Sutileza y Discreción

No es que yo sea la persona más sutil y discreta que se haya visto jamás, pero soy consciente de la grandísima importancia que tienen estos dos valores en cada una de nuestras acciones y relaciones con los demás.

Hombre Alfa: adiós al "macho" Alfa, por PatrioDemasiadas veces hemos visto ejemplos de personas poco sutiles y poco discretas, con unas actitudes entre hostiles y presuntuosas… Y con un curioso interés por lograr llamar la atención a los demás sin que parezca que lo intentan demasiado.

En especial cuando nos acercamos a ciertos sectores de la industria de autoayuda; donde se invita y anima a las personas a convertirse en lo descrito en el párrafo anterior para obtener aquello que quisieran; y también a hacerse pasar -asumir esa mentalidad, lo llaman- por personas con abundancia de opciones, en busca de una suerte de relación mágica simpática al estilo “lo similar atrae lo similar”.

Pero eso no es lo peor. Últimamente he podido ver en Facebook a personas que andan subiendo fotos de sí mismos (en algunos casos se ve que son ellos mismos, en otros te lo tienes que imaginar o suponerlo) en situaciones íntimas con otras personas. Creo que no hace falta ser un genio para averiguar qué clase de llamada de atención es esa y a quién se dirigen los reclamos que envían… Pero también creo que si es así, es por algo

Somos nosotros mismos los que hemos llegado a estas situaciones.

Andamos en medio del hype de la promiscuidad irresponsable e indiferente… Y lo más gracioso para mí es que nos damos el lujo de consentirlo. Lo que la publicidad nos invita a hacer es tener una aventura (si te has casado/a), entrar en páginas de contactos o comprar manuales de ligue (si estás soltero/a), y otras barrabasadas.

Soluciones proactivas a ideas negativasLo que no he visto promover por ningún lado es la responsabilidad y ciertos valores.

Incluso entre mis referentes y comunicadores favoritos, en ninguna parte he podido ver que te hablen de cuidar de los sentimientos y la comodidad de las personas con las que tienes relación. Lo más parecido que he podido ver a una vida responsable y guiada por buenos principios recientemente; es el enfoque radical hacia la autenticidad que manejamos en The Sexual Life y esta casa…

Y mi constante machaqueo con los valores, que más de uno debe odiar ya.

Por ejemplo… No son pocas las veces que, ante una pregunta, he aconsejado que no se hagan públicos los detalles que son demasiado personales y que pertenecen a la intimidad que compartes con otra persona.

Ni detalles, ni imágenes, ni hostia que lo fundó.

¿Por qué? Muy sencillo.

  • Porque la confianza que inspira alguien que larga cualquier intimidad a los cuatro vientos (tenga o no la intención de “dar ejemplo” y/o “demostrar que es posible”), es prácticamente nula… Y más aún si ese es el respeto que prodiga a personas a las que recién conoce, difundiendo sus intercambios entre sus contactos.
  • Porque luego vienen los llantos con que una persona -que igual te importa o igual no- descubre que vas haciendo esa clase de cosas y te monta un pollo de impresión. Peor todavía si lo que descubre es que estabas grabando sin su consentimiento para presumir ante el mundo de lo que hacías con ella y con otras personas
  • Porque cada persona que entra en tu vida, llega a conocerte un mínimo y descubre que tu forma de vida es presumir de todo lo que “consigues”, se niega a ser parte de tu pluriputiferio mental y alimentarte el ego.
  • Porque lo único que se gana de esa manera es una vida vacía de lo que importa, aunque a veces llena de experiencias intrascendentes -y en apariencia desafiantes para ti-, impulsadas por la urgencia de seguir demostrando (a otros y a uno mismo) que eres un crack de calibre; para poder seguir vendiendo ideas.

Da igual si las ideas son propias o ajenas… Ya que lo que importa es que haya alguien dispuesto a comprarlas. Algún incauto que quiera ser como tú.

El problema es que ni siquiera tú eres como tú. No vives tu identidad.

Cuando la persona se convierte en actor

El problema de querer ganarse la vida vendiendo ideas es que muchas personas esperan que representes esas mismas ideas. Que seas un estandarte. Que prediques con el ejemplo… Pero eso es bueno, ¿no es así? ¿Por qué lo llamo un problema, entonces?

Hacerte más mal que bienPor la absurda cantidad de ideas que se venden APARENTANDO éxito, plenitud y felicidad conseguidos a través de la forma de vida que proponen…

… y la más absurda cantidad de vendedores de ideas que no viven de acuerdo a lo que predican. Para el ojo público son una exaltación de las mismas, por supuestísimo; pero en cuanto cruzas la puerta de su vida personal, cambian mucho el registro.

Es muy probable que sean personas encantadoras a su manera (nunca lo puse en duda)… Pero lo son de dos maneras distintas, a saber:

  1. De cara a los públicos objetivo de su negocio: a través de “aquello que se vende”. Es decir, vistiendo una fachada y creando una imagen pública de persona que vive una vida loca e impresionantemente llena de éxitos simbólicos.
  2. De cara a su vida personal: a través de aquello que realmente son… Y alguna reminiscencia de aquello que venden y tienen demasiado metido en su cabeza.

~~~~

Conozco muy pocas personas que se dediquen (nos dediquemos, prescindiendo de falsa modestia) a hacer llegar el mensaje que verdaderamente aporta algo.

Hay pocas personas enfocadas en defender la importancia de la autenticidad, del expresar la propia identidad y llevar tu vida por los caminos que realmente significan algo para ti. Menos todavía que te animen a no representar un papel delante del resto de personas que llegues a conocer y tratar en tu vida. Y muy pocas que no quieran provocarte una euforia para cegar tu criterio y poder influenciarte más fácil y rápidamente…

Aunque parece que eso comienza a cambiar.

El regreso de los valores

La razón principal por la que existimos personas que destacamos la importancia de la autenticidad y otros valores, es por la insatisfacción que producen en el medio y largo plazo los que crean necesidades y euforia con su venta de ideas.

La razón principal por la que recurrimos a los valores es por su trascendencia. Todos nosotros apreciamos y agradecemos los valores en nuestra vida; tanto de nuestra parte como de la de quienes se relacionan con nosotros.

Esperamos que haya principios, no mandamientos…

Desarrollo: Círculo Social PersonalEsperamos honestidad. Esperamos confianza. Esperamos comprensión. Esperamos apoyo. Esperamos decisión. Esperamos todo aquello que permite un bienestar común y una convivencia armoniosa… Y una verdadera RELACIÓN.

No aquello que permite que tú obtengas todo lo que quieras de los demás, sin llegar a implicarte con ellos realmente, sin aportar nada más que tu presencia temporal y un recuerdo de dudosa satisfacción.

Y si tú esperas que llegue el bienestar y la conexión profunda a tu vida…

  1. No permitas que te cale demasiado la influencia de quienes presumen de sus “éxitos” para vindicarse frente a su público.
  2. Busca el consejo y la compañía de aquellos que te animen a expresar todo lo que eres y todo lo bueno y bello que llevas dentro.
  3. Aléjate de las personas que te inciten a pensar en el sexo deseado como tu enemigo, y en ti mismo/a como alguien con la necesidad de vencer a las mujeres (o a los hombres) para salirte con la tuya.
  4. Acércate a quienes trabajen mediante la confluencia, la expresión abierta y honesta, la ausencia de masturbación mental y la potenciación de tus características propias.
  5. Haz lo que te dé la gana, pero atente luego a las consecuencias y no eludas responsabilidades. Y recuerda que tú escogiste lo que vendría a ti.

~~~~

En definitiva, si de magia simpática se trata, y lo similar llama lo similar… Ten en cuenta que una vida superficial, llena de vanidades y fachadas; tenderá a perpetuarse.

Es tu decisión si vives así o vives tu propia vida, al máximo de sus posibilidades.

Mi propia apuesta en valores

Ya en 2010 me propuse hacer lo que me fuera posible para ayudar a quien quisiera evitar caer en el vacío y en los sinsabores de vivir una vida que no es tu vida. Aquel propósito cristalizó en un libro, que elaboré en tan sólo un par de meses del verano de 2010, pero que tomó bastante tiempo más adecentar para hacérselo llegar a otros.

Vivir_la_Vida__Seduc_Cover_for_KindlePermíteme invitarte a conocer mi primer libro, titulado “Vivir la Vida: Seduciendo al Natural“. Puedes encontrarlo en Amazon y recibirlo en tu propio domicilio, si lo deseas.

Si bien, tal vez prefieras conocer algo más sobre este libro. Para ello, no voy a alargar más este escrito… Sino que te voy a pedir que me acompañes en este apartado del blog:

Libro 1º: Naturalidad.

Allí podrás informarte cuanto quieras… Y siempre puedes preguntarme directamente si no te basta.

Por hoy me despido, no sin antes desearte una buena vida… Y pedirte que si lo adquieres, me hagas llegar tus impresiones para que crezcamos juntos. Podrías ver tus sugerencias incluídas en la tercera edición, si te animas a compartir tus pensamientos… Pero eso, lo dejo en tus manos.


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre mis libros, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. Respóndenos: ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la parte superior del blog, en el lado derecho.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

2 comentarios en “Sutileza y Discreción

  1. Excelente tu blog; y sobre el libro que vendes me gustaría leer el índice del mismo; sino tienes problema con ello, me lo puedes enviar al correo.
    Saludos!

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s