El consejo matrimonial que todos desearíamos

¿Quieres una relación duradera y capaz de sobrevivir al paso del tiempo? Eso no significa que tengas que hacer el mayor de los sacrificios, pero sí habrá detalles que cuidar, por ambas partes.

Wedding Dress For Happy Couple in Love

(Photo credit: epSos.de)

El texto de hoy es una traducción directa del original.

###

Gerald Rogers se ha divorciado tras 16 años de matrimonio. Ha escrito recientemente una confesión pública bastante reveladora en su blog… Después de verla, estoy totalmente de su parte.

Escribió:

”EL CONSEJO MATRIMONIAL QUE DESEARÍA HABER TENIDO:

Obviamente, no soy un experto en relaciones. Pero hay algo en el final de mi divorcio esta misma semana que me da una perspectiva sobre cosas que hubiera deseado hacer de otra forma… Tras perder a una mujer que amé, y un matrimonio de casi 16 años, estos son los consejos que me hubiera gustado recibir antes…

1) Nunca dejar el cortejo.
Nunca parar de tener citas con ella. NUNCA JAMÁS dar por hecho que estará ahí para siempre. Cuando le pediste matrimonio, prometiste ser el hombre que POSEERÍA SU CORAZÓN y también protegerlo apasionadamente. Este es el tesoro más importante y sagrado que jamás te van a confiar. ELLA TE HA ESCOGIDO A TI. Nunca lo olvides, y NO TE ACOMODES HASTA LA VAGANCIA en tu amor.

2) PROTEGE TU PROPIO CORAZÓN.
Igual que te has comprometido a proteger su corazón, debes guardar el tuyo propio con la misma atención. Ámate por completo, ama el mundo abiertamente; pero hay un lugar especial en tu corazón donde nadie salvo tu esposa debe entrar. Guarda ese espacio y tenlo siempre a punto para recibirla e invitarla a entrar; y no dejes entrar a nadie ni nada más ahí.

3) ENAMÓRATE CONSTANTEMENTE.
Vas a cambiar continuamente. No seréis las mismas personas que fuísteis al casaros, y en cinco años no serás la misma persona que eres hoy. El cambio vendrá, y en esto tendréis que volver a escogeros el uno al otro cada día. ELLA NO TIENE POR QUÉ PERMANECER CONTIGO, y si no cuidas su corazón, se lo podría dar a cualquier otro o sacarte del mismo por completo; y podrías perderlo para siempre. Lucha siempre para merecer su amor, como hacías al cortejarla.

4) ENCUENTRA SIEMPRE LO MEJOR en ella.
Enfócate tan sólo en lo que amas. Aquello en lo que te enfoques aumentará. Si te enfocas en lo que te molesta, todo lo que verás serán razones para estar molesto. Si te enfocas en lo que amas, no puedes evitar que te consuma el amor. Enfócate hasta el punto donde no puedas ver nada salvo amor, y sabrás sin lugar a dudas que eres el hombre más afortunado del mundo por tenerla como esposa.

5) NO ES TU TRABAJO CAMBIARLA NI ARREGLARLA…
Ocúpate de amarla tal y como es, sin esperar que cambie. Y si cambia, ama aquello en lo que se convierta, tanto si es lo que querías como si no.

6) HAZTE COMPLETAMENTE RESPONSABLE de tus emociones:
Tu mujer no tiene el deber de hacerte feliz, ni la capacidad para hacerte triste. Eres responsable de encontrar tu propia felicidad, y a través de ello tu alegría se vierte en vuestra relación y amor.

7) NUNCA CULPES a tu mujer.

Si TÚ te enfadas o frustras con ella, se debe a que está despertando algo que TÚ llevas dentro. Son TUS emociones y tu responsabilidad. Cuando sientas esas emociones, toma tu tiempo para estar presente y mirar dentro de ti, para comprender lo que hay dentro de ti que necesita una cura. Te atrajo esta mujer porque era la persona más adecuada para pinchar tus heridas de la juventud de la forma más dolorosa que te permitiera curarlas. Cuando te sanas a ti mismo, no podrás volver a irritarte más por su causa, y te preguntarás por qué alguna vez lo estuviste.

8) Permite a tu mujer que sea ella misma.
Cuando esté triste o molesta, no es tu deber arreglarlo, sino apoyarla y confortarla. Déjale saber que la escuchas, que ella te importa y que eres un pilar en el que ella puede apoyarse siempre. El espíritu femenino es cambiante y emocional, y sus emociones pueden entrar y salir como vendavales; y mientras permanezcas fuerte y no juzgues confiará en ti y te abrira su alma… NO HUYAS CUANDO ESTÉ MOLESTA. Mantente presente y fuerte y hazle saber que no vas a ningún lado. Escucha lo que dice realmente tras las palabras y las emociones.

9) HAZ EL TONTO…
No te tomes tan jodidamente en serio. Ríete. Y haz que se ría. La risa hace todo lo demás mucho más fácil.

10) COLMA SU ALMA TODOS LOS DÍAS…
Aprende sus lenguajes del amor y las formas específicas en las que se siente importante, validada y ADORADA. Pídele que elabore una lista de 10 COSAS que le hacen sentir amada, memorízala y haz una prioridad diaria el hacer que se sienta como una reina.

11) TEN PRESENCIA.
No le des únicamente tu tiempo; también tu conciencia, tu atención y tu alma. Haz lo que tengas que hacer y aclara tu cabeza para que cuando estés con ella, estés por completo CON ELLA. Trátala como tratarías a tu cliente más valioso. Ella lo es.

12) TEN DISPOSICIÓN A TOMARLA SEXUALMENTE…
A arrastrarla en el poder de tu presencia masculina, a consumirla y devorarla con tu fuerza, y a penetrarla hasta los más profundos niveles de su alma. Deja que se derrita en su femenina suavidad sabiendo que puede confiar completamente en ti.

13) NO SEAS IMBÉCIL…
Pero no temas serlo, tampoco. Cometerás errores, y ella también. Trata de no cagarla a lo grande, y aprende de tus equivocaciones. No se supone que debas ser perfecto, basta con que intentes no ser demasiado estúpido.

14) DALE SU ESPACIO…
La mujer es buenísima a la hora de entregar, y a veces necesita que le recuerden tomarse un tiempo para nutrirse a sí misma. A veces necesitará volar de tus ramas para ir en busca de lo que alimenta su alma; y si le das ese espacio, volverá con canciones nuevas que cantar… (Vale, me he pasado de poético aquí, pero me entiendes. Dile que se tome tiempo para sí misma, ESPECIALMENTE después de tener hijos. Ella necesita ese espacio para renovarse y regresar a su centro, para encontrarse a sí misma después de perderse en su servicio hacia ti, hacia vuestros hijos y hacia el mundo.)

15) SÉ VULNERABLE…
No tienes por qué tenerlo todo en orden. Sé abierto a compartir tus miedos y tus sentimientos, y rápido en reconocer tus errores.

16) SÉ COMPLETAMENTE TRANSPARENTE.
Si quieres tener confianza debes estar abierto a compartirlo TODO… Especialmente aquellas cosas que no quieres compartir. Necesita valor amar por completo, abrir tu corazón completamente y dejarla entrar cuando no sabes si le gustará lo que encuentre… Parte de ese valor es permitir que te ame por completo, tu oscuridad tanto comoo tu luz. ARROJA LA MÁSCARA… Si sientes que tienes que llevar una máscara frente a ella, y parecer perfecto todo el tiempo, nunca vas a experimentar la dimensión completa de lo que el amor puede ser.

17) NUNCA DEJÉIS DE CRECER JUNTOS.

El pozo estancado cria malaria, la corriente fluida se mantiene pura y fresca.  La atrofia es el proceso natural cuando dejas de ejercitar un músculo, como también lo es para una relación cuando dejas de trabajar en ella. Encontrad metas, sueños y visiones hacia las que avanzar juntos.

18) NO TE PREOCUPES POR EL DINERO.
El dinero es un juego: encuentra maneras para colaborar y ganarlo. Nunca sirve de nada que los compañeros de equipo luchen entre ellos. Encontrad maneras de aprovechar la fuerza de ambos para ganar.

19) PERDONA INMEDIATAMENTE y céntrate en el futuro, en vez de arrastrar el peso del pasado. No dejes que tu historia te retenga. Aferrarse a errores del pasado que cualquiera de los dos cometa es como un ancla enorme para vuestro matrimonio, y os frenará. EL PERDÓN ES LA LIBERTAD. Corta las anclas y escoge siempre amar.

20) ESCOGE SIEMPRE AMAR. ESCOGE SIEMPRE AMAR. ESCOGE SIEMPRE AMAR.
Al final, es el único consejo que necesitas. Si este es el principio guía para todas las decisiones que tomes, no hay nada que pueda amenazar la felicidad de vuestro matrimonio. El amor siempre vence.

Al final, el matrimonio no es un “Felices para Siempre”. Es un trabajo y un compromiso para crecer juntos, una voluntad de invertir continuamente en crear algo que pueda soportar el cambio. A través de esta labor, la felicidad se presenta.

El matrimonio es vida, y trae altos y bajos. Abrazar y acoger todos los ciclos, aprender a aprender de ellos y amar cada experiencia traerá la fuerza y la perspectiva para seguir construyendo ladrillo a ladrillo.

Estas son las lecciones que aprendí por las malas. Son las lecciones que aprendí demasiado tarde.

Pero son lecciones que estoy aprendiendo, y con las que me comprometo a seguir adelante. Lo cierto es que AMABA estar casado, y con tiempo me casaré otra vez. Y cuando lo haga, construiré una base que pueda capear cualquier tormenta y aguantar el tiempo que haga falta.

Si estás leyendo esto y encuentras sabiduría en mi dolor, compártelo con esos jóvenes maridos cuyos corazones están todavía repletos de esperanza, y con aquellas parejas que creas que han olvidado cómo amar. Alguno de esos hombres podría ser como era yo, y en estas lecciones tan costosas, tal vez encuentre algo que le haga despertar y aprenda a ser el hombre que su mujer ha estado esperando.

La mujer que le dijo “Sí, quiero”, y le confió su vida, ha estado esperando a que este hombre aparezca.

Si estás leyendo esto y tu matrimonio no es como quisieras, toma el 100% de responsabilidad por TU PARTE en ese matrimonio, independientemente de donde se encuentre tu esposa, y comprométete a aplicar estas lecciones mientras haya tiempo.

HOMBRES- ESTE ES VUESTRO DEBER: Comprometerse a ser un AMANTE ÉPICO. No hay mayor desafío ni mayor premio. Tu mujer merece eso de ti.

Sé el tipo de marido del que tu mujer no pueda evitar presumir.”

Puedes conocer mejor a Gerald en su blog http://geraldrogers.com y darle un Me Gusta en Facebook en http://www.facebook.com/geraldrrogers

Si te han inspirado las palabras de Gerald, por favor: comparte esto con un amigo hoy mismo.

###

En cuanto a la clase de consejos que da este señor, entiendo que la mayoría de ellos pueden llevar a una relación dolorosamente ciega y desequilibrada… Si se los hace caso a ciegas, sin más.

Wedding

(Photo credit: 蓝上弦)

Lógicamente, es un hombre hablando de una entrega incondicional a la otra persona… Esperando, pero no exigiendo, que esa entrega sea recíproca. Confiando, y abríendose a ser vulnerable. A recibir e infligir heridas… Y deseando que todo eso se convierta, con suerte, en una relación óptima y funcional. En algo que llene y cure.

Tal vez sea la forma más pura de entrar en una relación, yo no lo niego… Pero esto tiene el peligro de que la otra persona se acabe convirtiendo en (o revelando como) psicópata de manual, y se aproveche de uno de todas las maneras habidas y por haber.

¿Es ese riesgo el que hace que merezca la pena?

A todo esto, yo le daría un matiz de tolerancia hacia el otro, siempre sin perder el respeto por uno mismo. Está claro que en las relaciones toca hacer cambios, ajustes y sacrificios; pero creo firmemente que nunca hasta el punto de anularse a uno mismo o dejarse parasitar.

¿Qué opinas tú? ¿Resuena contigo lo que cuenta Gerald? ¿Has pasado por un divorcio, o has podido arreglar tu situación? De ser el caso, cualquiera de los dos… ¿Qué consejo darías a otros?


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre mis libros, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la esquina superior derecha del blog.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

Enhanced by Zemanta

3 comentarios en “El consejo matrimonial que todos desearíamos

  1. Es que nos ha jodío, si yo encuentro un tío que se dedique a mi de esa manera y encima me de mi espacio…¡¡me caso!! y mira que yo no tengo eso en mente ni el mil años, pero es que no hace falta estar casado para tener en cuenta todos esos consejos.

    Si me tengo que quedar con una frase, sería la de que trates a tu mujer como tu mejor cliente, los chicos suelen enfocarse demasiado en el trabajo, sin darse cuenta de que lo que tienen en casa es el “negocio” de su vida.

    Muy bueno por traducirlo Gió!

    Chu!!

  2. Ojalá esto que os voy a decir os de la clave como me la dio a mí. Esto que voy a soltar lo descubrí hace apenas un mes, es oro, la respuesta a unas cuantas preguntas, a unas cuantas y la forma de aprovechar lo más eficientemente posible el tiempo y la vida en amor.
    ¿Por qué las relaciones se nos retuercen de forma distinta?, ¿porque a veces parece que con algunas parejas nos atascamos/sufrimos/disfrutamos/fluimos más o menos que con otras?

    Cada uno de nosotros tenemos muy claro que cosas nos gustan o nos ponen. Que queremos hacer, disfrutar, gozar y compartir con esa pareja. Nos hemos formado un mapa interno de como es esa persona, no tenemos duda de que cosa nos mueve y nos conmueve a la hora de estar en pareja, hasta aquí: todo claro.

    No os voy a explicar de largo lo que son las relaciones de codependencia; personas incompletas, que no saben quererse a sí mismas, que se creen mitades buscando su otra mitad, personas con carencias y pésima autoestima. Una persona codependiente se siente incompleta y busca lo que no tiene en la otra persona, convirtiéndose adicto a la pareja (droga de la mala). Se generan así patologías, se genera la violencia de “hago lo que sea para que no me dejes, porque si me dejas me muero, porque yo sin ti no soy nada”, esto es el resumen de una pareja enferma y en la que no le deseo a nadie estar. Tampoco os voy a contar que cuanto más dure en el tiempo una pareja es indicativo de su buena salud (mentira y grande). Avanzo, cuando una persona de estas características busca pareja, inconscientemente piensa ¿qué puedo sacar de esta relación?, en lugar de pensar ¿qué puedo aportar en esta relación?, o sea, decidir que parte de ti mismo quieres ver descubierta y entonces ¿como sabemos que estamos con la persona correcta?, ¿Cómo vivo el amor del bueno?, ¿Cómo se si las probabilidades de éxito aumentaran o no en esta relación?. Aquí os voy a dejar la forma infalible para saber que una relación de pareja va a funcionar. Si antes de casarse o iniciar una relación de pareja hiciéramos este test, evitaríamos muchos divorcios o rupturas. Como decía, cada uno tenemos un mapa de lo que es para nosotros la mujer o el hombre que queremos, un mapa mental de esa persona que deseamos encontrar y que cubre nuestras expectativas internas. Si logramos alinear ese mapa interno de como quiero que sea esa pareja, con la persona que es nuestro ideal y que ahora tenemos en frente, aumentaremos mucho la probabilidad de tener éxito en esa pareja y vivir el amor en su mejor versión ¿Cómo?, ya no os hago esperar más, aquí va la bomba: Pregúntate a ti mismo, con mucha honestidad, ante la persona que tienes en frente y con la que quieres formar pareja, lo siguiente; si eres hombre pregúntate: “Si yo, en lugar de haber nacido hombre, hubiera nacido mujer ¿me hubiera gustado ser este tipo de mujer?”, o si eres mujer: “Si yo en lugar de haber nacido mujer, hubiera nacido hombre, ¿me hubiera gustado ser este tipo de hombre?”
    No refiriéndote sólo a la belleza física o estoy con ella porque folla de maravilla, o es mi novio porque es multimillonario y me da seguridad, no (eso es volátil), sino preguntándote cómo es como persona, cómo enfrenta la vida, cómo la vive, cómo es su forma de ser con los demás, contigo, si te alineas con su filosofía del amor, de la vida, cómo se enfrenta a los retos… si a todo ese periplo de preguntas, les das las respuestas que te gustan, ya puedes hacerte una idea de cómo de bueno va a ser el amor que vivas con esa persona mientras dure. Parafraseando al gran José Mota, Durar pa na, es tontería.

    Esto que os cuento es un extracto de un vídeo de 1:20h, explica muchas cosas eficaces para encontrar el sentido de muchas cosas.

    Abrazo.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s