porque como todos sabemos, de noche todos los gatos son pardos/grises. Eso no significa que de noche no puedas conseguir nada; pero sí que probablemente lo que consigas no sea lo que verdaderamente deseas.
  • No porque tú quieras promiscuidad debes excusarlo con que “sigues buscando a la adecuada, y mientras aparece o no; te diviertes, tomas experiencia en la vida y las relaciones”. A no ser que quieras terminar como Alfie… SOLO. Así es como puedes terminar y como vas a estar durante mucho tiempo, si tu vida afectiva se basa en contactos esporádicos que no trasciendan a algo más profundo.
  • Para ser pareja de alguien tienes que poder confiar en esa persona. Y eso se demuestra cuando esa persona puede aceptar que hagas cosas que no le gustan, tolerar que se lo cuentes y verlo correcto, agradecer que seas sincero, y además no intenta cambiar tu forma de ser, pensar y actuar… Y también confía en ti, de la misma forma que se da a confiar.
  • Tengas el tipo de relación que tengas con una persona, incluso si no tienes relación y es algo de la rama tonteos/rollos; hay que ser CLARO, DIRECTO, y HONESTO. Es importante que esa persona sepa lo que puede esperar de ti, y hasta dónde estás dispuesto a llegar. La otra persona merece conocer lo que sientes y lo que quieres; y tener la capacidad de decidir qué siente y qué quiere hacer por su parte. Debe conocer aquello que no quieres o no puedes dar… Y no hay ninguna clase de problemas por esto, antes bien, ayuda a evitar problemas de la índole “hacerse ilusiones/castillos en el aire”.

~~

Personas

Personas (Photo credit: nicolasnova)

En mi experiencia personal, he podido ver personas que en un primer momento creyeron que no volverían a ver a su actual marido o mujer… De la misma forma que he visto parejas que conviven como matrimonios sin estar casados realmente.

También he podido ver personas que no han buscado, no buscan y no buscarán pareja, pero son capaces de convivir, co-crear y co-existir con otras personas sin involucrarse en relaciones de pareja… Y sin propósitos de terminar siéndolo, ni ahora, ni con los años.

Conviven manteniendo sencillamente una relación de amistad, sin perjuicio del deseo mutuo.

También concluyo por lo que he podido experimentar que, cuando una persona intenta marearte -o lo consigue- o tú estás mareando a otra persona… Hay que ponerle punto y final de la manera más efectiva y tajante posible. Eso no impide seguir manteniendo contacto y amistad con esa persona si es lo que deseáis ambos; pero sí termina con muchos problemas. Por ello, hay que tratar de favorecer el bienestar común. Esto es…Que ninguno de los dos sienta la incomodidad de estar en una situación desequilibrada y confusa.

Al respecto de algunos puntos de desequilibrio o de mareo… Podríamos mencionar a personas que esperan de ti cosas que no estás en situación de poder dar o hacer, y también a personas que tratan de forzarte a entrar en una relación formal.

No quedarían exentas las personas que te ponen en la situación del famoso ultimatum, usualmente en el formato “si no haces tal cosa, despídete de mí para siempre”… O bien el segundo formato: “si quieres hacer XXXX conmigo, entonces tienes que dejar de hacer YYYY con ZZZZ”. Ante esto, solo queda una respuesta.

¿Acaso somos pareja?

En caso negativo… No eres quién para exigirme nada, y te pido que no lo hagas… Porque no lo cumpliré. Sabes quién soy, lo que hago, lo que quiero; y también lo que no voy a hacer y lo que no quiero. ¿Puedes vivir con ello? Entonces podemos mantener una relación sana y probablemente enriquecedora.

Si no puedes vivir con ello… No te expongas a una situación que solamente te reportará malestar, frustración y la sensación de perder el tiempo al no haberte salido con la tuya.

En caso afirmativo… Si te comprometiste a hacer lo que te demandan que hagas, o bien lo cumples o bien cortas la relación (porque seguramente la relación sea posible gracias a ese compromiso, junto a otros, por supuesto). Si no te comprometiste, haz lo mismo que hace el caso negativo. Todo menos marear.

Para resumir…

  • Aclara antes de nada si lo que quieres es estar con muchas personas o solamente con una.
  • Evita prejuicios y sesgos en cuanto a dónde o cómo deberías buscar pareja, y también sobre cómo deberías ser y comportarte tú (o él/ella): conoce realmente a los otros.
  • Sé claro con tus intenciones y motivaciones: evita engañar para encajar o salirte con la tuya. Nadie se merece que andemos mareándole para fines egoístas.
  • No obligues a nadie a tragar con lo que no desea realmente: deja que decidan ellos.
  • Fomenta la sinceridad y confianza compartiendo tus pensamientos y emociones.
  • Toma estos consejos como lo que son: no asumas que gobierno tu vida personal.

Y este es el fin de mi argumentación.

El resto de reflexiones al respecto, preferiría que provengan de la experiencia personal de cada persona que lea este texto. Me gustaría que aportes, si lo deseas, tu postura al respecto de lo aquí expuesto en forma de comentarios a esta entrada.


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre el libro, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. ¿Cómo podemos ayudarte mejor?

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

4 comentarios en “Todo, menos marear.

  1. Respecto a encontrar pareja de noche, puede que sea más difícil y confuso, por lo que conlleva el mundo de la noche, con sus superficialidades, impulsividades y estados alterados de conciencia. En mi opinión, sería un error cerrar puertas por el simple hecho de que hayas conocido a la persona en cuestión en el mundo de la noche.
    Por una parte, estoy convencido de que en la noche hay un montón de gente estupenda (que no sólo quiere follar y ya está), que quizá abusa de ésta porque aún no se ha atrevido apenas a conocer gente en otros ámbitos por vergüenza, bloqueos, etc.
    Por otra, puedes desear algo serio, pero no hacerle ascos al sexo esporádico.
    Creo que (apoyándome también en el primer principio sobre el agua) si estamos en calma y plenamente conscientes somos capaces de percibir el valor de las oportunidades que se nos presenten, sea de día o de noche.

    Yo, al igual que tú, Kheldar, parece ser que también resulto contradictorio. Me explico:
    La gran mayoría establece 2 formas de ralacionarse con el sexo opuesto:
    – El rollo, en el que apenas te vinculas afectivamente ni te interesas por la otra persona.
    – La relación de pareja, con su compromiso de fidelidad.
    Y a mí me parece muy natural estar con otras personas sin formalizar la relación, no sólo disfrutando del sexo, sino también compartiendo vivencias, emociones, sentimientos e interesándote genuinamente por la otra persona.
    Y ahora pregunto al público…¿es esto tan raro?

    • Un par de aclaraciones que considero necesarias en referencia al comentario que hace David.

      No he cerrado ninguna puerta. He mencionado que la norma usual es, como la propia experiencia que tengo en el asunto dicta (y tal vez la de casi todas las personas que conozco) que lo que pasa de noche, no pasa de la noche. Y por eso la noche puede ser usada para conocer mejor a los que ya conoces de día, o para conocer gente nueva, o para tener contactos esporádicos con gente que no tienes por qué volver a ver.

      Bajo el punto de vista que considero actualmente… En la noche hay literalmente de todo, y serán tus acciones y tu forma de ser los que te acerquen o te alejen de uno u otro tipo de personas. En este caso, mi ejemplo favorito: si “sales a sargear”, alejarás a las mejores personas y te pondrás en manos de los “escombros”. Por eso, yo suelo pedir una única cosa.

      Indistintamente de que la persona que pregunta quiera aprender de mí, o solamente tener en cuenta mi punto de vista… Que hagan lo que quieran, pero hagan lo que hagan, que sea con conocimiento de causa. No se puede ir haciendo las cosas solamente “por estar abierto a lo que venga”. No es una verdadera razón de peso, y por mucho que hable de flexibilidad, se le escapa la fuerza que pueda tener…

      Por lo indefinido. Demasiado etéreo, vago, impreciso, errático. Demasiado orientado al vacío.

      Dicho esto… Que cada cual considere lo que mejor le parezca.

      Abrazos David, y gracias por comentar. Bienvenido cuando quieras.

  2. Me encanta eso de “menos marear” en mi época de relaciones (hablo como si tuviera 100 años), me chocaba eso de estar hostigando (mareando) a mi novio del momento. Así como no me gustaba que me hostigaran, yo no hostigaba. Pero lamentablemente eso no aplica para todo el mundo. No todos quieren o buscan lo mismo y encontrar a esa o esas personas que piensen igual que uno es bastante complicado (más de dónde vengo).

    Pero bueno, a la final tu sigue tu línea y seguro encontrarás a la persona o personas que te complementen y sobre todo que saquen lo mejor de ti, permitiéndote ser auténtico, libre y tu mismo.

    PD. Yo le he encontrado y mira que me ha costado un montón. Aunque eso sí, disfruté mucho el camino 😀 😀

    Saludos,

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s