Toma las riendas de tu propia vida

((-: - Closed for Vacation - :-)) (Valarties r...

(Valarties river at Arties – Val d’Aran- Lleida – Spain) (Photo credit: Paco CT)

Es demasiado frecuente ver personas que intentan ser felices y desarrollarse plenamente a través de los dictados de otros. ¿Eres de esos que se dejan guiar a ciegas y no toman decisiones ni se responsabilizan del camino que recorren?

Cambiémoslo, si te interesa… O déjalo así, si lo prefieres.

Bien, suponiendo que hayas decidido continuar la lectura, daremos por hecho que quieres cambiar esa falta de implicación con tu ser más íntimo… Y que vas a leerme, pero no a ciegas, sino con una visión crítica. Yo no te voy a presentar nada que puedas seguir al dedillo.

Por tanto, el primer consejo es el de aprender a usar lo que tienes, que para algo está en tus manos… Y que lo afines.

El segundo consejo que te doy es el de salir de ti mismo y entrar en las situaciones que habitas a diario. De otra forma, sería como intentar apagar el fuego con gasolina.

El tercer consejo viene de la intervención del compañero Kristoffer Storjohann durante el taller Avanza y sé Feliz, y es el de que comiences a definirte a través de aquello que amas.

Y el cuarto consejo, el más importante: si ya conoces buenos consejos, vívelos y no te limites a quedarte admirándolos. Puedes pensar “oh, lindas palabras”, o tal vez “qué razón tiene este cabronazo cuando dice que…” – uno nunca sabe.

El caso es que te cortas proyección y cierras el grifo a tu inercia si te quedas en lo bello o lo acertado, pero no actúas. Para que te hagas una idea, es comparable a pillarte los dedos y dejarlos así, esperando que se suelten solos y que te dejen de doler mientras.

Si somos lo bastante inteligentes, vemos que los mensajes sobre el bienestar y el vivir felices están por todas partes. Si somos realmente inteligentes, los aplicamos.

Y si llegamos a ser sabios… Nuestra vida es un poema pedagógico.

O dicho de otra forma, un ejemplo para otros.

Es cierto que siempre podemos serlo, inadvertidamente, en distintos momentos de nuestro camino… Pero me refiero a algo más grande, más profundo. Creo haberlo visto contar así en alguna parte:

Cuando era joven me preocupaba mucho cambiar el mundo, y lo intenté tanto como pude. Fui creciendo y veía poco efecto, salvo que conseguí una familia y una profesión. Ahora que soy más viejo, la sabiduría de mi edad me dice que si cuando fui joven me hubiera cambiado a mí mismo; mi ejemplo podría haber cambiado a los que me rodean. A mi propia familia, y ellos a quienes les rodean… Y así, sucesivamente, habríamos logrado cambiar la ciudad, el país y el mundo.

(Si alguien conoce una versión de esta historia y sabe darme la fuente, se lo agradezco de todo corazón.)

Por eso, en esta entrada no me voy a extender más…

¿Y sobre lo dicho? Quiero pediros que lo viváis.

No porque os lo pido yo, sino por lo que os aporta hacerlo.

Probad y contadme… Si osáis.

Y por supuesto, con tu presencia y tus aportes… ¡Si quieres!


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre mis libros, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la esquina superior derecha del blog.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

Enhanced by Zemanta

3 comentarios en “Toma las riendas de tu propia vida

  1. Bro, el autor es anónimo. Esta versión la leí en este pdf: http://www.bama.org.ar/merkaz/jomer_on_line/rh_mundo_varios.pdf

    Ahora me di cuenta…

    “Cuando era joven, quería cambiar el mundo. Descubrí que era difícil cambiar el mundo, por lo que intenté cambiar mi país. Cuando me di cuenta que no podía cambiar mi país, empecé a concentrarme en mi pueblo. No pude cambiar mi pueblo y ya de adulto, intenté cambiar mi familia. Ahora, de viejo, me doy cuenta que lo único que puedo cambiar es a mí mismo y de pronto me di cuenta que, si hace mucho tiempo me hubiera cambiado a mi mismo, podría haber tenido un impacto en mi familia. Mi familia y yo podríamos haber tenido un impacto en nuestro pueblo. Su impacto podría haber cambiando nuestro país y así podría haber cambiado el mundo.”

    Autor anónimo

    Saludos! (:

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s