Cuando la vida no fluye

Hoy me apetece que hablemos en el blog acerca de los peores tipos de estancamiento. Es un tema que hemos tratado y que vamos a seguir tratando hasta que termine marzo, el mes dedicado al Lado Oscuro de la vida.

En estos meses, mi trabajo se orienta en torno a la Comunidad que hemos creado en este proyecto. Para quienes no estén al tanto, se trata de un círculo privado en el que nos reunimos para tratar temas candentes y duros; de esos que suele costar mucho sacarlos con tus amigos de siempre o con tu familia, pero que necesitas tratar.

De hecho, este es uno de los temas que más relación tienen conmigo y con una parte de mis circunstancias personales. Ya he contado mis atascos hasta donde no invado las historias vitales de otros, tanto en este blog como en el resto de mis redes.

Si quieres cotillear un poco sobre mi pasado y los orígenes del proyecto, lee más.

Si quieres encontrar una posible solución a estos estancamientos, lee más.

Y si no te interesa nada de lo anterior, cierra la página y santas pascuas. 🙂 Sigue leyendo

Armas Secretas: Sutemi-waza en las relaciones

Este término, acuñado por las artes marciales japonesas y equiparable al de “técnicas de sacrificio” en lengua española… Viene a transmitir una lección esencial. Cuando uno ejecuta técnicas con la connotación de sutemi en las artes marciales, usualmente lo que hace es arriesgar su posición ventajosa para tomar mayor inercia e ímpetu al realizar la proyección, lo cual supone una ventaja extraída directamente de una desventaja. Respecto de esto, podemos obtener unas cuantas ideas.

Sigue leyendo

Meditación: Iniciación y Guía Básica

Os traslado un escrito que publiqué hace mucho tiempo en otro lado; debido a las consultas de algunos usuarios. Puede que a muchos os resulte de utilidad o quizás tan solo deseable o de agradecer. Eso ya es cosa vuestra, supongo. Vamos con ello.

NOTA: Si no te sintieras cómodo con cualquiera de las sugerencias que se te hacen a continuación, NO TE FUERCES con su ejecución. El hacerlo no sería beneficioso para ti, e incluso podría suponerte un riesgo notable. Si tienes dudas, o no eres capaz de hacer las cosas tal cual están descritas, recuerda que no eres tú quien se ha de amoldar tan sólo: AMOLDA LAS PROPUESTAS A TU SER. Finalmente, si deseas perfeccionar esto…

No tengas miedo de acudir a personas cualificadas. Encuentra algún reducto zen, algún templo taoísta, o algo similar y preséntate con respeto y reverencia.

Ellos te guiarán adecuadamente.


Sigue leyendo