5 trucos para mejorar tus encuentros sexuales

Si ya conoces los tres estímulos clave para disparar orgasmos brutales y las cuatro claves del mejor sexo oral, este artículo te ayudará a que tus momentos de cama sean todavía más deliciosos… Con premisas básicas y de sentido común, pero que puede que hayas olvidado en tus esfuerzos por quedar bien y dar una buena impresión a tu acompañante.

pasion

Vamos allá:

1.- Conoce y evita los 10 errores más comunes

Tan sólo para que los tengas en cuenta, son los siguientes (en su versión masculina heterosexual o femenina homosexual, échale imaginación para adaptarlos a tu caso si eres hombre homosexual o mujer heterosexual):

  1. Enfocarte demasiado en la estimulación física.
  2. Ser demasiado buena persona en la cama.
  3. Tratar de convencer a la otra persona de que quiere tener sexo contigo.
  4. No dar un orgasmo durante los preliminares, antes de jugar a lo grande.
  5. Estimular solamente las zonas obvias del cuerpo (pechos, vagina…).
  6. No hacer que duren los momentos de cama.
  7. Ser “de piedra” (poco expresivo) en la cama.
  8. Pensar que te hace falta una gran herramienta.
  9. Quedarte sin opciones y no saber qué hacer.
  10. No pedir ayuda, especialmente cuando sea necesaria.

Tal vez te parezca imposible que esto puedan considerarse errores, y más dado que todos nosotros caemos en ello bastante a menudo. Yo por ejemplo caigo mucho en una variante del tercer error, así que no te sientas mal por ello. Simplemente, toma conciencia y ponle solución.

Si no sabes cómo, el décimo error te da la pista para ello…

Y también el cuarto truco de esta lista. Sigamos.

2.- Ayuda con la atmosfera y la logística del encuentro

A quien dijo que no se puede seducir en una cena juntos, patada en los cojones

A quien dijo que no se puede seducir en una cena juntos, patada en los cojones

Aunque parece de cajón eso de colaborar en crear el momento y darle su sabor, lo más normal es que hagamos como en ese viejo dicho: “si esto fuera amor te traería bombones; pero como es sólo sexo, compra tú los condones”. O dicho de otra forma, solemos cargárselo todo a la otra persona.

En especial con el asunto del sitio para consumar el acto… Y responsabilidades derivadas de aportar un lugar. Una cosa es que uno de los dos tenga sitio (y para el caso, que no seas tú), y otra que te cuelgues por allí como si fuera un hotel. Ya que te acogen, lleva algo para picar o para beber. Ofrécete a preparar tú algo de comer o tráelo hecho de antemano. Aporta un poquito de morbo y variedad con tu baúl de vicios y virtudes (o tu maleta roja, o como tú lo llames). Trae preservativos aunque sepas que la otra persona tiene o creas que no los usará porque se fía más de los suyos.

Cada situación concreta tiene sus matices, y reconocerlos y aprovecharlos es tu tarea.

Si necesitas algo de ayuda con ello, prueba con mi nuevo libro: Todo, menos marear. Ya disponible en versión Kindle ebook por 2,68€. La versión impresa estará disponible el mes que viene, pero puedes conseguir una copia dedicada en el crowdfunding de Indiegogo. Si además te pones en contacto conmigo, aprovecharé algunos espacios en blanco del libro para regalarte consejos a medida, en base a tu situación y tu identidad.

3.- Fomenta la claridad

Lecciones del Orgasmo Masculino 3: Actitudes y SexualidadNo es malo ir a saco ni declarar abiertamente lo que a uno le gustaría hacer y que le hagan, pero saldrás ganando si permites a la otra persona que sea la que domine en esto. Por dominar me refiero a que se abra contigo y comparta todos los deseos y fantasías que se le ocurran (básicamente lo que quiera), sin que tú trates de igualar o superar lo que te cuente.

De esta manera, es más probable que no ahogues las fantasías de la otra persona, pudiendo compartir aquellas que más resuenan con ambos. También se favorece que no haya situaciones desagradables porque no habéis llegado a contaros lo que de verdad os apetece y las cosas que os gustan, esperando adivinarlo sobre la marcha.

Y eso nos lleva al siguiente error.

4.- Si lo que haces no gusta especialmente y no consigues mejorarlo, pregunta

1232b1agatillazopVas a quedar peor si te empeñas en hacer las cosas a tu aire aunque veas que no están sumando al placer de ambos (y de hecho, especialmente si ves que restan al de la otra persona). Si lo que intentas no funciona, no te cortes en decir “enséñame cómo te gusta que te lo hagan”… Y por supuesto, déjate enseñar. Al menos si no quieres cagarla a lo grande.

Esto también se aplica para uno mismo, especialmente si necesitamos un empujoncito extra para alcanzar el clímax. Si lo que te hacen no funciona tan bien como debería, puedes invitar a la otra persona a hacerlo como sabes que sí te gusta. No es bonito dejar que la otra persona se desgaste en vano, ni que se frustre porque tardas en correrte…

5.- Aprende a reconocer cuándo hacer tú y cuándo dejar hacer a tu acompañante

Es curioso descubrir que, en algunos casos, la otra persona se lo pasará mejor si tiene la ocasión de hacer las cosas a su aire y te dejas utilizar para ello. Por supuesto, eso no significa que te conviertas en un saco de patatas, sino que habrá momentos donde ayudas más a la otra persona al no romper el ritmo que hará que se corra, por ejemplo.

Soluciones proactivas a ideas negativas

Si te prestas también a compartir la voz cantante dentro del momento, será más sencillo realizar las fantasías y los deseos de ambos. En ocasiones dominará uno, y en otras el otro. A veces también puede ser indistinguible quién dirige la carga de la intención sexual entre vosotros (o pensando en positivo, a veces el dominio es conjunto y compartido) por la semejanza de aquello que os satisface a ambos… Pero eso lo hace más interesante.


En resumen:

  1. Ten en cuenta los peores escenarios posibles para no caer en lo mismo.
  2. No te limites a lo obvio y participa en todas las facetas del momento.
  3. Cuanto más abiertos y directos seáis el uno con el otro, mejor. Intenta no ahogar sus deseos con los tuyos y dale un poco más de protagonismo.
  4. Nadie nace sabiendo y encima todos tenemos gustos y niveles de sensibilidad distintos, así que si no das con la tecla por casualidad o por instinto, no temas pedir que te enseñen a dar lo que le gusta a tu acompañante.
  5. A veces conviene tomar un rol más pasivo, sin dejar de participar en el momento. A veces hay que acompañar la iniciativa, y a veces más vale que la pongas tú toda.
  6. BONUS: recuerda el egoísmo positivo y todo saldrá todavía mejor.

 

Oh, y una cosita más…

Recuerda que toda relación tiene sus altibajos, sus idas y venidas, sus momentos con ganas locas y sus momentos de desgana. Intenta sentir y acompañar los ritmos, tiempos y necesidades del momento y de la otra persona. Tened libertad para veros con más personas en caso necesario. No seas (ni dejes que sean contigo) un matapasiones típico: celoso, posesivo, controlador, represor… Todo eso nos espanta.

Si no lo consigues… Al menos nadie podrá decir que no lo has intentado.

¿A qué esperas para poner todo lo que has leído en práctica?

###

¿Has probado alguno de estos trucos antes de conocer esta lista? ¿Cuál te parece más útil? ¿Añadirías alguno de tu propia cosecha?

No temas compartir tus impresiones (ni los resultados) en los comentarios. Para eso están. 😉


Si quieres mantenerte al tanto de mis avances, haz click en “Me Gusta” en la página de Facebook (tienes un acceso rápido en el lado derecho del blog). Así podrás:

  • Recibir actualizaciones sobre mis libros, mi blog y otros contenidos.
  • Participar en concursos y otros eventos que organice.
  • Compartir tus intereses y crear relaciones con gente afín.

Para aumentar la calidad de tu Experiencia LVEF, puedes también:

  • Leer las entradas del blog para conocer y practicar la Alquimia Interior.
  • Invitar a tus amigos a esta plataforma para acompañarte en tu transformación.
  • Participar con tu opinión y sugerencias. ¿Cómo podemos ayudarte mejor?
  • Suscribirte al blog para recibir en tu bandeja un aviso con cada nueva publicación, y un PDF de regalo. Puedes hacerlo desde la esquina superior derecha del blog.
  • Contactar a través del Social Media. ¡Queremos saber sobre ti!

Por favor, si te ha gustado esta entrada, considera:

  • Puntuarla – Para que pueda conocer cuánto te ha gustado.
  • Comentarla – Para que con tu opinión sigamos creando inteligencia colectiva.
  • Compartirla – Para que otras personas puedan beneficiarse y disfrutarla.
  • Recomendarnos – Para seguir creciendo y avanzando junto a ti y los tuyos.

Muchísimas gracias por tu atención, compañía y colaboración.

Un abrazo, y vuelve cuando quieras.

Kheldar

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s