La disfunción sexual no es exclusiva del S.XXI, ni tampoco del Oeste. Los “herbívoros” de Japón—hombres que evitan el sexo y prefieren ahorrar dinero y dar largos paseos para montar en motocicletas y flirtear con mujeres—han sido bien documentados y son reconocidos por los científicos sociales como el mejor ejemplo de la sexualidad masculina recluyéndose en sí misma.

Pero a pesar de que el séxodo, un nuevo retiro en soledad protagonizado por hombres del oeste, tiene unos matices distintos y una etiología dramáticamente diferente a la de otras crisis sociales observadas con anterioridad, muchas características son idénticas. Y lo que es problemático en el hecho de que los hombres tiren la toalla tanto en el este como en el oeste es la rapidez con la que el malestar se propaga en generaciones enteras, alimentado no sólo por la insatisfacción sexual, sino también por las presiones económicas y educacionales que sienten tantos chicos jóvenes.

Lee aquí ‘La Identidad Perdida del Hombre’.

Tal vez no deberíamos asombrarnos. No es un misterio que en el caótico mundo moderno, los hombres deberían encontrar medidas extremas que les ayuden a relacionarse con el sexo opuesto y obtener lo que quieren del mismo. Eso explica probablemente la fama de Julien Blanc, quien afirma que sus seminarios pueden cambiar la forma en la que las mujeres responden ante uno. Blanc está en el límite de un movimiento grupal conocido como “artistas del ligue” (original: “pick-up artists” o PUAs).

Pero otras voces dentro de los movimientos PUA o “de pastilla roja”, incluyendo a Daryush Valizadeh, que usa el seudónimo Roosh V, afirman que hay razones estructurales por las que la sociedad evoluciona alejándose de la satisfacción inter-género. Parte del problema son las expectativas femeninas irreales, según Valizadeh. “Acostarse con mujeres atractivas se ha hecho extremadamente difícil para hombres normales. Las mujeres de hoy, normales o incluso por debajo de la calidad normal de una persona, desean hombres de élite con aspecto por encima de la media, músculos, inteligencia y confianza.”

“Si una chica normal se lo curra suficiente, podrá pasar una noche con un ‘tío bueno’ de vez en cuando porque se da la casualidad de que le pilla caliente y quiere sexo fácil. Entonces la chica piensa que puede, de hecho, conseguir que ese hombre se comprometa con ella en el largo plazo; por lo cual niega a los hombres corrientes toda oportunidad, reservándose para el tipo de semental con el que tuvo un encuentro en el pasado.”

Valizadeh tiene también ideas controvertidas sobre el estado de la población femenina, de hecho. Dice: “Es dañino también que el atractivo de la mujer se reduzca tan rápido, principalmente a causa de la epidemia de obesidad. No importa lo que digan los miembros del movimiento de “aceptación de la gordura”: los hombres tienen una necesidad innata de mujeres sanas. Lo que ocurre es que las pocas mujeres atractivas que quedan obtienen cantidades ingentes de atención.”

De acuerdo con Valizadeh, el mercado sexual actual representa una distribución de Pareto en la que “el 20% de los hombres top tienen acceso al 80% de las mejores mujeres”, lo que provoca el efecto de que las mujeres esperen al hombre perfecto, un hombre que por supuesto nunca llega.

Valizadeh coincide con el autor sobre masculinidad Jack Donovan en que los hombres han sido afeminados por una cultura que rechaza y ridiculiza las características y los hábitos de los hombres. “Que tengas suerte intentando nombrar un hombre que sirva de modelo de conducta para otros hombres hoy en día y que de verdad les ayude a ser hombres,” remarca. Estos pensamientos tienen su eco en blogs ocasionalmente rudos pero cautivadores, tales como el extraordinariamente popular Chateau Heartiste.

También les apoya el estado actual de la guerra entre los sexos, la cual tiene una constitución bizarra. Una de las facetas más remarcables en las escaramuzas de mayor calado con feministas es cuan pocos hombres heterosexuales corrientes están involucrados. En la controversia con los videojuegos del GamerGate, la oposición a los “guerreros de justicia social” y sus intentos de censura en Twitter vino de hombres gay adultos en la vida pública y geeks, gamers e inconformistas; en el caso de Matt Taylor, fueron geeks y otras mujeres.

Los hombres jóvenes hetero simplemente pasan del asunto. No les interesa mojarse. Algunas mujeres, también, horrorizadas por lo que el feminismo de tercera ola lesbianizado dice hacer en su nombre, pasan de implicarse en la disputa. El absurdo resultado es que geeks, maricas y bolleras están dominando la discusión sobre cómo deberían interactuar hombres y mujeres. Jack Donovan, por ejemplo, es gay, como también lo es vuestro corresponsal. Es como si los gays fuesen los únicos hombres que quedan para defender el sitio de la masculinidad.

Los hombres quieren relaciones normales que incluyan sexo, dice Valizadeh. Algunos de ellos leerán libros o iran a seminarios de gente como Roosh V si no lo consiguen, o si necesitan salir del rol de “caballero de brillante armadura” que les instilan mediante una cultura dominada por las mujeres. (A los hombres se nos enseña que ser un buen chico te lleva a tener sexo. No lo hace.)

Lo que le parece raro a muchas mujeres es cómo de racional y sistemática es esta decisión de los hombres. Muchos se limitan a literalmente analizar costes y beneficios y deciden que las mujeres no valen tanta molestia. Son ellas las que salen perdiendo en este escenario: los hombres no necesitan la intimidad emocional sostenida que viene con una relación sexual gratificante y pueden limitarse a prácticas masturbatorias, acudir a la prostitución o a los ligues de una noche con mayor facilidad.

Pero esto es exactamente lo que es, desde el punto de vista de los hombres: una retirada táctica de la educación, el trabajo y el matrimonio por parte de hombres que se han hartado, como advertía un libro excepcional escrito por la Dra. Helen Smith llamado Men on Strike en Julio del año pasado. (El consenso en este asunto crece con rapidez.)

Los hombres, guiados (como algunos prefieren decir) por los hechos y no por las emociones, pueden ver que la sociedad no es justa con ellos y es más peligrosa para ellos. Señalan al hecho de que son más susceptibles de ser víctimas de asesinato y más propensos a cometer suicidio. Las mujeres no escogen servir en las Fuerzas Armadas y experimentan menor número de muertes y lesiones en el ámbito laboral, generalmente.

Las mujeres conllevan menores sentencias de custodia por los mismos crímenes. Tienen más becas disponibles para ellas en la universidad. Reciben mejor y más económico tratamiento médico, y pueden escoger opciones más favorables en seguros disponibles sólo para mujeres. En lo que se refiere a los niños, se les supone que son el cuidador primario (en castellano: que los cuidan mejor) y se les da trato preferencial en las cortes. Tienen más y mejores opciones contraceptivas.

Las mujeres tienen menor tendencia a perder su casa, su empleo o a abusar de las drogas en comparación a los hombres. Tienen menor tendencia a la depresión o a sufrir enfermedades mentales. Hay menos presión hacia ellas para que alcancen el éxito financiero. Hay menos probabilidades de que vivan en la pobreza. Se les da prioridad en los servicios de emergencia y asistencia médica.

Algunos llamarían a estas tendencias estadísticas “privilegio femenino.” Aún así en todas partes y en todo momento, según los defensores de los derechos de los hombres, las “experiencias vividas” y la percibida opresión de las mujeres se lleva el 100% de la atención mediática; en contra de la realidad de que las mujeres no sólo han alcanzado la paridad con los hombres, sino que los han sobrepasado en casi cualquier aspecto concebible. Las desigualdades que quedan son el resultado de las elecciones de las mujeres, dicen académicas feministas respetables como Christina Hoff Sommers, no prejuicios estructurales.

Y a pesar de ello, los hombres son constantemente azotados con conceptos inventados como “cultura de la violación” y “privilegio patriarcal”. La extraña pero inevitable conclusión de todo esto es que las mujeres están instigando su propia desdicha haciendo que los hombres las consideren meros objetos sexuales y nada más, porque la idea de involucrarse en una relación con una mujer es horripilante, o demasiado agotadora para tenerla en cuenta. Y el séxodo afectará a las mujeres de forma desproporcionadamente dura porque las investigaciones muestran que cuando las mujeres “se portan como hombres” al tener montones de encuentros sexuales casuales, se vuelven infelices, y más propensas a sufrir depresión y arruinar sus posibilidades de asegurar una relación significativa a largo plazo.

*

Los videojuegos y el sexo casual no son el único refugio al que se retiran los hombres jóvenes. También se están involucrando en fetiches que para la generación de sus abuelos parecerían campos de internamiento, y que los separan todavía más del anteriormente sexo débil. Considerad, por ejemplo, el auge de la cultura furry y el fetichismo del sexo con animales antropomórficos, cuyo crecimiento explosivo se debe principalmente a internet.

El periódico estudiantil The Tab de Jack Rivlin, que mencionamos en la primera parte, ha observado la expansión de esta tendencia en los campus británicos. (Ya está muy extendida en los Estados Unidos.) Otros comportamientos sexuales alternativos, incluyendo la homosexualidad y el transgénero, son más prevalentes en los campus ahora, también.

“Es eminentemente plausible que haya un mayor número de personas que se identifiquen como homosexuales, bisexuales o de otras sexualidades, y estén contentas de ser reconocidas como tal en estos días,” afirma Tim Squirrell, presidente de Cambridge Union, de quien ya oímos en la parte 1, hablando sobre los estudiantes que pasan por su Unión. “Creo que nos estamos volviendo más abiertos y tolerantes con la gente que vive estilos de vida diferentes y tiene identidades distintas.”

La emancipación gay, por cierto, puede que no fuera una cosa uniformemente buena para las mujeres. Dependiendo de a quiénes creas—y harías bien en no tomar demasiado en serio las proclamas de los grupos defensores gays o de las revistas gays, por razones obvias—entre el 1% y el 10% de la población de hombres adultos son gays. (Probablemente la cifra sea más cercana al 1%.)

Hace apenas unas décadas, muchos de esos hombres—a riesgo de estereotipar, los más sensibles, artísticos, atractivos y mejor situados económicamente; o lo que es lo mismo, material para maridos perfectos—se habrían casado, tenido unos cuantos hijos y llevado una doble vida para seguir sus ocultos deseos. No habrían molestado a sus mujeres con el sexo, y hubieran sido padres geniales.

Pero ahora se están estableciendo con hombres, en muchos casos no tienen hijos siquiera. En otras palabras, un buen pedazo de los hombres más deseables—hombres que sin duda hubieran satisfecho las exhortaciones feministas—están ahora fuera del mercado, dejando incluso menos hombres a escoger en la reserva para las citas.

(Como nota al margen, aquí tienes un argumento que no leerás en ningún otro sitio: los hombres gays puntúan significativamente más alto, en promedio, en las pruebas de CI, y sabemos que el CI está cuanto menos parcialmente determinado por los genes. Los gays no se reproducen tanto ahora ya que no tienen que fingir una relación heterosexual. De hecho, las encuestas señalan que apenas se reproducen en absoluto.

¿Sería demasiada estrechez de miras preguntar si la recién adquirida tolerancia por los homosexuales ha hecho la sociedad… bueno, un poco más estúpida? Claro, suena un tanto disparatado. Pero aunque no hay duda de que liberar a los gays de la vergüenza y de llevar dobles vidas ha sido un imperativo moral, dictado por la compasión, ningún cambio social rápido sucede sin sacrificios.)

Todo esto va antes de discutir siquiera el rápido aumento del sexo sadomasoquista entre los jóvenes y la “nueva frontera de los derechos civiles” del transgénero,  un desorden psiquiátrico actualmente en proceso de ser etiquetado por las políticas de izquierda como un estilo de vida sexual alternativo.

*

La respuesta a la primera parte de esta serie fue colosal. Hasta la fecha, en la versión original, más de 300.000 lectores la han compartido en Facebook. Más de 16.500 lectores dejaron comentarios. Cerca de 500 hombres me han escrito en privado para expresar su gratitud y su apoyo, de todos los continentes y de todas las edades. Los hombres jóvenes fueron especialmente conmovedores al respecto. (Predeciblemente, cientos de feministas rabiosas en Twitter lo catalogaron de “lloriqueo prepotente de los inmaduros muchachitos blancos,” probando así la premisa de esta historia para mí.) Aquí comparto las citas más representativas de mis conversaciones, reproducidas con permiso.

Mark, 24: “Todos los que conozco se sienten igual. Tu artículo nos habla de tú a tú. No somos perdedores y raritos, somos simplemente chicos normales que estamos o bien asustados de ser acusados de cosas terribles por arpías o simplemente nos la pela todo ya. No puedo creer que esté diciendo esto, pero no quiero tener nada que ver con las complicaciones de las mujeres nunca más.”

Mickey: “Le digo que no a todo, incluso aunque soy completamente heterosexual y me gustaría la intimidad de una relación basada en el respeto mutuo. Bueno, pensaba que me gustaría, pero ha pasado tanto tiempo y el estándar de conducta para las mujeres sigue tan bajo, igual que mi tolerancia por las gilipolleces en las citas, que ya ni siquiera parece un deseo realista.”

Francis, 28: “Soy un atleta. Mis padres tienen montones de dinero. Me sobran los amigos y tengo una gran vida social. Ya no quedo con mujeres. Ocasionalmente tengo rollos de una noche, pero lleno mi tiempo principalmente con otras cosas. Me acusaron de abusar de una mujer en la universidad y desde entonces he pensado… “pasando”. Hago deporte en vez de ir con mujeres.”

Tilo, 20: “No lo tengo del todo claro pero tu artículo me recuerda a mí y a un montón de mis amigos. Hago cosas furry por internet en secreto. Me horroriza la idea de que mis padres se enteren, pero es todo lo que me sirve. Las mujeres son una pesadilla. Tengo un hermano de diez años que siente lo mismo. Nos hemos rendido.”

Hector, 26: “Me aferré por un tiempo a esa creencia social pensando que la necesidad de una relación seria llega con la edad, pero nunca ocurrió y poco a poco fui dejándolo estar. Hoy, unas horas antes de leer tu artículo, estaba almorzando con mi madre y ella no dejaba de hablar de novias y de lo necesario que era para mí casarme, mientras que yo pensaba ‘¿por qué voy a amargarme la vida con esa mierda?’, y no fue hasta que leí tu artículo unas cuantas horas después, que me vino a la cabeza. No creo que mi generación sea la única afectada por esto.”

Podemos estar bastante seguros de que el séxodo no es un fenómeno aislado y extraño de internet, como se ha caracterizado a veces al grupo “Men Going Their Own Way” (Hombres a su aire, en traducción libre). Una combinación de desastrosa ingeniería social, privilegios especiales para las mujeres, la mofa indiscriminada hacia los hombres blancos en respecto a su sexo y color de piel, y el abandono educacional y económico de los chicos ha creado ya una, si no dos, generaciones perdidas.

Los hombres crearon la mayoría de lo que es bueno en el mundo. Los excesos de la masculinidad son también, dejemoslo claro, los culpables de gran parte de lo que es malo. Pero si tratamos de evitar caer en declive, la mediocridad y un mundo en el que los hombres son discriminados activamente; debemos detener el deterioro de las actitudes sociales hacia ellos antes de que se den tantas víctimas que toda esperanza de reconciliación entre los sexos se pierda. Si eso ocurre, serán las mujeres las que sufrirán.

Algunos nombres han sido cambiados.

 


Notas de la traducción:

El artículo original ha sido publicado en BreitBart.com bajo la autoría de Milo Yiannopoulos, columnista y Editor Asociado de BreitBart London. Es uno de los más conocidos comentaristas en materia de tecnología y medios de comunicación. Escribe una columna semanal para el Business Insider tocando los temas de tecnología, medios y política. Sus textos han aparecido en el Telegraph, Wall Street Journal, Times, WIRED, The Observer, The Spectator y muchos otros sitios. Aparece regularmente en televisión y en radio hablando sobre sociedad, política, medios y tecnología.

En 2011 fundó el tabloide digital The Kernel, que habla de cultura pop y de internet, y lo vendió a Daily Dot Media en enero de 2014. Es un conferenciante regular en el circuito tecnológico y ha sido dos veces nombrado como una de las 100 personas más influyentes en la economía digital británica por WIRED.

Milo ha sido llamado “el pitbull de los medios tecnológicos” en un perfil del Observer, “el Ciudadano Kane de los medios digitales” en la revista Forbes y “un capullo cínico e ignorante” por Stephen Fry.

###

La traducción es de autoría propia, y he intentado respetar en lo posible la estructura y gramática general del texto. Se han adaptado algunos signos de puntuación y expresiones, para facilitar la lectura y la comprensión de las ideas. De cualquier forma, es posible que algunos párrafos no queden lo bastante claros. Si detectas alguno durante tu lectura, por favor, informa de ello y lo corregiré a la mayor brevedad posible.

Las ideas vertidas a lo largo de este texto no necesariamente coinciden con las mías propias. Sin embargo, las comparto porque estoy de acuerdo en cuanto a la situación que presentan. Es mi deseo particular por continuar con la Conversación que hemos iniciado en meses anteriores al respecto de este tema lo que me anima a traducir y presentar este texto en mi blog. También es culpa de mi deseo de cerrar brechas y dejar de señalar culpables o chivos expiatorios; de ahí este disclaimer parcial.

Hoy sí voy a hacer un par de declaraciones:

  • La subcultura e intento de movimiento contracultural conocido como Pick-Up Community o Comunidad de Seducción (para otros, como yo mismo, industria del ligue) es un abundante saco de mierda lleno de personas rabiosas y de manipuladores deseosos de afinar su capacidad de aprovecharse de los demás, especialmente de mujeres. Aunque también hay personas buenas dentro, pero suelen estar menos en primera fila. Por alguna cuestión que no alcanzo a comprender, son los que hacen el capullo activamente los que más llaman la atención. Los que pedimos esfuerzo, dedicación, disciplina, honestidad, vulnerabilidad, conexión y auténtica comunicación (y no ofrecemos métodos milagrosos e infalibles) estamos menos presentes.
  • Algunas de las figuras negativas, como el aquí citado Julien Blanc, son psicópatas de calibre, sociópatas o tienen y promueven rasgos de personalidad límite, demuestran misoginia y varios trastornos psicológicos. No defiendo en lo absoluto lo que hacen estas personas, pero sí lo que hacen otras que no van por los mismos derroteros (como Zan Perrion, Johnny Soporno y Steve Mayeda, que son los ejemplos más claros a mi disposición). En palabras de Zan, estos “artistas del ligue” son, de cara a las mujeres, como los perros que corren detrás de los coches: por mucho que las persigan y aunque llegasen a alcanzarlas, no sabrían qué hacer con ellas.
  • Aunque algunos puedan llamar a esto ataque gratuito y competencia desleal, no se trata ni más ni menos que de la cruda realidad. Una persona que anima a destruir el autoconcepto de otra para tratar de meterse a la fuerza en su vida, que recomienda usar violencia física y psicológica para satisfacer los propios deseos y demandas, que monta seminarios en torno a la idea del acoso sistemático y selectivo por método de detectar el perfil vulnerable a dichas pesquisas e iniciar un acoso y derribo… No merece comer en la misma mesa que las personas de bien.
  • Sin embargo, por las chorradas llamativas que hacen (que en la mayoría de los casos son montajes de vídeos muy bien preparados con actrices contratadas, cosa perfectamente demostrable), personas como Julien, que ha protagonizado un escándalo por imponer su intención sexual a mujeres a base de estrangularlas en público y de arrastrar la cabeza de ellas hacia su entrepierna; pueden llegar a embolsarse ganancias millonarias. De hecho, en el caso de Julien así ha sido. En España, no hace mucho estaba el escándalo de los cursos de machismo a 300 euros, protagonizado por el señor con el seudónimo de Álvaro Reyes… También tristemente conocido por difundir con sus publicaciones tendencias agresivas, violentas, denigrantes y misóginas.

Y esto es todo por mi parte, por el momento.

Si deseas ofrecer tu opinión de manera constructiva y responsable, estaremos encantados de leerte.

Si has comentado en la primera parte y deseas participar de nuevo en la conversación, gracias por tu fidelidad.

35 comentarios en “El Séxodo, Parte 2: Histerias feministas deshonestas dejan en crisis la sexualidad masculina

  1. Otra vez muchas gracias por tu traducción, me siento muy agradecido tanto al autor del articulo original como a ti por traducirlo. La condición de hombre ha sido muy vilipendiada últimamente, creo que de una forma muy injusta, son artículos como este los que nos ayudan a comprendernos, a conectar con nuestro ser. Seguro que va a haber algunas personas que desde el miedo a lo diferente va a tratar de cargar en contra nuestra. Pero no va a lograr su objetivo porque nosotros dudamos de su narrativa.

    • Gracias a ti por pasarte y dejar comentarios en ambas partes. Si lo deseas, paséate por el resto del blog. Descubrirás un proyecto dedicado a cambiar la circunstancia en que nos aproximamos al sexo deseado (que no opuesto, ni débil). Sin desconocimiento de nosotros mismos ni de nuestros deseos, sin vergüenza ni culpa por ser sociales y sexuales. Con la voluntad de conectar, compartir, abrirse, expresarse y conocer realmente a la otra persona.

      ¿Idealista y utópico? Tal vez. Pero es en lo que creo, y también la vida que vivo (hasta donde los demás desean participar de ella).

      Un abrazo y bienvenido siempre que gustes.

  2. Me leí el articulo anterior y no te comente, fallo mio

    He de decir que es muy interesante, que muestra una tendencia que poco a poco se hace visible, pero también me lleva a hacer una reflexión

    En este articulo nombra el tema de la homosexualidad, algo que a mi me toca personalmente.

    Como decías en un comentario en la primera parte, todos indiferentemente de nuestras circunstancias, tenemos piedras en el camino y tenemos que sortearlas, simplemente que cada es diferente

    Es innegable que antes (y en muchas cosas actualmente también) la población por el simple hecho de serlo, estaba en una situación de discriminación que no sobrellevaba la población masculina, en el mismo sentido la población homosexual sufría esa misma situación

    Tener que llevar una doble vida entre lo que espera la sociedad y lo que eres… pues es una putada

    Eso llevo a una lucha para conseguir la igualdad, y por lo tanto la población homosexual es dentro del espectro masculino la única que digamos a elevado las espadas para conseguir sus derechos, por eso lo que comente el autor de que son una de las partes que comentan sobre este tema, porque llevan tiempo definiendo sobre su identidad

    ¿Y porque he soltado este tocho? Porque estos artículos me han hecho pensar, que esta situación aunque nunca hay un solo culpable, uno de ellos ha sido el propio varón heterosexual, por su pasividad e inflexibilidad

    Me explicare

    A lo largo de la historia el varón heterosexual ha movido los hilos, el mundo estaba hecho a su medida, es así no hay que darle mas vueltas, la historia es la historia.

    Poco a poco los grupos que eran infravalorados o despreciado (mujeres, homosexuales), se lanzaron a al lucha por sus derechos, y una de las cosas fue entenderse bien a si mismos

    Poco a poco estos grupos fueron adquiriendo derechos justos y necesarios, aun queda mucho por hacer pero se va por buen camino.

    Esto conllevo una situación de la sociedad, los mismos grupos feministas y LGTB fueron cambiando, sin embargo, siempre en mi opinión, el colectivo de los varones heterosexuales, no decidió hacerse una análisis a si mismo, porque no se consideraba… como lo llamaríamos… ¿colectivo?, algo así, como si se consideraban los demás

    Esta misma falta de conciencia como colectivo ( yo pienso que la palabra seria masculinista, en el que yo personalmente como hombre aunque no heterosexual también me incluiría y por favor que no se confunda con “machismo” eso es una lacra no un colectivo), les a impedido analizar sus necesidades, sus situaciones, y su encaje en una sociedad rápidamente cambiante, en la que el resto de grupo, si que han encajado, en gran medida porque son artífices de ese cambio

    El colectivo masculinista (que no existe en la practica), ha actuado de forma pasiva a estos cambios y esto ha conllevado varias cosas

    1) No haber podido aportar sus necesidad y su granito de arena a esta sociedad cambiante, lo que ha producido que para muchos les resulte extraña

    2) Ha causado frustración precisamente por el hecho de no encajar llevando a situaciones como se describe en el articulo, de huida de una sociedad en la que no se sienten a gusto, porque sienten que no esta hecha para ellos (en cierta medida cierto)

    3) Su propia pasividad ha permitido dentro de los colectivos que han luchado por una sociedad mas justas, que aparezcan miembros con mucho oído en sus discursos, que considerándolos su enemigo tradicional, lo ataquen sin cuartel. En el tema de la mujer no estoy tan puesto, tengo dos amigas que son feministas y luchan a capa y espada por la igualdad, pero viendo, acciones, comportamientos y porque mis propias amigas me lo han confirmado tengo claro la existencia de alas radicales (denominemoslas hembristas), respecto a los colectivos LGTB que conozco mas, no negare que de 10 años a esta parte las opiniones radicales han aumentado y mucho, cosa que no me gusta en absoluto, sin embargo, como he dicho antes, la inexistencia de una conciencia de masculinismo, impide una respuesta efectiva a este tipo de extremismos, cosa que el feminismo y los colectivos LGTB si logran hacer contra el machismo

    Siento mucho de verdad el tocho que he soltado, pero es que desde que leí este articulo era un pensamiento que me rondaba por la cabeza y tenia que decirlo

    Un abrazo

    • Pues yo lo que siento es que no hayas comentado en la primera parte también, y más si estás dando una opinión tan enriquecedora. Es cierto que hay pocos grupos con una conciencia de masculinismo (tomaré prestada tu idea), pero yo conozco y participo en al menos dos. Definiendo como tal la idea de un colectivo de hombres que buscan el autoconocimiento, el desarrollo personal, la comunicación abierta y honesta de su identidad y moverse por el mundo con dos actitudes clave: disfrutando de sus delicias y sin culpa ni vergüenza por lo que son y lo que sienten… Están los grupos a los que tocan movimientos como Ars Amorata y The Sexual Life.

      Yo mismo soy parte de ambos, reitero… Y también soy bisexual, aunque tiendo a las mujeres como sexo deseado. En estos colectivos (y en mi colectivo personal de Alquimistas) la conversación a este respecto se lleva en otro nivel: no buscamos culpables ni chivos expiatorios, no aceptamos el discurso del odio; celebramos la vida y la belleza, nos sanamos a nosotros mismos y damos un espacio a los demás para simplemente ser y ser aceptados tal como son… Y poder existir (y mejorar) en buena compañía.

      Un par de muestras las tienes en otras entradas de este mismo blog (si puedes mirar más allá del barniz hetero que llevan muchas de las propuestas verás que son universales, o al menos eso se intenta)… O en posts como este: http://thesexuallife.com/102/ (está en inglés, por si acaso no es tu fuerte).

      Estaré encantado de contar con tu compañía siempre que quieras, así que no dudes en pasarte… Y más si sigues aportando tanta calidad humana.

      Un abrazo.

  3. Ciñendonos en la parte de la sociedad mas desarrollada, mas ‘capaz’, los hombres y mujeres con mayor CI, etc, creo que las cosas se dirigen mas o menos a que los hombres cada vez tienen las cosas mas claras: que ante las mujeres ya no hay nada que hacer. No compensa estar con una mujer mas allá de algún ligue ocasional por puro placer sexual, ya no digamos montar una familia. La compañía de una mujer no es deseable, y mucho menos la compañia ‘eterna’ de un matrimonio.

    Las mujeres por su parte, andan como pollos sin cabeza , metidas en su burbuja incapaces de responder a las preguntas claves de lo que es la vida e incapaces de hacerse la menor autocritica. Son distintas a los hombres, mucho mas egoístas por ADN, y , por primera vez en la historia , la mayoría de las mujeres son independientes economicamente, o casi. O por lo menos pueden vivir sin un hombre que las mantenga, y eso está causando en las mujeres una gran confusión. Antes, la necesidad, o las reglas sociales del matrimonio les controlaba su egoismo, pero ahora no saben controlarlo. Tienen además una sensación de impunidad total y absoluta, como la de un niño consentido por sus padres que puede hacer las barbaridades que le de la gana sin consecuencias.

    Es cierto lo que se dice que se pasan mucho tiempo esperando por un hombre ideal que no van a conseguir, por mucho que en alguna ocasión alguno de esos hombres le haya echo algo de caso, pero cuando pasa el tiempo y se dan cuenta de ello, suelen derrumbarse y se juntan con un hombre que suele ser bastante inferior a ellas, en una relación que acabará como el rosario de la aurora: o bien la mujer destruye psicologicamente a ese hombre, o bien ese hombre, que desde un principio despreciará a esa mujer por irse con el, la usará y la tirará (algo que las mujeres no entienden: un hombre ‘inferior’ no agradece a una mujer superior que se vaya con el, ese hombre siempre despreciará profundamente a esa mujer)

    Pero bueno. Sic Transit Gloria Mundis. Las mujeres siempre han sido muy complejas psicologicamente hablando, y la lógica es algo que brilla por su ausencia en la mente de una mujer. Se guía por impulsos, caprichos y corazonadas.

    • A mí me da más por pensar que, precisamente por tener total libertad para poner en práctica su egoísmo y en una sociedad en la que ya no hay razones para depender de un hombre que les resuelva la vida; muchas mujeres pueden decidir jugar a buscar el desequilibrio, a crear brechas y a mantener la lucha (en especial las que hacen vida y carrera en torno a ello).

      También conozco otras que no. De hecho, gracias a una gran amiga mía (americana, quién lo diría), hoy creo y sé que esto se resuelve sanándonos cada uno a nosotros mismos y extendiendo ese bálsamo a las personas que entren en nuestras vidas.

      Sobre las relaciones disfuncionales hay mucho dicho… Y prefiero dejar su lacra fuera de esta conversación. Una persona que haya sanado este aspecto de su vida no se vinculará a una persona que no se haya sanado a sí misma, porque se crea una relación de dependencia tremendamente desequilibrada. Sin entrar a estudiar casuísticas, puede pasar de todo (y poco o nada bueno).

      De rarezas está el mundo lleno… Y los hombres tampoco somos tan sencillos como nos pensamos ni tan simples como algunas mujeres nos creen.

      Un abrazo y vuelve siempre que gustes.

      • Si el primero me encantó, es segundo sencillamente ha sido genial.
        Ciertamente, los hombres son mucho más complicados de lo que la mayor parte de la gente piensa, y si bien somos muy lógicos, cuando le sumamos a esa lógica, la emocionalidad aprendida ya es la leche.
        La reflexión de este tío es magnífica y es el paso previo para la transformación o la extinción femenina.
        Las líderes actuales del feminismo mundial sueles ser personas a las que les interesa tanto un hombre como una visita turística al estado islamico, el problema de la mayor parte de susseguidoras, sí que les interesa conocer y estar al lado de un hombre, y tal y como avanzan las leyes, los hombres tenderán a apartarse completamente de las mujeres, y esto, como bien dice el articulista conduce a la Prozac Nation….
        Han iniciado una guerra sexual en la que el hombre ha decidido por primera vez en la historia de la humanidad no luchar sabiendo que por pura lógica estamos condenados a entendernos y a buscar sinergias. El problema de esta no violencia masculino se ha traducido en un incremento de la violencia femenina contra la generalidad de los varones, y estos han optado por no jugar.
        El séxodo está creciendo por días y no tiene visos de parar, matrimonio o familia son cadenas a las que cada día menos gente quiere estar ligad@, y sin esas cadenas, la fidelidad entre las personas practicamente ha muerto, cual es el sentido de envejecer con una persona si no tenemos hijos ni contrato que nos obligue, si probablemente muramos antes que ella, si su compañía a ciuertas edades casi nos estorba para estar con los amigos, o incluso con la libertad sexual podemos tener mas acceso a nuevas mujeres, si nuestro cerebro es mucho menos sensible a la soledad…

    • Bueno… Pues hay algo que sí me gustaría decir.
      Yo soy una de esas mujeres que cree que el papel de dama y caballero se ha perdido por completo, y que lo echa en falta. Estoy de acuerdo con la mayoría del artículo y pienso que algunas feministas están demasiado cargadas de odio y no saben realmente a dónde apuntar. Entiendo el origen de su odio, después de todo muchas de las cosas que se mencionan aquí, que ahora les suceden a los hombres, fueron pan de cada día por cientos de años para las mujeres. Sin embargo, yo no soy una persona rencorosa y no considero que lo apropiado sea causarle a los hombres el mismo sentimientos con el que cargó antes nuestro género.
      Eso sí, tengo que diferir con algo puntual… Las mujeres NO somos egoístas por naturaleza. La forma en la que hablas encierra un odio tremendo y nos haces parecer bestias descorazonadas que necesitan de normas sociales y un matrimonio a la antigua para ser controladas. Tal vez en la vida hayas conocido mujeres terribles, pero no todas las mujeres son malas, ni todos los hombres son buenos. Al final, todos somos simplemente personas, independientemente del género que tengamos asignado.
      Yo creo en el matrimonio y en el tener una familia. Mi novio y yo lo hemos planteado ya y hemos decidido que estaría bien. A mí me gustaría quedarme en casa, cuidar a los niños, dedicarme a leer y a escribir cuentos, tal vez una novela. Aunque me gustaría también viajar, conocer el mundo, aprender de otras culturas. Y también me apetece ser profesora, enseñarle a los pequeños a amar la literatura y a seguir sus sueños, aunque me ocupe todo el tiempo del mundo. Y todo esto, quiero hacerlo al lado de mi esposo que, afortunadamente, quiere acompañarme, porque compartimos esos sueños. Yo entiendo el deseo de hacer una familia y de desarrollarse a uno mismo como persona, seguir una carrera y ser independiente, y creo que ninguno de los dos caminos está mal. Hombre o mujer, todos deberíamos tener la posibilidad de elegir que camino seguir. Sí, la sociedad se revuelca un poco, pero tiene que ajustarse, tiene que aprender a encontrar un balance y un respeto nuevo. No es cuestión de lanzar culpas y salir corriendo, es cuestión de abrir un nuevo camino y ayudarnos entre todos.
      El punto está en encontrar al/la compañero/a adecuado/a para emprender el viaje. Siempre hay tropiezos, pero siempre se puede volver a empezar.
      Las mujeres no somos bestias sin sentimientos y sé bien que los hombres tampoco. No podemos echar toda el agua sucia a un lado o al otro, hay que aprender a construir las cosas en equipo. Dejar de llorar por esto o por aquello y comenzar a actuar.

      • Buenas, Ximena. Bienvenida por aquí y gracias por tomarte tu tiempo para compartir una opinión tan extensa y fundamentada.

        El comentario de Ciudadano K es el eco de su propio dolor y experiencias. No todas las mujeres son egoístas o manipuladoras, pero es probable que él haya dado con un patrón de varias de ellas seguidas. Exactamente igual que todos nos sentimos atraídos hacia personas que no nos convienen y acabamos jodidos a pesar de que algo ya nos estaba diciendo que nos iba a pasar.

        El estilo de vida que señalas al final va más en la onda de lo que suelo promover yo desde este blog y mi proyecto personal. Responsabilidad de las decisiones y acciones propias, claridad sin mareos, compartir la vida mediante invitaciones y seguir las propias pasiones. Dicho así suena a vida hippie o a una oda a la bohemia, pero si uno se para a pensarlo… Es lo que nos ayudaría más. O en eso creo al menos.

        Me gustaría invitarte a que sigas participando en este espacio cuando estimes oportuno, en cualquiera de las casi 600 entradas que tiene el blog. Estoy convencido de que ganaría mucho en calidad humana con tu presencia.

        Un abrazo y bienvenida siempre que gustes.

      • Lamentablemente siempre que se trata de derechos y de asuntos relacionados con los hombres aparecen, ya sean hombres o mujeres, tratándonos de vender el discurso de la vergüenza. Desde luego a mi no me vais a convencer primero por que yo no reconozco ninguna supuesta deuda que haya podido contraer por lo que ustedes dicen que han hecho mis antepasados.
        Por otra parte considero que ninguna relación que no se base en reciprocidad es útil y buena para mi por lo tanto si quieren buena voluntad tendrán que demostrar buena voluntad pero no con palabras bonitas sino con hechos. ¿Que seria desde mi punto de vista hechos que podrían ir en la buena dirección? por ejemplo un grupo de mujeres que estuvieran en contra del feminismo denunciando públicamente los contenidos misandricos y que no los disculpen aludiendo una supuesta locura. Las feministas no están locas, saben muy bien lo que quieren y por desgracia o están consiguiendo de una forma muy eficaz.
        Y todo lo demás son bonitas palabras sin ningún significado

  4. después de leído todo el artículo he de decir que no pude evitar, literalmente, llorar como hace años no lo hacía… me he embarcado una y otra vez desde el año 2001 en relaciones que han destrozado mi ser y dejado un frio y profundo abismo en el corazón… después de leer estas líneas he podido finalmente entender cómo fue que todo esto pasó, y sé ahora que cada maltrato, cada desplante y cada revés que recibí, fueron extensiones de ese feminismo descabellado alejado de todo prpósito de igualdad. Duele, y duele hoy más que nunca… tal vez fui demasiado estúpido para ver las cosas y evitar el daño, pero me doy cuenta que he vagado por un solitario desierto en un sexodo personal, rodeado de mujeres que solo un bello espejismo y nada más… tal vez ni tenga sentido lo que escribo en este momento, pero es lo que siento… yo jamás odié y jamás quise otra cosa más que brindar felicidad, paz, armonía y conocimiento a mis amadas… Nunca más!

    • Sabiendo de tu caso, te animo a no dejar que se te encone y a no devolver ladrillazo por pedrada. Y también a revisarte con toda la objetividad y autocrítica que seas capaz de reunir, porque puede que haya cosas que no te representen a ti ni a tus propósitos, pero que estés dando, que estén teniendo lugar… Y que tú no identifiques.

      Como reza un dicho, no hay nadie tan libre de culpa como para que la visión de un millar de policías no le produzca una o dos inquietudes. ¿Hay algo que podrías haber hecho de un modo más abierto, más honesto, más cercano, más empático, mejor o diferente?

      Esa clase de preguntas levantan ampollas sobre los sinsentidos que llegamos a vivir, hacer y permitir… Pero valen la pena.

      Por demás, bienvenido siempre que gustes. En este proyecto el afán es precisamente desterrar la guerra de los sexos y sanar las relaciones empezando por sanarse a uno mismo.

      Un abrazo, y gracias por tu huella.

  5. Muchas gracias por este documento, desde España. Lo difundo por las redes sociales de mi país.
    El fenómeno, pienso que aquí está muy extendido. Como botón de muestra, os dejo el enlace a un video de un jóven, auténtico meme en las redes, hablando precisamente de esto..
    Su título ya es indicativo: “Las mujeres son superiores a los hombres”

    • Gracias a ti por pasarte y aportar a la conversación, Rafa. Es interesante descubrir personas que dan la cara de esta manera sin avergonzarse de lo que son ni de lo que les ha ocurrido.

      Por lo que veo, a este muchacho se le da bien captar la atención y aprovecha muy bien el recurso de los vídeos. Y además ha vivido situaciones muy duras en carne propia… Lo que me da curiosidad y ganas de entrar en contacto con él.

      Como le comento a todos los comentaristas, en este proyecto se propone una forma de cambiar la situación y sanarnos a nosotros mismos, para sanar así la circunstancia. Estaría encantado de contar con tu opinión en estos otros textos.

      Un abrazo y bienvenido siempre que gustes.

  6. Habría muchísimo que comentar aquí. Por empezar por algo diré que veo aquí toneladas de contradicciones: la primera es que si en su mente sólo están las mujeres “atractivas”, por qué misterioso mecanismo esperan que en la mente de estas mujeres”atractivas” estén los hombres “normales”? ¿No tendrían más éxito si también se fijaran en las mujer es “normales”?.

    Tampoco tiene sentido pensando así, arremeter todo el rato contra el feminismo, cuando precisamente el feminismo no es quien promueve ese tipo de mujer-objeto cuyo único valor y obsesión se basa en mostrarse bella, lo más aproximadamente posible al estereotipo de belleza oficial:. Precisamente este tipo de mujeres son las que se manifiestan más abiertamente en contra del feminismo, pues todo su esfuerzo está centrado en labrarse una imagen, no un futuro, y por tanto fomentan poco su intelecto, ya que la propia cultura machista se ha encargado de convencerlas que la inteligencia les importa una higa: que lo que tienen que hacer es estar guapas y así los hombres caerán rendidos a sus pies ¿cuantos hombres caen rendidos ante la inteligencia o preparación profesional de una mujer?.

    La mujer que como único objetivo tiene el de fomentar su atractivo según los cánones machistas vigentes, no suele mostrar devoción por la vida laboral para aportar su parte correspondiente si llega la convivencia, ya que el mantener la belleza y mostrarse atractiva todo el rato es un trabajo en sí mismo que requiere tiempo y dinero, por tanto su tendencia será a buscarse un tipo que la mantenga mientras ella pueda seguir asistiendo a sesiones de gimnasio, masajes, manicura, pedicura, peluquería, ropa y zapatos caros, cirugía estética, etc porque “ella lo vale”… mientras que una feminista, aunque tenga en mente vivir en pareja, siempre procurará ser independiente económicamente, primando esto sobre la dedicación a su aspecto físico. Así que lo primero que deberían hacer para empezar a arreglar su caos mental, es ir aclarando conceptos y no mezclar lo que no tiene sentido.

    • Saludos, Ana, y gracias por tu tiempo aquí y por expresarte.

      Supongo que no has leído por completo ni esta ni la primera parte, o no te has enterado muy bien de la lectura. No importa, porque la parte más importante que te has perdido es la primera que te saltas: como traductor, no autor, pedí alejarse de los discursos de odio y de los -ismos, que solamente crean y mantienen la brecha.

      Por otro lado, tu comentario está tan lleno de generalizaciones e incongruencias como las que dices señalar (supongo que por preferir achacar lo que denuncias a la ideología, antes que a la madurez y responsabilidad personal de cada hombre y mujer). ¿Qué o quién te dice a ti que el canon de mujer atractiva no incluya que sea resolutiva, autosuficiente, culta y de mente despierta? Por supuesto, si esta clase de mujeres te hace la vida imposible, acabas por buscar todo lo contrario (y no lo digo porque sea mi caso, ya que aunque me han puteado en ocasiones, lo usé para crecer como persona y como amante, y para definir mi vida sentimental y sexual de manera más apropiada). No son pocos los chicos que conozco hartos de que les hieran las inconsistencias y los cambios de parecer de algunas mujeres (indistintamente de su desarrollo cultural y de su ideología, más bien por su simple ACTITUD).

      Que estos chicos opten por retirarse del juego o por devolver cañonazos por pedradas, es también cuestión de su actitud. También podrían optar por lo que se propone aquí: sanarse a uno mismo y extender así esta salud en la sociedad… Pero no se suele ver, porque nadie es inmune a que nos duela ver que todo lo bueno que somos y aportamos no vale. Ni a que se nos haga a un lado porque haya quien prefiere el drama, por mucho que hablen de estabilidad y tranquilidad.

      Finalmente, diré que lo que no tiene sentido es creerse a ciegas y a rajatabla dogmas y doctrinas como el que has manifestado. Yo no tengo nada en contra del feminismo salvo cuando se le pira la pinza a lo bestia (lo que últimamente pasa demasiado, por desgracia). Pero cuando alguien me viene a decir que no nos fijamos en personas normales (cuando la persona promedio se fija precisamente en la gente que considera compatible y “a su altura”), que la “cultura machista” es la que anima a una persona a ser egoísta y vanidosa y vivir del cuento (y mira por dónde, hay que ser muy listo -o tener un mínimo de saber estar- para hacerle la rosca de esa manera a alguien; porque nadie te paga casa, comida, ropa, cirugías y caprichos a cambio de nada), o cosas así… Entiendo por qué algunos se limitan a tener trato con profesionales del sexo, con acompañantes de lujo, o con nadie en absoluto.

      Me jugaría mi huevo izquierdo a que piensan “para recibir exactamente el mismo trato, me ahorro los dramas y vamos de cara: transacción pura y dura, y aquí no pasa más que lo acordado”. Así es como se aclaran la mayoría de conceptos hoy en día.

      Te agradecería que sigas participando (faltaría más), pero si lo haces te pido que abras las miras y no lo pases todo por el marco de la ideología a la que te aferras, porque te vas a perder gran parte del panorama real. Aquí no estamos en contra tuya ni de ninguna mujer. Vas a dar con muchos chicos que descargan su frustración, su rabia y su dolor (obviamente, dado el tema que se trata); y es perfectamente normal y comprensible. Lo que deberías hacer, en mi opinión, es no atacar más a una persona ya derrotada sin ser siquiera tu oponente. O a varias, como es el caso.

      Te lo dice un hombre que os ama por encima de todo el daño que ha recibido y todavía puede recibir, porque ve una belleza en vosotras que nace de vuestro afecto, del soporte que tan bien sabéis dar, de la manera en que podéis animarnos a dar lo mejor de nosotros mismos y muchas otras cosas. No me hagas el feo de querer extender el odio donde yo quiero repartir amor, por favor.

      Un abrazo y bienvenida siempre que gustes.

    • Pienso que es solamente desde el desconocimiento y la superioridad moral como alguien se atreve a definir como debe de ser la vida de las personas sin ni siquiera tomarse la molestia de escucharlas. Pienso que tal vez Ana podría escuchar por que lo que ha ella le parece un caos mental puede tener su lógica.
      Pienso que ninguna mujer ni ninguna feminista tiene el derecho a decidir por mi mismo como hombre lo que es atractivo y lo que no es atractivo para mi.

  7. ¡Hola! Soy yo de vuelta. Comenté en el artículo anterior de esta serie. Me gusta mucho tu trabajo de traducción y el blog en general. Sería hermoso que hombres y mujeres pudiéramos llevarnos mejor. He notado en el último tiempo que el núcleo duro del movimiento LGTBIQ está dominado por lesbianas y tendencias análogas. Los varones gays suelen ser benignos y no le dan tanta importancia a la ideología. Es más, hasta puedo decir que muchos de ellos son grandes personas y muy amigos del género masculino. Dicho esto, creo que más allá de las broncas y las frustraciones que hay ambos lados de los sexos, tendríamos que rever todo esto y buscar la amistad y la paz social. Occidente está viviendo una guerra civil silenciosa con esto de la teoría de “género”. Es muy triste el fenómeno este que tanto daño hace.

    Observo también que de nuestro lado, del lado masculino, estamos procediendo conforme a la desesperación y la angustia y hago un mea culpa en lo que me competa. Reconozco mi parte en este asunto: muchas veces me doy a la soledad y me aparto de las mujeres por temor a la frustración, el rechazo, la humillación o las denuncias por acoso. No está bueno todo esto. Es cierto que los MGTOW, no me considero tal, tienen razón en casi todo lo que plantean pero tal vez el suyo no sea el camino. Sería muy lindo y gratificante para todos que nos pidamos disculpas los unos a los otros y que varones y chicas hagamos amistad, salgamos, nos demos en noviazgo y hagamos el amor. Muchas están con la consigna de no ser “la prostituta no paga del patriarcado” y hablar de “liberarse de la Revolución Sexual” pero son caminos sin salidas los que plantean. Por algo será que las lesbianas viven amargadas y llenas de rencor, no así los muchachos gays, que suelen ser, en su gran mayoría, sujetos alegres y bien predispuestos.

    Bueno, quería terminar diciendo que sería bueno que este espacio siga. Aliento a su autor a que no cese nunca en su tarea. Y a los lectores les digo que aporten ideas, propuestas y visiones y que no tengan vergüenza en dar su punto de vista a través de los comentarios. Poco a poco tiene que surgir en el mundo, mediante esta valiosa herramienta que son las redes sociales, un nuevo sentimiento que nos haga bien a todos. No podemos vivir los hombres separados de las mujeres. Como especie tenemos que reproducirnos. Tal vez muchos en su decisión individual prefieran no formar familia pero más allá de eso, que a esta altura es coyuntural, es importante que en todos los países de Occidente acabe esta crispación, esta grieta que se ve en el trabajo y las universidades entre los sexos. El mundo no se ha hecho un lugar mejor con las ideas de “género”. Las guerras siguen existiendo y las feministas no saben qué más hacer para llamar la atención. Mientras los pueblos gimen bajo la bota de la usura y la especulación financiera, estas amigas del Estado se quejan de que se asocie a las niñas con el color rosa o no haya un “lenguaje no sexista” y escriben “todxs” de esta forma. Naderías.
    Posdata: les dejo un artículo mío que habla sobre el “acoso callejero”, otro tema muy caro a las feministas. Feliz año nuevo para todos. Saludos desde Buenos Aires, Argentina…

    http://surferpunks.blogspot.com.ar/2013/06/la-mentira-del-acoso-en-las-mujeres.html

  8. Imagínense un blog donde el tema central fueran testimonios de mujeres “normales” que se quejan amargamente de lo desgraciadas que son porque no consiguen ligar con los hombres que ellas consideran “atractivos” y como consecuencia proyectasen su odio contra todo el género masculino. Sería ridículo ¿verdad?, pues eso: aplíquense el parche. Ese victimismo barato no conduce más que al aislamiento social y a pensamientos circulares. Dejen de culpar al feminismo de todos sus problemas, y si lo hacen, al menos argumenten el por qué y así podremos rebatirles con argumentos más contundentes. El feminismo está entre nosotros hace más de doscientos años y ha venido para quedarse: para derribar injusticias y desigualdades, no para hacer un supuesto daño que al parecer sólo afecta a grupos muy marginales que se desahogan en foros como este, cuando en realidad el problema esá dentro de ustedes, si no quieren mirar en su interior y buscar ayuda profesional, nadie más puede hacer nada por ustedes que no hagan ustedes mismos. Que tengan un buen día.

    • Bienvenida de nuevo, Ana…

      Creo que no hiciste caso ninguno de mi anterior comentario, lo cual es perfectamente comprensible. Ni de los muchos otros, ni del contenido real de estas dos entradas (ni, de paso, de las 600 otras que tiene este blog). Estás en tu perfecto derecho. Y yo también estoy en el mío de responderte y, dado el caso, de censurar tu participación en MI blog.

      Este no es un blog para quejarse y despotricar contra las mujeres, y menos por no conseguir ligar con las que te atraen. Este es un blog sobre responsabilidad personal, autoeducación, amor propio y relaciones auténticas. Primero y principal. Dicho esto…

      Si a alguien le escuece que la ideología que cree que es un salvavidas esté produciendo lo que supuestamente vino a eliminar, sería conveniente que revise SUS ideas y no le pida a otros que hagan tal cosa; en vez de decir a los demás que ni siquiera argumentan por qué les trae problemas… Cuando si les atiendes ves que LO HAN HECHO. Si no te molestas en conocer lo que te cuentan (tanto como si lo haces pero no le das crédito por aferrarte demasiado a tus creencias), mejor no entres en la conversación. Tus argumentos contundentes probablemente sean en la onda del desprecio y la desvalorización que ya has demostrado hacia los demás participantes (“victimismo barato” de “grupos marginales” es una opinión propia, que debería estar mejor fundamentada, pero que nos toca respetar en esta sociedad plural).

      Tras esta segunda intervención, y mi segundo toque de atención, te aviso que no habrá un tercero. Si quieres, llámame machirulo falócrata o lo que te apetezca, pero no me da la gana tener a una persona sembrando discordias en mi espacio personal. Igual que no he publicado el comentario a otro individuo que te respondió poniendo “dios, cállate puta, o te voy a meter el heteropatriarcado por el culo” (literalmente) y a otros hombres y mujeres que solamente querían trolear y aprovechar la polémica para insultar y atacarse.

      Si tu participación no sirve para enriquecer la conversación, ahórratela… Por favor.

      Para próximos comentarios, espero que tengas en cuenta que si no ha cambiado tu actitud, no pasarán del filtro de moderación. No estás exenta del problema, y te invito amablemente a responsabilizarte de ti misma y sanarte tú primero tanto como puedas, antes de pedirle tal cosa a los demás. Buen día y buena vida para ti también.

  9. Leí ambos artículos recién y debo decir que me han fascinado. Yo no soy blanco ni de clases sociales elevadas (de hecho soy latinoamericano, moreno y de familia trabajadora) y si bien los fenómenos que describes están casi completamente consolidados en el “Primero Mundo” (la Unión Europea, el Imperio Birtánico, Escandinavia, Japón o Estados Unidos) la verdad es que los que vivimos en países que están en la órbita política, económica, cultural, social e ideológica de estos países vemos un reflejo de lo que será nuestro futuro. Señalas a la izquierda política de estos países como los principales impulsores de esta forma de feminismo que intenta proyectarse, con mayor o menor éxito, hacia un hembrismo institucional que reemplace al machismo. Bueno, yo soy de izquierda, por lo cual considero que deberíamos hablar de “izquierda políticamente correcta” o algo que yo llamaría “izquierda post-XX Congreso”. Señalo esto no solo por mi posición político-ideológica, sino también por un par de artículos que leí acerca del feminismo en Rusia (que voy a compartir obviamente) en los cuales se señala que los desarrollos políticos, económicos, sociales e ideológicos del bolchevismo han determinado la inexistencia de un movimiento feminista real, serio y poderoso (es decir, FEMEN no entra en esta categoría) precisamente porque el bolchevismo cumplió con los imperativos metodológicos de los feminismos de primera y segunda oleada en 1917 e impidió el desarrollo de un feminismo de tercera fase precisamente por ser absoluta y completamente innecesario. Esta diferencia entre la percepción de la lucha femenina en Rusia (que no solo dista de ser ideal, sino que con el paso de los años se ha hecho más cruda a partir del colapso de la URSS) con respecto del Occidente Capitalista (Rusia también es capitalista, pero lo ha sido por mucho menos tiempo que Occidente) me hace llegar a la conclusión que el Occidente Capitalista dotó al feminismo de lo que yo denominaré “Sobreingeniería Teórica”. La Sobreingeniería (para explicar por qué uso esta metáfora) es algo de lo que padecían desesperadamente muchos tanques Alemanes de la Segunda Guerra Mundial (siendo el caso del Königstiger el más clásico de todos) en donde producto de la megalomanía de Hitler y los jerarcas del NSDAP y su control sobre el desarrollo armamentístico de la Wehrmacht, optaban por desarrollar armamento terriblemente complejo para demostrar la superioridad de la Raza Aria incluso en aspectos como la ciencia. En ese sentido, haciendo una comparación entre los Panzers y los Tanques Soviéticos, los tanques soviéticos obtenían resultados similares (o inclusive superiores) con una ingeniería mucho más sencilla, lo cual reducía costes de producción, mantención y operatividad. Ahora ¿Que tienen que ver el feminismo con la ingeniería del Panzer IV-G y la del T-34? Pues que en mi opinión, el feminismo del Occidente Capitalista (especialmente el que se desarrolla a partir de los años 60′ con la “Revolución” Sexual de los hippies y que engendraría posteriormente la Teoría Queer en los años 80′) es el Königstiger del feminismo: poderoso, temible, complejo y tan majestuoso como impráctico.

    Mencioné a la “izquierda pots-XX Congreso”. ¿Por qué? Porque el XX Congreso del Partido Comunista de la URSS en 1956, en el cual Khrushchov denuncia a Stalin (tema complejísimo, largo de debatir y ciertamente muy apasionante, pero que me saltaré olímpicamente esta vez) destruye al Movimiento Comunista Internacional y lanza a la izquierda a la completa orfandad ideológica, resultando de esto la aparición de corrientes como el Eurocomunismo y el resurgimiento de cadaveres políticos como el Anarquismo o el Trotskismo, enterrados bajo la victoria soviética en la Segunda Guerra Mundial, las cuales son precisamente las corrientes y tendencias ideológicas que han desarrollado, amplificado y consolidado el tipo de feminismo extremista y beligerante que ha causado el fenómeno que describes.

    Solo para despedirme, dejo aquí los artículos prometidos, envio saludos fraternales y agradezco profundamente el haber escrito este artículo, con la esperanza de poder debatir en el futuro.

    http://es.rbth.com/opinion/2014/03/09/por_que_las_mujeres_rusas_suelen_rechazar_el_feminismo_38087.html

    http://es.rbth.com/articles/2012/12/26/el_escaso_impacto_del_feminismo_en_rusia_23505.html

    http://www.elmundo.es/elmundo/2008/03/07/cronicasdesdeeuropa/1204927305.html

    • Yo creo que el problema de fondo es más grave y es de tipo filosófico, más que social. Somos la primera generación atea de la Historia. Los convencionalismos morales y las organizaciones sociales tradicionales creadas por las antiguas religiones han dejado de funcionar de la noche a la mañana. El mundo se ha vuelto objetivo y científico, como ya lo fué hace más de 2.000 años con Aristóteles. Este pensamiento racional fué descartado rápidamente por la corrupta y manipuladora visión de la religión que buscaba el conformismo de la sociedad y la aceptación de los males sin plantearse el por qué de los mismos. Y a pesar del auge de la ciencia desde finales del siglo XVII, no fué hasta el surgimiento de la Guerra Fria y con ella la amenaza de autodestrucción nuclear que han cambiado para siempre la forma de vernos y ha expulsado para siempre las estupideces y arbitrariedades religiosas. Somos las primeras generaciones que hemos nacido bajo la amenaza nuclear, sabiendo que tenemos el poder para autodestruirnos y que los convencionalismos de la religión ya no son válidos. La poderosa iglesia que tanto ha influido en la forma de pensar ha perdido su poder, viendose relegado el poder del Vaticano por el de las ojivas nucleares. ¿Puede acaso el Papa imponer su voluntad y forma de pensar a Rusia, EEUU o China? Esto nos lleva en el fondo a tener que plantearnos una nueva organización separada de la ideología cristiana del matrimonio, una organización más natural en comunas (en contraposición a familia padre/madre) como alternativa para una sociedad atea y autocrítica que busca una explicación a todo y no se conforma con “la voluntad divina”. Hablo de comuna pues al fín y al cabo la comuna es la organización natural de otros primates y mamíferos (busquen información sobre el comportamiento y organización sexual de los bonobos para hacerse una idea de hasta que punto la sociedad de estos primates de inteligencia limitada es, en muchos aspectos, superior a la humana). Fué las arbitrariedades de la religión (o mejor dicho de los ¿lideres? religiosos) la que alteró este orden.

      Siendo que las mujeres hoy en día, al igual que los hombres, son en su mayoría ateas, no tiene sentido que se les obligue a organizar su vida con un único hombre desde el matrimonio hasta la muerte y es lógico que no se conformen más que con el 20% de los machos (o incluso menos) y más de lo mismo con los hombres, aun siendo consciente de las escasas posibilidades de éxito y los problemas que esto plantea a la larga.
      La salida a este laberinto es en primer lugar aceptar nuestro ateismo, sin vergüenza y sin sentir que tenemos que pedir perdón a nadie. Y en el plano puramente sentimental, aceptar que somos mamíferos, no “seres a imagen y semejanza de Dios” y que nuestras parejas puedan flirtear y compartir la vida con otros y no tener que sernos fieles de manera arbitraria. La cría de la prole en comunas es la única salida natural para nuestra sociedad, siendo el gasto y riesgo dividido entre un mayor número de indivíduos que un sólo padre/madre.

      • Vaya hombre otro Oscar Muehl de pacotilla que pretende en aras de una supuesta superoridad moral imponernos una Comuna de Friedrichshof que resulto ser un fracaso. Solo dos apuntes primero que el ser humano sigue siendo el mismo ser religioso, lo que pasa es que la religion no es una religion teologica sino una religion politica. Lo segundo es que el mundo que tanto admira está herido de muerte porque como dice al final no importa tanto la ideologia como la demografia.

      • He editado tu comentario atendiendo a las direcciones IP y de correo electrónico, porque supongo que te referías al comentarista anterior y no a ti mismo. De ahí que aparezca mi foto junto a tu comentario (debe ser un fallo de programación de la web).

        Os animo a no alentar discusiones por diferencias personales y no entrar al trapo. Recordemos que el interés de estos dos textos está en mostrar una situación cada vez peor y animar a eliminar la guerra de sexos (y dejar atrás a quienes se lucran de ella). Entiendo que Abelardo presenta una opinión fundamentada y que ha debido construir y exponer varias veces a lo largo de su vida; así como que a Alejandro le parezca que su idea ya se probó y no conduce a nada bueno… Pero no estamos aquí para darnos palos.

        Un saludo y gracias por participar en este espacio.

      • Yo creo que es un intento por parte de Abelardo de evadir la discusión y distraer al personal haciendo ver esto como una lucha personal. Pero ni yo conozco a Abelardo, ni tengo la intencion de conocerle, por lo tanto cualquier lucha sobre lo que es su persona es absurda.
        No estoy en contra de Abelardo, estoy en contra de las ideas que Abelardo representa, estoy en contra de ese triunfalismo de lo moderno, estoy en contra de esa nocion de libertad entendida como el cultivo de los valores nihilistas. Lo que Abelarlo sea, deje de ser, haga deje de hacer, quiera o deje de querer es algo que no me importa gran cosa 😛

  10. Es un texto impresionante, realista, refleja la problemática intergeneros actual, magnifico aporte. Soy de Colombia, me licencié como abogado. Pero aquí los sueldos son muy malos, por lo cual conseguir un buen empleo q te permita independizarte de casa paterna es realmente difícil. Adicionalmente a ello, las expectativas femeninas son muy altas, incluso las mujeres q no son tan bonitas físicamente, han puesto el listón demasiado alto como para q un hombre común lo alcance. La última vez q salí con una chica en plan ¨cita¨, pude ver cuáles eran sus expectativas respecto al hombre ideal, esto es: alguien q la acompañe en sus viajes alrededor del mundo, q sea exitoso profesionalmente, con buenos ingresos, guapo, bailarín, con sentido del humor, detallista, independiente y un largo etc. Q por un lado la mayoría no podemos cumplir, (y por otro algunos no están dispuestos a cumplir). Piensen en esto hoy en día hay más muchas más personas q hace 20, 30 o 40 años, a ello debemos sumarle la entrada al mercado laboral de las mujeres, y también en hecho de q la tecnología está desplazando al ser humano, es decir ser económicamente exitoso (y en consecuencia apetecible para el género femenino) ahora, es más difícil q nunca.
    Veo colectivos como los MGTOW y pienso, bueno, son solo un resultado directo de todo este fenómeno derivado al menos en parte por el ¨nuevo feminismo¨. Es irónico, Las mujeres mismas han relegado a los hombres a una búsqueda exclusiva de sexo, o nos han arrojado a la prostitución. Cercenando cualquier esperanza de una relación con algo de proyección a futuro. Sigue con tus blogs, son excelentes!!

    • Gracias por dejarte caer y contarnos tu impresión. Todas las perspectivas que suman son bienvenidas, ya que aquí no queremos nada que reste. 🙂

      En cuanto a lo que cuentas… No son sólo las mujeres colombianas. Las mujeres coreanas son increíblemente abiertas a las aventuras, pero pobre de ti como quieras emparejarte con una… Exigen tanto como puedas imaginar (y a veces más si cabe).

      De todas maneras, al final lo que nos toca es vivir una vida de la que nosotros mismos estemos satisfechos. Las mujeres, si quieren, que vengan solas.

      Te invito a leer otros artículos de la web, incluso aquellos que no tienen que ver con la guerra de los sexos. Tenemos mucho sobre estilo de vida, relaciones, aprendizaje y filosofía.

      Un abrazo y vuelve siempre que gustes.

  11. Después de leer el articulo, me he dado cuenta de que no estoy solo en el mundo, las mujeres me han echo sentir como un dinosaurio de la era cuaternaria en un mundo de androides. Las leyes actuales y la protección de la mujer actualmente las ampara y defiende a capa y espada. Ellas pueden hacer con nosotros lo que quieran, cuando quieran, como quieran, tan solo una palabra o una llamada y estas jodido, ahh y denuncia lo, que encima se cachondean y te denigran. Nosotros no podemos ni tocarlas ni un pelo, ni decirlas una palabra mas alta que otra, ni darles un grito aunque lo merezcan y ni se te ocurra levantar la mano abierta, entonces es cuando estas jodido de verdad.

    Ellas cambian las reglas de la interacción social, cuando lo desean sin pre aviso, ni explicación, cosa normal, por que ni siquiera ellas saben por que lo hacen, algunos dicen que es por las hormonas, otros que son “sádicas que disfrutan vengándose con los hombres”, pedir actualmente a una mujer seriedad, nobleza, respeto y honestidad es pedir peras al castaño, sin embargo las mujeres nos exigen esas mismas cualidades a los hombres, curioso, no?.

    llevo 20 años buscando una mujer que valga la pena el esfuerzo, el tiempo y el sufrimiento que ello conlleva, y no la he encontrado, En algunas ocasiones creí haberla encontrado, pero me equivocaba, ellas son estrategas consumadas, al principio hacen creer que son honestas, respetuosas, nobles, con la intención de que el hombre lo sea, y que ponga el corazón en sus manos, y sea mas fácil clasificarnos, una vez hacen la clasificación, si dan con el hombre que busca, perfecto, sino, sacan su verdadera naturaleza, sádicas aplasta corazones, y encima la ley las aplaude y defiende. Una mujer en la búsqueda del hombre perfecto dejan un camino sembrado de cadáveres.

    No estoy diciendo que esta crispación es culpa de las mujeres, los hombre somos como somos y algunos de los males del mundo son resultado del genero masculino, pero también pienso que el genero femenino esta llevando al mundo, a un punto de di-sociedad, las generaciones que vienen tendrán que aprender a corregir esto antes de que el mundo llegue a un punto de no retorno.

    La situación actual esta muy difícil, pero creerme, lo que viene va a ser mucho peor, las generaciones venideras lo van a tener muy, pero que muy complicado.

    • Si me lo permitís quiero hacer una corrección de mi aporte anterior, en un párrafo escribí ” sino, sacan su verdadera naturaleza, sádicas aplasta corazones, “, quizás por el momento en el que estaba, me excedí, quizás la palabra mas correcta sea cobardía en vez de sadismo.

      Una vez que una mujer tiene a un hombre en posición de desventaja que no le interesa seguir con el tema, tiene dos opciones, o ser honesta y rechazarlo de forma noble, lo que supondría una situación incomoda para ella, o de forma cobarde, ignorando a ese hombre hasta que se canse, lo cual puede producir que ese hombre incurra en un caso de acoso intentando hablar con esa mujer, para pedir una explicación de ser ignorado.

      Ya sea por sadismo o cobardía, el resultado es el mismo, un corazón aplastado, un hombre confuso, y puede que una denuncia por acoso. Espero que aceptéis mi auto editado.

      • Bienvenido, Juanca.

        Hay situaciones de desventaja en muchos aspectos y son para todos, independientemente de lo que nos cuelga o no. La putada en este aspecto es que también hay dolores y problemas específicos, y que se ha dado con la “discriminación positiva” como supuesta solución.

        Si te quieres quedar por aquí, estamos formando una comunidad donde participan hombres y mujeres por igual. Las premisas para participar son respeto, aceptación y honestidad. Se trata de poder ser abiertos y auténticos en busca de mejorar nuestra vida personal (y otros aspectos, de paso).

        Un abrazo.

  12. Pues me he leido todos los comentarios porque este tema me fascina..estoy inscrito en un foro MTGOW de España y esta presentacion iba destinada a ese pero no me aguanto las ganas de compartirlas con vosotros..para empezar soy cubano..mido 176..de cara guapo y cuerpo agradable sin ser un macizo..las tias me miran mucho por la calle..tengo 35 años.durante mi etapa de universidad disfrute de un relativo exito con las tias..tuve varias relaciones estables y especialmente una que me marco mucho y la cual me hizo empezar a cuestionarme este mundillo de las relaciones hombre-mujer,matrimonio,familia,hijos.Esa novia de la cual me enamore al igual que ella de mi me hizo vivir a la misma vez en el cielo y el infierno,celos constantes y ridiculos por cosas tan sencillas como irme a jugar futbol con los amigos,afan de poseerme todo el santo dia,a cambio de eso el mejor sexo que he tenido..aunque a un costo..uff.Las otras relaciones mas de lo mismo,.todo esto mientras estaba en la Universidad.Cuando me gradue y empeze a trabajar como aqui en mi pais el trabajo oficial no da dinero empeze a tener problemas para ligar..no puedo satisfacer el estilo de vida que las mujeres quieren..no tengo casa propia ,ni coche ni nada..por otra parte me doy cuenta que soy incompatible en mantener una relacion con una mujer basada en el drama,la manipulacion,la exigencia de satisfacer caprichos.. en fin.Creo y es muy posible que muchos tios seamos asi,que nosotros los hombres somos felices con nuestros hobbies(y las mujeres no lo entienden)..amigos,cervezas y deportes y soportamos mejor la soledad…si una pareja va a sumar y no a limitarnos de todo lo anterior ..pues bienvenida sea..sino ..no compensa.aqui en mi pais todavia el feminismo no esta fuerte,no hay leyes feminazis y realmente las mujeres dependen de los hombres..asi que se ha creado una situacion donde el tio que tenga dinero,coche..casa y demas liga a manos llenas..pero observo algunas señales de todo lo que se avecina..y hay cosas que no varian..las discotecas siguen siendo infladoras de ego de las mujeres..si ellas no perciben claramente que eres un tio con dinero..pues no ligas..ahora hago una disgresion..Ana acusaba a este foro de ser un refugio de “tios no atractivos que quieren ligar con atractivas”..pues no Ana, no es asi..no somos idiotas..sabemos que las scarlett johanson,angelina jolie,Irina shayk y demas estan fuera de nuestro alcance ..pero nunca ha sido tan dificil para un tio incluso guapo ligar con alguien 1 o 2 ptos por abajo de su atractivo fisico…y sin incluso ligas y te planteas una relacion seria la de riesgos que corres no compensa todo el superesfuerzo que hay que hacer para ligar y despues mantener la relacion..todo el trabajo es de nosotros..y hasta ahora el hombre habia tragado porque..con un trabajo decente..y un comportamiento normal ..tenia mas o menos garantizado..hijos suyos y una mujer ..vamos a decir bastante fiel.Es lo vivio la generacion de mis padres,59 años..si ya eso no lo puedes tener pues no compensa el esfuerzo..y por eso la retirada masiva..

    • Buenas noticias compañero:

      No todas las mujeres son iguales en esto, ni buscan lo mismo. En todos lados encontramos gente que rompe la norma. Y si no, es cuestión de cambiar el ambiente y el país donde se busca, si hace falta.

      Lo divertido es que también toca hacer un ejercicio de revisión propia: ¿qué patrones de comportamiento, ideas, gustos y preferencias puedes estar manteniendo que te sigan trayendo ese tipo de compañías y situaciones?

      Te servirá de mucho plantearte eso. El truco está en asumir que, para una buena relación con los demás, no basta con ser guapo, listo, exitoso y cosas en esa onda. Lo que hay que ser es alguien que no marea ni acepta mareos. Alguien que busca la claridad y la fomenta. Alguien que no tolera faltas de respeto, ni pajas mentales (y que en vez de agredir o dejarse agredir, ponga límites tajantes y diga adiós tan pronto como sea preciso).

      Más o menos la idea es vivir bien tu vida, aprender a comunicarte lo más claramente que seas capaz y no aceptar menos de aquellos con los que compartas. Al final, tu propia forma de ser te hace de filtro.

      Te digo como a Juanca. Estamos montando una comunidad que podría serte de interés y utilidad. Quédate por aquí y únete si gustas.

      Un abrazo.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s