¿Dónde has puesto el techo?

“La vida me ha enseñado que quien se pone un techo tan bajo es más bien corto de miras…”

Long Bien Bridge Ha Noï

Long Bien Bridge Ha Noï (Photo credit: Wikipedia)

Así termina una de las citas que destaca Gustavo en una petición que hice para conocer vuestros fragmentos favoritos de mis escritos. Ejemplar para muchas facetas, y no sólo para la que se estaba tratando en el escrito al que pertenece.

Hoy, gracias a ser uno de los tres días donde se ha convocado huelga nacional de estudiantes, he tenido la ocasión para compartir experiencias con uno de mis profesores. En concreto, el de Psicología del Desarrollo. ¿Que por qué destaco eso?

Pues porque se suma a una de las conversaciones más recurrentes que ha surgido entre mis amigos, y también con mis compañeros de grado, y hasta en la última entrega de la saga de videojuegos de Pokémon… Acerca de poner todo nuestro empeño en aquello que deseamos realizar. De prepararnos lo mejor posible para que cuando nos lleguen las oportunidades no nos encuentren al descuido.

Las cosas pueden pasar sin que tú estés pendiente de ellas.

Hoy me he sentado delante del teclado con la intención de escribir algo más tranquilito, más hacia la esencia de la tranquilidad y del optimismo realista (resumiendo: “todo irá bien si te ocupas de lo tuyo y dejas que lo que no depende de ti ocurra por su cuenta”).

Recuerdo que hace poco comentaba maravillado el pensamiento hecho voz que me encontré en Ars Amorata, una máxima que actúa desde siempre: si te ocupas del qué, el cómo se ocupa de sí mismo. Lo bueno que tiene, es que no hay un cómo único e inmutable… Hay un montón de cómos, que tienden a aparecer casi sin querer.

Y en los últimos días, han aparecido un montón de cómos para que yo lleve mejor a cabo aquello que nos unió -nuestro qué compartido, podríamos decir- en este espacio y con esta relación… Y sin más rodeos, lo diré: crece cada día más mi desarrollo personal, y le sigue muy de cerca mi capacidad para catalizar el cambio en mí y en otros. No dejo de encontrar maneras para optimizar y elevar la calidad y los beneficios de lo que hemos hecho con LVEF, y de lo que está por aparecer todavía.

¿Sabes por qué? Porque yo sabía lo que quería y aposté por ello.

Me impliqué, me volqué, me desquicié y hasta lo sufrí.

Tuve que replantearme mi propio enfoque y sentimiento hacia ciertas áreas de mi vida, y tragarme el orgullo y la falta de ganas. Tuve que tomar partido por cuestiones que no me inspiran confianza alguna y más bien poco respeto (más allá del mínimo de cortesía)…

English: Imre Kertész (1929-) Hungarian writer...

Imre Kertész (1929-) Escritor húngaro y ganador del Premio Nobel de Literatura en 2002 (Photo credit: Wikipedia)

Y hoy por hoy he llegado a una especie de heterodoxia, donde lo que hago a diario es replantearme todo aquello que pienso y en lo que creo.

Me he convertido en una identidad que se escribe a sí misma, como dijo en su día Imre Kertesz, para poder vivir feliz y cumplir con mis expectativas, deseos y metas.

Me decidí a que todo lo que pasara por mi vida me dejase el mejor sabor de boca que pudiera encontrarle… Y como tenía que buscar ese buen sabor, me acostumbré a darle demasiadas vueltas a todo. Esto es, claro está, para quien no suele hacerlo.

E hice caso del consejo que, por enésima vez, ha repetido mi profesor hoy:

Ten las aspiraciones más altas que puedas…

…y aunque mantengas los pies en el suelo, nunca te quedes corto (porque solemos quedarnos ligeramente por debajo de nuestro techo, y de ahí que las personas con techos bajos me parezcan cortos de miras).

Es un consejo que suele acompañarse diciendo que quien apunta a un pájaro le dará a un árbol, y quien apunta a un árbol alcanzará a un águila. Y es un consejo que yo suelo acompañar diciendo, con mi habitual toque de canallismo, que si ves demasiado cerca el techo te vengas conmigo a la calle… Que estamos mejor que bien allí.

Además, estos días puede que hagas falta ahí fuera… Por mucho que llueva.

Está en nosotros la opción de no quedarnos quietos y luchar por mantener los derechos que hemos conseguido no por nosotros, sino por los que lucharon antes que nosotros para obtenerlos. Podemos intentar que no los derriben, y que podamos legarlos los que vivimos hoy a los que no vinieron todavía… O bien intactos, o bien aumentados.

¡Pero nunca mermados! Y menos aún destrozados o anulados.

… y lo mismo va por tus sueños y por tu vida.

No dejes que sea en tu lecho de muerte cuando, a la hora de rememorar tus historias para un público indeterminado; la corrupción de la memoria y la indulgencia de aquellos que te velan se unan para hacer que tu vida “fuese” tan buena como hubieras querido.


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre mis libros, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la esquina superior derecha del blog.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

Un comentario en “¿Dónde has puesto el techo?

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s