Training Gratuito | Semana 4

¡Buenos días!

Si todavía no has hecho el resto del training (o te has apuntado tarde), ponte al día visitando las partes anteriores en estos enlaces:

Cuando ya estés al tanto con aquello, puedes venirte a esto.

Si ya estás al día… Continuaremos.

Semana 4 Conexión

Esta semana vamos a condensar un poquito más el trabajo en las tres anteriores, y voy a contarte una historia personal. Tal vez ya estés al tanto, pero he tenido la suerte de compartir años de amistad y espacio con grandes personas. Con todavía mayor suerte, nos hemos aportado reflexiones y crecimiento en ambos sentidos.

Pero sin embargo, nunca he pagado dinero por asuntos de autoayuda.

La amistad que he tenido con estas personas (amén de mi propia forma de ser) me ha granjeado entradas gratuitas, colaboraciones y participaciones como ponente invitado; entre otras ventajas.

Si acaso hay dos extremos en este apasionante pluriputiferio de ideas que es el mundo del Desarrollo Personal, yo los definiría así: los políticamente correctos para todo y los improvisadores cumplidores.

  • El primer caso es obvio: planifica todo, adapta el mensaje a lo que pretende transmitir y se disculpa si procede cuando no cumple lo que promete. Es una relación clientelar, y suele funcionar bastante bien porque se mata por satisfacer al consumidor.
  • El segundo caso es también evidente, pero me gusta más: tiene una idea de lo que quiere hacer y el cómo hacerlo se da durante la experiencia. De hecho, cambia con la interacción. Sorprende porque te da lo que prometía… Amén de varias cosas que ni menciona ni tú pensaste de antemano. Es más cercano a la amistad, y también funciona bien (aunque suele tener un número más reducido de ventas).

Ahora te toca opinar, porque quisiera saber la impresión que estás recibiendo de mi trabajo.

Hasta el momento, ¿te parezco del término medio, o quizás de alguno de los extremos?

E incluso más importante todavía…

¿Qué prefieres que seamos, amigos o negociadores?

Honestamente, los mejores cursos que conozco en este sentido no trataban a sus clientes como si fueran de cristal. Los mejores ponentes con los que he topado nos saludaban cada día con un “wassup, suckas”… Lo que viene a ser como si nosotros vemos a un amigo cercano y le decimos “qué tal, cabronazo”. Se centraban en la cercanía y la familiaridad.

Además, déjame contarte la historia de alguien a quien admiro. Se llama Steve Hardison, y es un fiera. Cobra 150.000 por cabeza, y la gente los paga con gusto. Es más, él ni siquiera se desplaza para ello: son sus clientes los que vienen a él.

¿Por qué sucede esta locura? A mí también me parecía ilógico.

Resulta que es una persona que te ama de verdad, incondicionalmente. Quiere verte bien como sea, y se nota. Se lo curra de verdad. Y merece cada céntimo que pagues.

Para cuando tenga 30 años aspiro a ser como él, aunque no voy a esperar hasta entonces para tratarte con amor incondicional, respeto y cercanía. Ese será el punto común de partida.

Yo apuesto por la familiaridad

Voy a tratarte como si fuéramos amigos cercanos de toda la vida. Por ello, espero de ti que te abras del mismo modo. Por eso, a veces diré cosas duras o chocantes que te disgustarán. Y no espero que lo aceptes tal cual y te calles, sino que procures entenderme y expresarte tú también. Cuéntame todo lo que creas que debo saber, lo que te haga sentir esta experiencia, o lo que desees compartir. Y si no quieres, no me cuentes nada. Ni a mí ni al resto de participantes.

Para conversar, te invito a solicitar acceso a este grupo de Facebook: Alquimia Interna. Aunque originalmente creado para gente que haya comprado los cursos en vivo y los talleres online, también tú puedes participar y consultar cosas o proponer debates. Comparte contenidos que aporten si lo deseas, pero no le hagas publicidad a nadie por sistema.

Y este es uno de mis principios. Sobre los Principios hablaremos en la Semana 5.

~~~~

Ahora, en cuanto a los ejercicios de la Semana 4…

Se añaden dos a los Ejercicios Sociales:

Continúa con el Espejo y con “Hola, ¿qué tal el día?”. Añade a este último los ejercicios de atracción de la semana pasada… Y prueba estos nuevos amigos:

4) Honestidad: una vez al día quiero que seas completamente honesto con alguien. Si quieres hacerlo más desafiante, que ese alguien sea un desconocido. Si te sientes como un peso muerto, o revientas de júbilo… Díselo a alguien más.

La idea es que te acostumbres a hablar de tus sentimientos, y la clave en este ejercicio es que así desarrollas el sentimiento de que no importa cómo te sientas para que puedas conectar con otra persona en cualquier momento… Lo cual es una de las mayores certezas del mundo, y es terriblemente ignorada.

Si aprendes a hacer uso de la honestidad, traerás a tu vida conexión y equilibrio. Algunas cosas que deberíamos evitar:

  • Pensar que esto es un ejercicio para vulnerabilizarse. NO LO ES. Podemos llegar a compartir vulnerabilidades, pero no estamos tratando de usar la simpatía o las emociones para influenciar algo dentro de alguien. Practicamos la honestidad.
  • Forzar altibajos. No deberíamos necesitar nada más que nuestro estado de ánimo actual para conversar con alguien. No hay ni alto ni bajo, sencillamente el sentimiento del momento. Si no es el caso, estaremos fallando en nuestro potencial de conexión.
  • Mantener una imagen.  No hay ningún papel que representar. Basta con ser y expresar quien tú eres y lo que tú sientes.

5) Entrega: en algún momento del día, le vas a dar algo a otra persona. Puede ser tiempo, algo material o incluso un favor. Este concepto está entre los del Mantenimiento Diario (que también exploraremos en la Semana 5), pero no está para que aprendamos a ser caritativos; sino para que seamos conscientes a la hora de iniciar y propiciar el intercambio.

Darle algo a alguien sirve de ejemplo para que la gente se anime a darte algo a ti, y así es como empieza todo. Aunque no es una norma inamovible, por lo general recibes lo que entregas al mundo… ¿Se te ocurre algún proverbio, algún refrán o moraleja en esa onda? Seguro que sí.

Las relaciones son actos de intercambio; y si no son de esta manera, se trata más bien de actos de arrebato, egoístas y violentos. La clave está en que tengas actos de entrega sin esperar algo a cambio, puesto que así son verdaderamente altruistas.

—–

Cuando hayas puesto en práctica los distintos apartados de este correo, mándame tu feedback sobre lo que llevamos de training. Será mejor para ti en las sesiones siguientes, y para todos los que participen después.

Un fuerte abrazo, y hasta la próxima semana.

PD: Si quieres conocer el curso que dio origen a todo esto y ver testimonios de personas que han pasado por esa experiencia conmigo, haz click aquí.

¡Comentar es sexy! No temas compartir tu punto de vista; nos encantará leerte.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s