Secretos (que no lo son tanto) para fluir en tu vida

Die Zehn

Die Zehn (Photo credit: gringer)

Una gran porción de las personas que buscan una situación de vida más enriquecedora, más feliz o más adecuada a su forma de ser; acuden a los reclamos de aquello que dice ser un secreto bien guardado consistente en una técnica o sistema de acciones que se vende y proclama infalible.

La mayor parte de las personas que hacen esto, han tenido en su fuero interno las soluciones que necesitan para su situación personal, dictadas por su sentido común; si bien han preferido relegarlas en favor de hacer caso a las campanitas que suenan desde otro sitio.

Si hay algo que aprendí bien temprano cuando me aproximé al tema del desarrollo personal es que no se puede pretender llamarlo personal si vas a dejar de hacer caso de tus percepciones, de tus instintos, de tus deseos reales, y de tu sentido común… Para pasar a asumir una serie de creencias y actitudes que van a conseguir que estés realmente jodido, si ya creías estar mal.

¿Por qué va a ocurrir eso?

Por la sencilla razón de que comprometes tu identidad y tu misma esencia en ello. A pocos de nosotros nos resulta cómodo o agradable tratar con una persona que sentimos que no está siendo natural a nuestro lado; que interpreta un papel para intentar agradar a todos y meter en el bote a quien le apetezca.

No podemos negar que hay personas que caerán en sus redes porque manifieste una intención; pero esas mismas personas se escapan al ver que no hay nada más que esa intención. Sé que hay personas capaces de desarrollar un influjo bastante intenso (e incluso he enseñado a hacerlo yo mismo, personalmente y con estas entradas sobre sensualidad)…

Pero también sé que esta no es la clave para ser feliz con tu vida.

Has conseguido tener sexo hasta hartarte. ¿Ahora qué te queda?

En el caso de todas las personas con las que he tenido el placer de hablar, e incluso como demuestran más de uno de los auto-proclamados maestros de seducción de cierta industria; no hay nada trascendente detrás de conseguir tener una técnica y unas habilidades que te permitan conocer personas y atraerlas.

De hecho, la mayoría de los que “consiguen” o dicen alcanzar ese logro denotan una incapacidad manifiesta para mantener a las personas a su lado y transmiten una sensación de odio, necesidad y urgencia por tener a alguien a su lado y tratar de enfocarlo desde una perspectiva no alineada con sus auténticas esferas personales.

A estas personas se les dice que se consideren un premio por el que los demás deben demostrarse merecedores o que se pongan en el papel de un comprador. Que compren solamente aquello que consideren que se amolda a sus deseos y necesidades. Se les dice que no pueden rodearse de gente que parezca inferior a una escala de valores ficticia y ciertamente sociopática… Entre otras cuestiones que pretenden dar autoestima de una forma tal que para elevarles a ellos, tiende a rebajar a todos los demás.

Y con esta papeleta en mente, no es de extrañar que se muevan por el mundo intentando entrar en las vidas y las camas de cuantas más personas que no los conozcan de antemano mejor… Y que las personas que ya los conocen pongan límites y barreras.

Desde que tal cosa es así, he cortado mis relaciones con muchas personas que conocí al interesarme por las comunidades organizadas en torno a esta temática. Algunas de esas comunidades se nutren de contenidos apasionantes, realistas y tan presentes en la vida como el hecho de respirar. De otras es mejor no decir nada.

En todas esas comunidades hay grandes personas, al igual que grandes fraudes.

Pero la parte importante sobre estas comunidades es que animan a muchas personas que piensan y sienten como yo a hacer algo por aportar a la vida de los demas aquello de lo que se les priva al desubicarles de su propia vida (con la promesa de que si ser ellos mismos no les funciona, ser otra persona lo hará). Existimos los devotos de la excelencia personal.

Intentar ser otra persona no va a cambiar tu vida a mejor.

Una carezza...

Una carezza… (Photo credit: Claude…)

Por eso mismo aparecemos personas que preferimos no sembrar de mala simiente la cabeza de los demás. Por eso mismo existimos personas que nos dedicamos a hablar de valores y creencias que las personas de hace varias generaciones tenían como básicos y de recibo.

Al final del día cada persona va a decidir por sí misma el camino que sigue.

Por eso, algunos de los que estamos dispuestos a transmitir un mensaje y ayudar a los demás recurrimos a dejar todo meridianamente claro (para bien y para mal). Las partes buenas son bastante abundantes, y las malas ya las he contado demasiadas veces.

Ahora mismo me centro bastante más en transmitir los beneficios de las alternativas más positivas que conozco. Y todas ellas remiten a cuatro puntos bien sencillos, que han quedado como configuración del programa Alquimia Interna (que puedes conocer si lo deseas en esta página):

  • Identidad y propósitos – construye una vida 100% basada en ti.
  • Atracción ecológicamueve el mundo gracias a tu identidad y deja que muevan el tuyo.
  • Comunicación profunda – alcanza relaciones más profundas y cercanas con los demás.
  • Vida afectiva y sexual – abraza en tu vida a las personas más afines a esta.

Una vez se conoce la manera más natural para trabajar estos puntos…

No lo cambias por nada.

Las personas que han escogido dedicarse a la Alquimia Interna en vez de al teatro lo demuestran sin lugar a dudas: mejores relaciones y mayor profundidad en estas, estabilidad mental y sentimental, pareja estable… Entre otros beneficios propios de cada caso.

Escogieron el camino de la autenticidad, y no les ha defraudado.

La pregunta para mí sería… ¿Qué podemos hacer por ti?

Si te animas a descubrirlo, acompáñanos el día 22 de diciembre en el último evento del año o mantente al tanto de otros eventos en los que podras conocernos y, si lo deseas, iniciarte en el camino que nosotros recorremos.

Te dejo con una Open Call en la que tratamos temas como los del mencionado taller:

LVEF Online – 16/12/2012 (en YouTube).

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

2 comentarios en “Secretos (que no lo son tanto) para fluir en tu vida

  1. ¿Cómo arreglar entonces, este marco? ¿Como identificar de dónde proviene esta impaciencia, inserguridad y miedo? ¿Y porqué aparcó ahí?… Creo que tendré que leer a Sartre sobre lo que llamaba “angst“, y que a su vez representa el ineludible destino del hombre respecto a su libertad.

  2. Tú ya estás en camino a arreglarlo, y curiosamente, por tu propia mano más que por influencia mía o de nadie. Aunque, dicho sea todo, las reflexiones que obtengas aquí y en otros sitios pondrán en torno a un 10~20% del peso de aquellas conclusiones a las que llegues; una ligera forma de impulso para todo tu avance (el 80~90% restante).

    Si el cambio se basa en pensamiento y acción, tú ya estás en proceso. ¡Abrazos!

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s