Sobre el Arrepentimiento: Lo que hice, lo que podría haber hecho.

¿Nunca has tenido esa sensación de estar maltratándote a ti mismo?

English: Dices Français : Dés

(Photo credit: Wikipedia)

¿Os habéis fijado en el típico momento donde nos sentimos extraños, y en el que querríamos cambiar lo ocurrido?

Ese momento de tu vida en el que reflexionas acerca de actos o situaciones del pasado y te dices “podría haberlo hecho distinto”… Para algunas personas, la palabra no es “distinto”. Ellos se dicen “podría haberlo hecho mejor”.

La pregunta que viene a mi cabeza es…

¿Qué quieren decir con mejor?

Hoy, que es día de huelga y que mi cuerpo dice que me estoy exigiendo mucho últimamente, me he tomado un descanso. Durante este descanso pasan muchas cosas por mi mente: he tenido ya varias conversaciones muy inspiradoras en lo que va de día; y también mi momento quejica. Pero sin desviarnos del asunto que quería tratar…

Mi mente ha acabado llegando a esto.

No voy a negar la causa: estos días, con la gente del curso intensivo y con antiguos alumnos con los que mantengo el contacto… Estamos enfrentándonos justo a este tipo de situaciones, de maneras variadas pero muy similares (queda en privado a qué y cómo).

Nos damos cuenta de situaciones así, y hemos comentado también que nuestro pasado no ha sido bueno en ciertos aspectos. Nos contamos las decisiones que tomamos y de las que nos hemos arrepentido, al conocer posteriormente algo que transformó esa decisión en un momento de desatino.

De hecho, esto ocurre con todos los que han querido aprender de mí…

Y con la mayoría de los que me piden consejo sobre seducción.

Algunos se arrepienten de haber prestado atención a ciertas tendencias del momento. Otros, de haber decidido desaparecer para una persona que estaba loca por ellos. Otros, de no haber confesado lo que realmente sentían y aparentar que la otra persona les era ajena… Y de haber seguido consejos que les llevaron a perder a quien querían.

Y todos se arrepienten por una sencilla razón: su decisión les hizo perder aunque pareciera ventajosa en un principio. ¿Quiere eso decir que no son buenos en la toma de decisiones?

Ni mucho menos. Quiere decir que todos tenemos tropiezos, sencillamente.

Y ante estos tropiezos… Hay quien opta por machacar su moral y se inventa millones de “mejores escenarios”; como también hay quien no se flagela de este modo y se dice… La próxima vez, si vuelve a darse un caso similar, lo haré como no lo hice ahora.

Esta última frase tiene gran relación conmigo; dado que en muchas ocasiones he tomado decisiones (algunas bastante desatinadas) y luego he probado a ver la otra cara de la moneda, e incluso el canto… Y he tenido que redirigir mis pasos.

Este acto ha sido esencial para mi bienestar.

Todo aquello que forma parte de mis logros, éxitos o como lo queráis nombrar… Viene precisamente de saber redirigir el caudal de mi energía, mi atención, y mi acción; rasgo que sigo conociendo y evolucionando, y que seguirá creciendo a lo largo de mi vida.

Algunos de nosotros hemos perdido de vista en ocasiones la forma intuitiva para redirigirnos, y la hemos recuperado improvisando. Otras personas han necesitado ayuda externa para ello. Y no es nada de lo que avergonzarse.

Arrepentimiento...

Arrepentimiento… (Photo credit: PoweredByLarios™)

Lo que sí es de vergüenza es que, tratando de redirigir tus pasos, busques orientación al azar y te vuelques en aquello que te aleja de ser tú mismo y de andar tu propio camino…

Y que en vez de (como debería ser y se espera que sea, pero luego nunca es) hacer cualquier cosa realmente beneficiosa por tu bienestar o tu realidad personal…

Te lleva a un mundo de apariencias, de velos, de fachadas, de farsas; donde todos interpretan un papel buscando vete a saber qué beneficios a costa de las demás personas.

Querer mejorar tu vida no es algo de lo que avergonzarse.

Querer mejorar tus relaciones no es algo de lo que avergonzarse.

Querer aprender a manifestar tu atractivo y sentir atracción por los demás, tampoco.

Querer tener relaciones sexuales, tampoco es algo vergonzoso.

Querer hacer todo eso aparentando, fingiendo, “modelando”, actuando como aquello que no eres pero te gustaría llegar a ser sí es vergonzoso.

A pesar de toda la “buena intención” que tenga el consejo… Vamos a poner unas cuantas cosas en claro. Forzar a una persona a actuar tan distinto a su esencia y tan por encima de su zona de confort es contraproducente. Por mucho que así hagan cosas “diferentes”.

Es más, por hacer cosas tan diferentes es por lo que tiene tanto peligro.

Es normal que aparezcan desequilibrios emocionales y afectivos por culpa de ser infundido con un sentido de falsa confianza basado en “jugar” con técnicas y herramientas para aparentar ser una “persona de valor y éxito”; pretendiendo así atraer a aquellas personas a quienes normalmente no atraerías…

Y luego salir a la calle o ir por la vida repitiendo patrones de comportamiento (los que te habían infundido como “sustento” de tu falsa confianza y tu apariencia de persona valiosa), comportándose como alguien que no comparte momentos de verdadera conexión; sino que arrebata una intimidad que podría estar mejor invertida con otra clase de personas.

De hecho, haciendo eso estas personas no se dan cuenta de que se están condenando a vivir justo la vida que quieren evitar. Se tiran de cabeza a un lecho de autocomplacencia, donde prima la búsqueda de la llamada “mujer de mi vida” entre las faldas de cualquier mujer que captan sus sentidos… Y entre tanto, sus relaciones se convierten en algo desalineado con ellos.

No sirven a su identidad. Ni tampoco a sus propósitos.

No corresponden a lo que verdaderamente les atrae.

No son apreciados por su identidad, su propósito, ni aquello que les atrae…

Están viviendo una vida que les es ajena.

Y es demasiado común sentirse avergonzado -y también vacío- por ello…

Aunque normalmente, las personas que lo sienten se dedican a negarlo abiertamente, mientras que por otro lado, lo admitirán en conversaciones privadas, siempre muy lejos de la luz pública.

¿Merece la pena vivir así?

~~

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.

Muchísimas gracias por tu compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

Enhanced by Zemanta

12 comentarios en “Sobre el Arrepentimiento: Lo que hice, lo que podría haber hecho.

  1. Hola Sergio! en mi experiencia he aprendido que de nada sirve lamentarse de lo que pudo o debió haber pasado. Mira que he cometido muchos, muchísimos errores, pero también es cierto que al final acabas estando donde tu conciencia te lleva. Esto es, si en ese momento no hubieras dicho o hecho tal cosa, no es que ahora estarías con aquella chica de tus sueños, aquel trabajo tan bien remunerado, etc. Si, si estarías como estás ahora, sólo que quizás hubiera ocurrido un pelín más tarde.

    En cuanto a lo que comentas de jugar con “técnicas” para seducir, discrepo en cierto punto. Estoy absolutamente convencido, y de hecho me ha pasado, que si con una chica que estás intentando conquistar y ella no está (de momento) interesada en ti, te lanzas a la piscina de golpe, en vez de ir poco a poco tanteando la temperatura del agua…el resfriado que vas a pillar va a ser de aupa, Por tanto, si estoy de acuerdo con ciertas técnicas, pero eso sí, bien hechas y con cabeza. cohone!

    Un abrazo!

    • Muchas gracias por comentar, Antonio. Probablemente tienes mucha razón al decir que solamente se hubiera retrasado lo inevitable. Además, me has traído una sonrisa con tu enfática defensa de algunas cosas bien hechas y con cabeza de por medio, jajaja… Bienvenido siempre que quieras.

  2. No soy muy de puntuar, pienso que esta muy bien lo que dices y que algunas veces más de uno se arrepiente de tener una oportunidad delante y no cogerla, por falta de autoestima, autoaceptacion o por mil y una circunstancias. Pero tampoco pasa nada, hay que saber perdonarse y seguir hacia adelante… y si algo no tenia que pasar también seria por alguna razón que mas adelante se acaba viendo.

    Un caluroso abrazo

  3. Sentimientos que afloran a la vez en diferentes partes del mundo.
    Un texto muy inspirador para mucha gente que, tal y como me pasa a mí, ahora mismo se está arrepintiendo de algo que no ha hecho o que le ha salido mal.
    Un abrazo

  4. Excelente articulo Bruno.
    Aunque no es de menos decir, que todas las personas.
    Teniamos claro que modelar, es ir sobre tu escencia, tu persona & tal vez..
    Incluso tus valores, Algunas personas anhelan comportarse como las personas que admiran.
    Algunas de esas personas, lograron encontrar su verdadera escencia, el el pleno rango de cambio.
    Buen articulo.

  5. Gracias a los tres por comentar (Antheis, Bautii, Didacus). Vuestros comentarios me inspiran cosas buenas y al mismo tiempo alimentan mi curiosidad.

    @Antheis: Las cosas ocurren cuando es el momento para ello… ¿Verdad? Pasarnos la vida entera arrepentidos de que algo no ocurra puede privar a otras cosas de ocurrir, diría yo… Y tal vez estés de acuerdo conmigo. Gracias por tu presencia y tus palabras.

    @Bautii: Es excelente esta sincronicidad. Me hace creer firmemente que hay una conexión natural que podemos aprovechar para no tener que intentar crear una por medios artificiosos. Muchas gracias por comentar, y espero que lo vayas haciendo con más frecuencia (sabes que siempre eres bienvenido).

    @Didacus: Me suena mucho tu nombre, pero… Hace mucho tiempo que no tenía noticias tuyas, y temo no saber quién es Bruno (risas).

    Sobre tu punto quiero añadir que no todas las personas tienen claro lo que es modelar, y que la explicación que se te da es acerca de imitar aquello que quieres llegar a ser; algo que no tiene por qué tener relación alguna con tu esencia… Lo cual es una explicación bien diferente a profundizar en tu propia naturaleza y crearte modelos para manifestarla; por dar un ejemplo de algo más ecológico y beneficioso para uno mismo.

    No niego que algunas personas asumiendo modelos y roles encuentren valores que aprecien y deseen mantener, y sin embargo tampoco escondo que muchos se abandonan a sí mismos y se dedican a vivir en base a modelos. Bienvenido siempre que gustes y tengas ocasión.

  6. Es justamente este artículo el que estaba esperando desde hace tiempo… Por aprender de ti, dejé pasar una oportunidad realmente importante, que a ha decir verdad, he intentado mediante la meditación analítica, olvidar y usarla para otras cosas beneficiosas. Esa oportunidad era enorme, a simple vista, y la dejé ir; me pudo haber cambiado la vida, literalmente. Pero no lo hice, por “dejar fluir la situación”. No lo sé, pero “arrepentirte” no creo que sea el término correcto, sino más bien “decepcionarte”. Qué es la vida y cómo debe ser vivida es algo que corresponde a cada quien -aunque puedes preguntar, eso sí-, cosa que a mi parecer, aunque se explica en este blog ese punto, se contradice en sí mismo en algunos puntos. Me decanto en parte por lo que menciona @antonio, ya que si bien algunas técnicas sirven para ciertas ocasiones otras son puras chorradas… sentido común, vaya; y eso también aplica a aquí en LVEF. ¿Qué hacer y qué no? ¿Lo que hago es correcto o incorrecto? ¿Con quién? ¿Y si no lo hago que pasaría? Cuántas personas han intentado darle respuesta a estas preguntas, incluso el este mismo sitio. Por mi parte, resumo todo eso a un simple axioma: “Carpe diem”, o en un matiz más personal y que me parece refleja mejor esa frase: “You Only Live Once”, así de simple. ¿Por qué no -intentarlo-? ¿A quién no le gusta tener sexo? Una relación íntima. Y más si pudiera ser con alguien con quien te sientes tan identificado pero con un contraste que resalta diferencias… Ahí empieza lo bueno.

    Podría extenderme más, pero a fin de cuentas resumo lo que a mi parecer, me ha alejado bastante de este proyecto, que aunque me parece diferente, contiene cosas que pulir.

    Saludos.

    • Muy buenas Errol, y sé bienvenido una vez más entre estas páginas. Lamento que perdieras la oportunidad que comunicas, pero creo que te confundes a la hora de atribuir responsabilidades por tal hecho. Me explico, porque si no, no me daré a entender.

      Espero que tengas en cuenta una cosa muy sencilla y bastante de cajón dado que lo que lees es un blog conducido por una persona que trata sobre sus reflexiones y experiencias: lo que yo cuento es una perspectiva personal, y lo que tú hagas con esa perspectiva o aplicando esa perspectiva… Es enteramente decisión y responsabilidad tuya. Por “aprender de mí” (y de entrada gracias por honrarme diciendo que te he podido enseñar algo), decidiste dotar a mis palabras de una credibilidad; no obstante, la decisión de dejar pasar esa oportunidad es enteramente tuya. Dejar fluir la situación no se explica en ninguna parte de este blog -ni en ningún sitio donde te hablen de fluir- como el abandono de las situaciones, o como “dejar ir” las cosas aunque sean lo que deseas.

      De hecho, todos los que mencionamos la fluidez decimos que se basa en no estancarse en búsquedas sino en PLANTEARSE Y EMPRENDER ACCIONES ENCAMINADAS A CUMPLIR TUS PROPÓSITOS estando totalmente desligado de los resultados, los cuales no se persiguen; sino que se dan por sentados. SIEMPRE hay resultados, pero no siempre son los que más te convienen o los que desearías. ¿Consecuencia? Frustración. ¿Como evitarla? Planteando una acción cuyas consecuencias no te perjudiquen mas de lo que te beneficie, emprendiendo la acción, haciéndola lo mejor posible… Y una vez cumplida, pasar a la siguiente acción.

      Los resultados vendrán sin que tú esperes, observes o trates de influir en ellos o controlarlos.

      Si haces las cosas que sabes que cumplen tus propósitos y aparte te proporcionan felicidad, realización personal o algún cambio beneficioso en tu vida… Es cuando no pierdes oportunidades porque te bases en resultados acerca de las mismas, o en el “tamaño” y “beneficios” que presentan a simple vista o tras cualquier análisis en profundidad. Si haces intentos por conducir situaciones prometedoras a donde te interese a ti, es cuando las desechas tú mismo.

      Dicho todo lo cual, la cuestión es realmente sencilla para mí… Está claro que este proyecto tiene muchas cosas que pulir y mucho camino por delante, pero esta en concreto no es una de esas cosas. De hecho, y para que sirva de ejemplo, reflejaré por escrito lo que ha pasado cada vez que alguien me ha preguntado “¿Y qué coño hago?, ¿Y cómo tengo que hacerlo?” Desde aquí animamos a hacer lo que se quiera hacer y como se quiera hacerlo, pero siempre con conocimiento de causa; es decir: teniendo en cuenta SIEMPRE por qué se hace algo, qué te aporta hacerlo y qué otras cosas podrías hacer que sirvan para lo mismo y puedan ser mejores que hacer esa en concreto. De no hacer caso de esta indicación, es cuando pasa lo que te pasó.

      Y por supuesto, no me haré responsable de ello… Menos aún cuando en cierta manera, en tu comentario, contienes lo mismo que he dicho arriba. Si crees que conoces bien las causas por las que haces algo y no te supone una fuga de energía… Ten sexo con quien quieras, cuantas veces quieras. Intenta lo que quieras, o no lo intentes. Que algo sea correcto o incorrecto ya te lo dirá tu experiencia en el asunto, y cómo te sientas después de vivirlo.

      Saludos, y bienvenido siempre que lo desees.

      • Exacto, hacer algo por una razón… Nada en este mundo -al menos en el humano- se hace sin una razón válida. La acción comienza en la mente. Pero… ¿si los resultados vienen por añadidura, eso significa que es, por extensión, medible en términos lógicos? ¿Pasa B, debido a A, por lo tanto C? ¿Así de factible resulta? El mundo no es tan lineal, o al menos eso me han enseñado las matemáticas y la vida misma. Creéme que en ese instante, razoné por qué hacía eso y por qué estaba ahí; para mi era muy claro el objetivo. Pero busco eso, una respuesta. Por qué demonios NO lo hice, si sabía por qué sí quería hacerlo, qué beneficios me traería, además de las posibles consecuencias de hacerlo, claro está.
        Pero en tu comentario evitas algo que es obvio: el fracaso. Igual trabajo no significa igual ganancia. Sino pregúntale a alguien con éxito, o mejor dicho, autorrealización.
        Sí, me esmeré, y cuando tenía el último paso, me tropecé y caí. Tal vez exagere, pero los resultados me indican eso.
        Y creo, que me encauso a mi propósito al escribir todo esto. En fin, solo busco una respuesta para poder continuar. Lo que dices es “hacer más, con menos”; es decir, sinergia. Es largo esto, y quiero saber cómo aplicarlo en aquello que quiero: una novia, ¿por qué no?

      • Hay una razón muy sencilla para evitar, obviar, y no tener en cuenta el fracaso. Dime en qué consideras que fracasas y te habrás dicho a ti mismo sobre qué debes reflexionar y trabajar… O en palabras de un señor apellidado Edison; “descubres cómo NO se hace la bombilla”. Tal vez hayas dado con cómo la bombilla está bien hecha y un simple matiz en los accidentes haya cambiado toda la situación.

        Por desgracia, las respuestas que buscas no las tengo yo. Por mucho que suene a cliché; son tus circunstancias, y las respuestas las llevas dentro tú. Por otro lado, mi concepción del mundo no es precisamente lineal sino que más bien es multipolar y sujeta a la total presencia de sucesos en potencia.

        Con lo cual, sigo diciendo que, como bien señalas… Quieres algo, has seguido un camino para conseguirlo, y al final no has llegado. Y no has llegado porque, probablemente, no deberías estar ahí (y te falten cosas concretas que pulir antes de llegar). Pero eso, lo sabrás mejor tú que yo.

  7. A veces de lo que me arrepiento es de haber perdido el tiempo buscando en fuentes que no me ofrecían una soluciòn real a mi deseo de mejorar en mis relaciones con chicas y conectar mejor con el sexo opuesto. Es mas beneficioso encontrar y potenciar los recursos y cualidades que uno posee en vez de buscar soluciones inmediatas o apegarse a recetas.
    Si voy a armar una bicicleta si necesito una secuencia paso a paso detallada y sè que siguièndola me va a salir igual todo pero en el caso de interactuar con gente esos esquemas no aplican. Pero al final de todo se aprende.

  8. Esto leyendolo de nuevo me ha hecho recordar que las mayores decisiones que he tomado realmente no son las que quiero, aunque me han hecho perder, me han hecho ganar en experiencia y autoconocimiento!

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s