Joder, Caperucita, ¡cómo cambió el cuento!

“Cuando algo dura es que no sopla velas a modas pasajeras.” (SFDK)

La Vida es Fluir va a cumplir siete años en apenas una semana. El 6 de mayo.

Quién lo diría cuando abrí un WordPress gratuito por primera vez…

Este sitio representa una de las relaciones más largas en mi vida, solamente superada por algunas amistades y por las artes marciales.

Es una suerte de testigo de los cambios en mi relación conmigo mismo y con mi vida. Y en muchos sentidos está reflejado un tránsito que todavía me sorprende ver.

Algunos son más banales y otros hasta me preocupan. Así que te hablaré de todo esto, ya que me ha saltado a la vista. Vente conmigo y recuerda tiempos distintos (quién sabe si mejores). Sigue leyendo

Abraza tu Lado Oscuro, y deja de asesinar tu bienestar

Hay una grandísima trampa en la que caemos con todo el gusto del mundo cuando empezamos nuestro viaje de transformación personal y tratamos de vivir mejor nuestra vida.

Este obstáculo escondido es, en esencia, una tendencia que tenemos de ignorar toda parte incómoda de aquello que compone la totalidad del ser humano y la experiencia de este ser.

En otras y sencillas palabras: puede resultar muy fácil que escondamos la mierda bajo la alfombra y nos centremos en las cosas bonitas y brillantes.

Como he mencionado en textos anteriores, cuando ignoramos aquellos aspectos más profundamente asentados en nosotros porque nos resultan incómodos, nos estamos fallando a nosotros mismos en la peor forma de traición que existe.

Por supuesto que es noble que queramos verle el lado bueno a todo, y que es virtuoso que queramos resolver amorosamente todos los problemas del mundo…

Pero al hacerlo, a menudo fallamos a la hora de reconocer que tenemos que curar primero nuestras propias heridas: traumas no superados, complejos, partes que ignoramos por incomodidad, creencias erróneas y todo lo que se te ocurra aquí.

Hay que reconciliarse con cosas que todavía nos hacen sentir indignos de dejarnos guiar por nuestra esencia de Artistas y de conectar con la vida. Y cuando dejemos de negarnos el derecho a Ser Amor y Autenticidad, podremos darle eso al mundo sin privarnos a nosotros de ello. Sigue leyendo

Abrazando las Sombras

Aunque esto no sea una competición con nadie, ni un enfrentamiento con ideas opuestas a las mías, hoy me siento más alto y más allá en comparación con personas que no pueden presentarse en público, escribir o vender productos y servicios sin mantener la pose de éxito, felicidad y triunfo. Escondiendo, por supuesto, todo lo que les duele o les preocupa realmente, y todas sus cagadas reales (que las de las historias catapulta nos las sabemos ya de memoria, oiga).

¿Quieres hablar con alguien que de verdad se desnude ante ti? Pues sigue leyendo. Sigue leyendo

La fragilidad actual de las relaciones

¿Por qué la sociedad de hoy parece condenada y resignada al fracaso tan frecuente de las relaciones? ¿Qué pasó para que nuestra cultura moderna nos lleve a experimentar fracasos amorosos continuados? ¿Hemos olvidado lo que es en realidad el amor? O, mejor dicho… ¿Hemos llegado a saberlo en algún momento?

Sigue leyendo

Ecología de la Atracción (1): Cambio, Valores y Amor Propio

Algunos dicen que tu viaje se nota en la forma que vives el presente.

Por ello, me gustaría hacer de este texto una historia sobre nosotros.

Específicamente sobre mí, pero especialmente sobre ti. Me gusta dar ejemplo practicando lo que predico, y predicando lo que practico. Vivir para contarlo, como dicen unos genios.

En cualquiera de mis perfiles tengo entre mis contactos a personas que me conocen desde hace tiempo suficiente; desde hace tantos años que pueden recordar (o eso creo, y espero) mi rechazo y descontento con el sistema, mi negativa a tomar alcohol de ninguna forma, y otras historias de vicios y virtudes.

También me vieron proclamar otro de mis pilares fundamentales: que no necesito formar una pareja para tener una vida sexual y sentimental plena… E incluso cumplir mi palabra, siempre sin mentir ni manipular a nadie (aunque algunos me tachasen de cabrón en esos momentos; por motivos tan graciosos como no poder evitar gustarle a una persona que ellos deseaban y tampoco poder evitar las ilusiones y pajas mentales de la otra persona, a pesar de haber dejado todo claro de buen comienzo.).

De hecho, todavía hoy se me ve hacer declaraciones similares, y vivirlas.

¿Es esa la imagen que tienes de mí por lo que lees y ves en mis perfiles? ¿Es la que tienes por haber coincidido conmigo en alguna ocasión? ¿Te suena de alguna conversación entre nosotros?

Esas mismas personas hoy saben que dejé de definirme a través de lo que rechazo… Y empecé a hablar de lo que busco y favorezco. Empecé a responsabilizarme de mí. Sigue leyendo