Francis y Kheldar: sobre “mandamientos”

Simplemente

Simplemente (Photo credit: geezaweezer)

Para entender el contexto de este artículo, hay que remitirse a un artículo del blog de Francis donde expone un rescate de “mandamientos del seducir” que al parecer son interesantes para algunas personas; o que deberían tener en consideración, según alude.

El caso es que mi compañero Francis… Bueno, digamos que sacó a colación unos puntos muy peligrosos, y que yo llegué a comentar punto por punto… Produciendo un debate un poco curioso, que últimamente me han señalado que fue de lo más constructivo.

Al final del texto dejaré un enlace al artículo de Francis, para quien quiera leerlo. Sigue leyendo

Breve compendio de evolución personal

English: Sketch of Søren Kierkegaard. Based on...

English: Sketch of Søren Kierkegaard. Based on a sketch by Niels Christian Kierkegaard (1806-1882). (Photo credit: Wikipedia)

Diariamente tengo contacto con personas que se sienten ligadas de alguna manera a las comunidades de seductores que hay establecidas en distintos lugares del globo… Y me resulta muy curioso comprobar un rasgo común en parte de estas personas.

Me dicen muy a menudo que yo, en condición de “seductor natural”, ni quiero ni sé transmitir las claves de mi éxito social y sentimental… Por no construir métodos. Que no doy… ¿Qué?

Las famosas actitudes, herramientas y técnicas que se supone que son las que consiguen por mí un relativo éxito a ojos externos… Del cual mi personalidad, y mi desparpajo al demostrarla abiertamente, tienen toda la culpa.

Puede ser muy satisfactorio para mí el verme apreciado por la gente que me rodea, el tener contacto más íntimo de lo habitual con las personas que hay en mi vida…

Y por eso mismo, es por lo que considero importante aclarar de dónde procede todo este bienestar personal y aprecio que recibo. Comenzaré con una cita ilustrativa:

“Los seductores inexpertos se sirven de recursos desleales, pero… ¿Qué es lo que consiguen? […] No les envidio sus goces. Un hombre de ese tipo es siempre un incapaz, y no deseo que puedan tildarme de impotencia.”

Así habló Søren Kierkegaard, el padre del Existencialismo, ya en el s.XIX …

Este artículo puede llevarte más de diez (10) minutos de lectura, aproximadamente. Sugiero que te acomodes y relajes tu mente en la medida de lo posible. Procede cuando gustes. Sigue leyendo

Reflexiones al hilo de mis cursos

Siendo este un tema lo bastante personal tanto para mí como para terceras personas, comprenderéis todas y todos que obvie los detalles más íntimos y delicados. No obstante; el propósito de este artículo es una suerte de retrospectiva de todos los cursos, talleres, seminarios, masterclass, consultas y situaciones de intercambio y apoyo que he organizado y llevado a cabo en los últimos 8 años.

Comenzaré suscribiéndome a una frase que uno de los chicos que ha recibido casi todos mis servicios ha dejado en la sección Testimonios:

” […] Lo primero que te choca es que sea tan joven, pero digamos que fue de estos niños espabilados, como muy pocos. La gente tiene prejuicios en torno a que puedan existir sabios a esas edades. […]

~~õ~~

Frases a tal hilo son añadidas en varios de los comentarios dejados en la misma sección, algunas comentando que sorprende mi juventud puesta en contraste con mi claridad mental… Otras sobre mi forma de transmitir, sobre la forma que tienen de entender e impregnarse de lo que transmito; y el recuento de valoraciones, recursos personales, inspiraciones y sensaciones obtenidas de dichos encuentros.

El caso es que quería comentar esas mismas impresiones, pero desde mi lugar.

Es decir, hablar de lo que yo he obtenido en estos intercambios. ¿Me acompañas?

Efectopasillo2

(Photo credit: Wikipedia)

Sigue leyendo

Si te preguntas cuál es mi secreto…

Pues yo diré que, jugando un poquito con lo obvio… El secreto es que no hay secreto. Es decir, no serías la primera persona que me dice eso mismo. Si es lo que venías buscando, puedes cortar la lectura desde aquí mismo. No te culparé por ello.

No son pocos quienes ya me han preguntado por mis acciones y mis pensamientos, intentando descubrir “el secreto” detrás de ello que me permite conocer personas como las que conozco y vivir cosas como las que vivo… Y me resulta irónico.

Me gustaría ponerle un poco de preámbulo a esta historia, pero creo que todo el mundo debe saber cuándo los adornos están de más. De cualquier manera, quiero señalar mi descontento con personas que considero más capaces y más inteligentes.

Sigue leyendo

Te sobra todo… Hasta tú.

Estás sufriendo una saturación tal que me pregunto cómo es que no estás ya gilipollas sin remedio. Tal vez lo estás y todavía no me he dado cuenta. Tal vez todavía tengas remedio. Tal vez no estás tan saturado y eres gilipollas desde la fábrica. Tal vez no estás gilipollas y sí saturado… Tal vez nada de lo anterior.

A quién le importa. Parece que ni siquiera a ti.

Estás sufriendo una discapacidad, de esas que no se ven pero se sienten por dentro. O tal vez tu discapacidad llegue a tal grado de no poder sentir ni eso. Te falta sentimiento, esa es tu discapacidad. En alguna etapa de tu vida cambiaste el sentir por el pensar en tu sentimiento y tu sensación, y dejaste de hacerlo. A duras penas sí eres capaz.

No lo echas de menos porque “ya no te duele”.

Estás sufriendo por una lucha entre tu interior y todo lo que tiene para que le des al mundo, y tu exterior intento por introducir cambios en todas las facetas. Cambios impuestos a partes de tu persona que no conoces como deberías ni comprendes, ni mucho menos aceptas… Pero que te han dicho que te sobran.

Esto parece una historia de esas con mal final.

Sigue leyendo